BOLLIGANDO Mi lista para 2018

Mi lista para 2018

Atardecer en Villel
Atardecer en Villel

Cerramos el año 2017 haciendo el especial de turismo para 2018 y también elaborando informaciones de las visitas recibidas en los principales focos turísticos de la provincia. El balance es bueno, porque el número de turistas sigue aumentando año tras año –al menos en muchos lugares– y eso anima a los empresarios a seguir trabajando más y mejor para mantener y superar esas cifras. 
También nos anima a nosotros a continuar buscando lugares bonitos de la provincia, algunos clásicos y otros nuevos. En una revista de 92 páginas no cabe todo, nos pasa todos los años que nos tenemos que dejar pueblos y rincones fuera. Pero eso es bueno, porque significa que tenemos mucho que ofrecer y muy bueno.
La gente que visita Teruel se va encantada –siempre hay excepciones, por supuesto– porque aquí tenemos lugares mágicos, como el Parque Geológico de Aliaga, los ríos de bloques de Orihuela del Tremedal o el castillo de Peracense, que pasa tan desapercibido entre el rodeno que, cuando se descubre, te da un vuelco el corazón. Nombro estos lugares porque me apetece. Sé que me dejo otros muchos y que no serán los favoritos de mucha gente, tal vez ni siquiera los míos, pero alguno hay que mencionar. 
Una de las cosas que más me gusta de recorrer Teruel es que la mayor parte de las veces disfruto de lugares idílicos sin chocarme con nadie, salvo mi familia o amigos, que luego son los que salen en muchas de las fotos. Los turolenses tenemos que aprovecharnos de eso, porque cada vez tenemos más turistas que quieren recorrer nuestros rincones más sorprendentes. 
Este año vuelvo a añadir en mi lista para 2018 nuevos rincones y coloco también otros que, aunque los conozco de sobra, quiero actualizarlos en mi memoria. Demasiadas rutas me propongo, como siempre, y luego no llego. Pero de eso se trata a final de año, ¿no?, de hacer propósitos. Algunos quieren dejar de fumar, otros hacer deporte o perder peso. Los míos son más sencillos, solo se necesitan unas pocas ganas de andar y curiosidad, y eso nunca falta.

Atardecer en Villel
Atardecer en Villel
Atardecer en Villel
Atardecer en Villel
Atardecer en Villel