ENTREVISTAS Toni Espinar, pintor: “Este mural es una especie de versión underground de los Amantes de Teruel”

Toni Espinar, pintor: “Este mural es una especie de versión underground de los Amantes de Teruel”

Espinar posa junto a su mural, protagonizado por Zappa, SuperSerdo, la mujer iguana y dos cerdos tatuados con Motorhead
Espinar posa junto a su mural, protagonizado por Zappa, SuperSerdo, la mujer iguana y dos cerdos tatuados con Motorhead

Toni Espinar comenzó a pintar en la calle en el año 88 por temas reivindicativos. Se formó en Bellas Artes en Valencia, aunque al mismo tiempo daba clases de dibujo y de pintura. Desde entonces, la pintura es su trabajo y su pasión. Hace retratos, encargos, pintura y restauración de murales. Incluso ha impulsado tres festivales de arte urbano. Recientemente estuvo en Teruel para participar en el Museo a Cielo Abierto del barrio de San Julián, con su obra Los Amantes de Teruel: Dirty Love.

-¿En qué consiste el mural que realizó en Teruel?

-A mi me gusta que mis murales tengan siempre algo de ácido. Y con el tema del jamón, de los Amantes de Teruel, empecé a estirar un poco de ese convertir en una idea romántica, que luego realmente la historia de los Amantes no es romántica, es crudísima. Entonces hice una especie de versión underground de los Amantes de Teruel. Frank Zappa tiene una canción que se llama Dirty Love, que me gusta mucho, y es como amor cerdo de alguna manera. Y fui estirando de una idea que me llevaba a la otra. También sale SuperSerdo, que es un personaje underground de cómic americano de Gilbert Shelton. Entonces Frank Zappa sería el atónito y desgraciado Diego de Marcilla, la mujer iguana, recostada sobre una pareja de cerdos copulando como Isabel de Segura y SuperSerdo como Azagra. Es una representación totalmente atípica de algo muy cuadriculado como la leyenda de los Amantes, desde un punto de vista con ironía, con un poco de sátira e intentando hacer un juego. También los cerdos que están copulando llevan un tatuaje de los Motorhead, que también tienen una canción que se llama Dirty Love

-¿Cómo realizó este trabajo?

-Realmente siempre utilizo rodillos, pinceles y espray. Aunque en los trabajos me gusta que se mezclen varias técnicas, que no sea todo siempre lo mismo. Por ejemplo la manera suave de pintar con el espray, esa especie de degradado no va conmigo. Me gusta algo más punzante. Pintar con pinceles como con espadas, porque cuando estoy pintando me estoy moviendo todo el rato. Eso le da movimiento a la escena, unas pinceladas que le dan movimiento a todo el conjunto. Realmente los espráis los utilizo para efectos, para dar puntos de color fuertes y efectos de luz, de fundido, de profundidad, pero poco más. Pero me gusta experimentar con las técnicas.

-Utiliza también papel de plata.

-El papel de plata lo meto para darle vida al muro. Con este tipo de registro lo que hago es crear unos reflejos, que dependen de la luz del momento. Por la noche no es lo mismo que por el día. Por la noche puede haber un reflejo naranja de las farolas, o por el día te puede reflejar un gris, depende. Son todo como juegos que hago en el muro para que llamen la atención.

-¿Cuál diría que es su estilo artístico?

-Ácido, underground. Me gusta mucho el cómic, la influencia del cómic. Pero no le veo barreras. El fondo común que ve la gente al mirar mis murales es que es muy ácido. Ácido en cuanto a ideas. Muy sarcásticas, que no dejan indiferente. También me gusta que llame la atención, pero no por cantoso, sino que llame a la curiosidad. Por ejemplo en el mural de Teruel, la imagen de Frank Zappa es como perpleja, como un tío preguntándose qué ha pasado. También tiene psicodelia, como los bigotes son la cabeza del Frank Zappa pequeño que hay abajo. 

-También se dedica a la restauración de pintura mural.

-Sí, combino el tema mural con el tema festivales y la restauración. En la restauración conoces el tema a fondo, cuando ves un muro ya sabes que problemática puedes tener. Porque el tema del arte urbano que tiene ese royo efímero no me gusta, porque las cosas se hacen para que perduren. 

-¿Cuándo comenzó a pintar?

Llevo pintando toda la vida, además de ser profesional del muralismo, empecé a pintar en la calle en el 88 por temas reivindicativos. Pero no vengo del mundo del grafiti, no he hecho nunca letras.

-¿Hasta dónde le ha llevado su pintura?

-He estado pintando por toda España y por toda Europa. Además monto tres festivales de arte urbano. Por ejemplo con Ele Man y con Mr. Trazo, que también han pintado en el Museo a Cielo Abierto, coincidimos en Los Alcázares, en Murcia, en el Museo de Arte Urbano. Coincidimos un montón de artistas allí. También estuvimos en Logroño, en Budapest, o en la Biennale MArteLive de Roma. A muchos sitios, es parte de la diversión. Aparte de que tengo mucho trabajo, en estas historias conoces a gente y te lo pasas bien, al final somos todos amigos. Igual que en Teruel, yo no conocía a Hugo Casanova pero a Ele Man sí, entonces nos invitaron a ir y fuimos a pasar el fin de semana. Pintar nos gusta y si nos juntamos con amigos, gusta el doble.

Espinar posa junto a su mural, protagonizado por Zappa, SuperSerdo, la mujer iguana y dos cerdos tatuados con Motorhead
Espinar posa junto a su mural, protagonizado por Zappa, SuperSerdo, la mujer iguana y dos cerdos tatuados con Motorhead
Espinar posa junto a su mural, protagonizado por Zappa, SuperSerdo, la mujer iguana y dos cerdos tatuados con Motorhead
Espinar posa junto a su mural, protagonizado por Zappa, SuperSerdo, la mujer iguana y dos cerdos tatuados con Motorhead
Espinar posa junto a su mural, protagonizado por Zappa, SuperSerdo, la mujer iguana y dos cerdos tatuados con Motorhead