COMARCAS Vendidos en apenas dos días 11.000 boletos para la macrocesta de Navidad de Calamocha

Vendidos en apenas dos días 11.000 boletos para la macrocesta de Navidad de Calamocha

Cola en el bar restaurante Mariano de Calamocha para comprar boletos para el sorteo de la gran cesta de Navidad. C.J.
Cola en el bar restaurante Mariano de Calamocha para comprar boletos para el sorteo de la gran cesta de Navidad. C.J.

Los boletos para el sorteo de la gran cesta de Navidad del bar restaurante Mariano de Calamocha están a la venta desde el lunes pasado. Este año, el valor del premio ha vuelto a subir y ya alcanza los 500.000 euros. Las papeletas, que cuestan 10 euros, solo se pueden adquirir en el establecimiento. Al final de la tarde del martes, su propietario, Mariano Sanz, calculaba que, en tan solo dos días, ya habían vendido 11.000 boletos, informa Cristina Jiménez.

Desde hace años, el sorteo despierta un gran interés incluso a nivel nacional. 

La cesta contiene en esta ocasión un piso en primera línea de playa en Garrucha (Almería), varios lingotes de oro, un viaje a elegir valorado en 11.000 euros, lo último en tecnología, joyas, juguetes, lotería, alimentos y bebidas o una moto BMV R Nine T Racer.

Además, cuenta con dos coches: un Mini Cooper Cabrio que está en el interior del restaurante y un Tesla X. Este último, que desde el lunes pasado, está instalado en el tejado del establecimiento, es uno de los platos fuertes de la cesta. Se trata de un gran turismo con detalles de todocamino, completamente eléctrico. 

“Manolo dice que es el coche fantástico”, bromeó Mariano Sanz, propietario del restaurante. 

Su compañero, Manolo Hernández, añadió: “Es un coche que se ha visto en muy pocos sitios: las puertas se abren con unos botones, es muy amplio y lleva una pantalla donde ves todo lo que hay en la carretera”. 

A los clientes también les llamó la atención este vehículo y el lunes, antes de que lo colocaran en el tejado, algunos aprovecharon para hacerse fotografías en su interior.

 

De Madrid o Valencia

Mientras tanto, desde las 9:00 horas de ese día, clientes que venían desde Madrid, Zaragoza o la Comunidad Valenciana aprovecharon para hacerse con sus boletos. 

Entre las filas también había algunos de la provincia de Teruel, como un vecino de Torrelacárcel que contaba que llevaba muchos años comprando papeletas. También había algunos calamochinos, como Manolo Alpeñés, que fue trabajador del antiguo matadero de Calamocha y que ha participado desde el primer sorteo, hace unos cuarenta años.

A la afluencia de visitantes -que crecerá con toda seguridad en los próximos días- se suman las constantes llamadas telefónicas y los mensajes que recibe el restaurante a través de la red social Facebook interesándose por la cesta. 

“A mí me gustaría que les tocase a todos”, dijo Mariano Sanz. 

Pero solo habrá un ganador y será la persona que tenga el boleto con los mismos números que el Gordo de la lotería de Navidad, que se conocerá el próximo 22 de diciembre.

Cola en el bar restaurante Mariano de Calamocha para comprar boletos para el sorteo de la gran cesta de Navidad. C.J.
Cola en el bar restaurante Mariano de Calamocha para comprar boletos para el sorteo de la gran cesta de Navidad. C.J.
Cola en el bar restaurante Mariano de Calamocha para comprar boletos para el sorteo de la gran cesta de Navidad. C.J.
Cola en el bar restaurante Mariano de Calamocha para comprar boletos para el sorteo de la gran cesta de Navidad. C.J.
Cola en el bar restaurante Mariano de Calamocha para comprar boletos para el sorteo de la gran cesta de Navidad. C.J.