CULTURA El MIL Festival se cierra con éxito y prepara su regreso para el próximo año

El MIL Festival se cierra con éxito y prepara su regreso para el próximo año

Drunken Cowboys pusieron la banda sonora a la interpretación de Teatro Imaginario durante la tarde de ayer en el Torico. Bykofoto /?A. García
Drunken Cowboys pusieron la banda sonora a la interpretación de Teatro Imaginario durante la tarde de ayer en el Torico. Bykofoto /?A. García

La primera edición del MIL Festival echó este domingo el telón tras un fin de semana en el que, a pesar de la climatología adversa, Teruel capital, Cedrillas y Cella han acogido más de una treintena de actuaciones musicales de muy diversa índole, recitales poéticos e intervenciones artísticas en forma de pintura mural, performance o escultura.

Una actuación en la plaza del Torico a caballo entre la música y la interpretación, y un concierto en Cedrillas cerraron el domingo la programación de una cita que regresará el próximo año, según confirmaron desde el Gobierno de Aragón, probablemente en tres localidades distintas de la provincia. 

Igual que había ocurrido en la previa en Cella, la inestabilidad meteorológica obligó a trasladar la actividad programada en la mañana del domingo al frontón cubierto desde el Castillo de Cedrillas, donde además el artista turolense Gene Martín había realizado una intervención artística con unas vistosas bandas con versos inscritos en ellas. 

Aunque con peor sonido y menor solemnidad, el frontón acogió un animado concierto a cargo de uno de los decanos de la poesía y la canción de autor de Aragón, Ángel Petisme; la fusión de músicas de raíz de Sweet Home Trio, con el violín de Alberto Navas, el contrabajo de Coco Balasch y el piano de Frankcho Gallego, recién recuperado de un fuerte resfriado que le impidió tocar el sábado en Cella junto a AnExtraordinaryQuintet; y Los 3 Norteamericanos, con el excepcional sentido del humor y el estilo personalísimo de Joaquín Carbonell, Roberto Artigas y David Giménez, que cerraron el concierto en la localidad.

Final en el Torico

Ya por la tarde el escenario del Torico volvió a registrar una enorme afluencia de público para acoger la última de las actuaciones previstas. Por un lado Teatro Imaginario  y la banda de bluegrass Drunken Cowboys realizaron una imaginativa y sugerente performance inspirada en Paris-Texas de Wim Wenders, en la que la banda aragonesa ponía la música de corte country y la compañía de Alfonso Desentre la interpretación simultanea, para contar una historia sobre el desierto con elementos metafóricos que remitían a Teruel, de forma muy visual. 

Después tomaron el escenario el proyecto turolense de rap y hip-hop Chocabeat, que se fundió con la improvisación de danza sobre el escenario. 

Balance positivo

La organización hizo un balance positivo de lo que ha dado de sí el MIL Festival, con “una primera edición más intensa en cuanto a la participación de la gente de lo que esperábamos, por aquello de ser la primera”, según el director del MIL Leo Tena, y “en el que la gente ha respondido bien a pesar de la climatología adversa”, según Nacho Escuín, director general de Cultura del Gobierno de Aragón. Y es que, aunque no llegó a llover con demasiada fuerza ningún día, los cielos encapotados y el riesgo de chubascos obligó a reemplazar a última hora las actividades previstas en Cella y Cedrillas, a reducir la duración de la gala de inauguración y restó mucha afluencia de público durante el recital de poesía de Kirmen Uribe y el concierto de Óscar Delafé y León Benavente.  “Contra eso no podemos luchar”, afirmó Leo Tena. 

Nacho Escuín aseguró  en Cedrillas, localidad que visitó  por la mañana, que el MIL Festival, que este año ha contado con 70.000 euros aportados por el Gobierno de Aragón, se reeditará el próximo año, “porque la idea de Leo Tena es fantástica y creo que ha acertado de pleno con la elección de los grupos, los artistas y los poetas”. 

Escuín además adelantó que las dos subsedes del Festival se cambiarán, e incluso –aunque aún estaría por confirmarse– es posible que la sede central se sacara fuera de Teruel. “Es necesario una cabecera para el Festival, porque los grandes conciertos necesitan un escenario con una serie de infraestructuras, pero no necesariamente tiene por qué volver a ser Teruel”.

Como autocrítica, Escuín admitió que “hay que afinar el periodo de venta de las entradas” y ser capaces de llegar más a la población. “Tenemos una provincia muy amplia y no siempre es fácil hacer llegar la información a todo el mundo”.

En cualquier caso, Escuín se mostró satisfecho por los objetivos que ha perseguido el MIL Festival y que justifican una nueva edición para el próximo año: “En un festival de este tipo la cultura se convierte en un elemento vertebrador del territorio y se reivindica como derecho para todos los ciudadanos, vivan donde vivan. Eso es importantísimo en nuestra forma de entender Aragón”, aseguró.

Drunken Cowboys pusieron la banda sonora a la interpretación de Teatro Imaginario durante la tarde de ayer en el Torico. Bykofoto /?A. García
Drunken Cowboys pusieron la banda sonora a la interpretación de Teatro Imaginario durante la tarde de ayer en el Torico. Bykofoto /?A. García
Drunken Cowboys pusieron la banda sonora a la interpretación de Teatro Imaginario durante la tarde de ayer en el Torico. Bykofoto /?A. García
Drunken Cowboys pusieron la banda sonora a la interpretación de Teatro Imaginario durante la tarde de ayer en el Torico. Bykofoto /?A. García
Drunken Cowboys pusieron la banda sonora a la interpretación de Teatro Imaginario durante la tarde de ayer en el Torico. Bykofoto /?A. García