TERUEL Alcohólicos Anónimos recuerda que se puede salir de la bebida

Alcohólicos Anónimos recuerda que se puede salir de la bebida

Los participantes en la charla de Alcohólicos Anónimos en Teruel
Los participantes en la charla de Alcohólicos Anónimos en Teruel

Cuando se cumplen 83 años de la fundación de la asociación Alcohólicos Anónimos, su grupo de Teruel organizó una charla informativa para conmemorar este aniversario y sobre todo para dar a conocer a aquellos turolenses que tienen problemas con la bebida que esta organización está implantada en Teruel y les puede ayudar.

“El mensaje principal que queremos transmitir es que hay una salida”, destacó uno de los miembros de Alcohólicos Anónimos que participó en la charla y que insistió en que desde esta asociación se presta apoyo.

“Se puede salir y no solo se puede vivir sin alcohol sino que se puede vivir bien, se puede vivir feliz, como todo el mundo y no hay que estar con la cabeza gacha y pensando: Soy alcohólico que nadie me mire. Cuando estábamos con un alcoholismo activo sí que hacíamos cosas por  las que teníamos que agachar la cabeza. Ahora es todo lo contrario, tenemos que ir con la cabeza bien alta, somos alcohólicos en recuperación”, añadió.

La idea de organizar esta charla, que se celebró el domingo por la mañana en el salón de actos de Cáritas, es que la gente conozca lo que hace la asociación que busca ayudar al alcohólico que está sufriendo y también que se pierda el miedo a acercarse a ella. 

“Somos una asociación de hombres y mujeres que lo que hacemos es comentar entre nosotros nuestra experiencia, nuestras ilusiones, cómo salimos del alcoholismo y cómo nos recuperamos. Solo un alcohólico entiende a otro alcohólico”, recordaron. 

En la charla también se explicó el porqué del anonimato, que no se trata de tener miedo de que la gente sepa que uno es alcohólico sino que lo que busca es recordar que todos en la asociación  son iguales y no se busca la popularidad o el reconocimiento sino únicamente ayudarse unos a otros.

En Teruel hay 60 miembros en esta asociación y hay cinco grupos que se reúnen tanto en Teruel como en Monreal y Sarrión.

La charla contó también con la participación de los miembros turolenses de la asociación Al-Anon, de ayuda a los familiares  y amigos de alcohólicos, que también tienen presencia en Teruel desde hace 12 años y sus miembros se reúnen cada domingo. Y es que esta adicción también tiene sus repercusiones entre las personas del entorno del bebedor. Se calcula que por cada alcohólico hay afectadas cuatro personas, familiares o amigos muy cercanos que se implican en su recuperación y que muchas veces fracasan.

“Somos la otra parte, la parte más invisible del problema. Si el alcoholismo es considerado como la enfermedad de la negación, nosotros también tendemos a negarlo, a negar que sea una enfermedad y estamos esperando que pase. Al fin un día, si ellos piden ayuda, nosotros también solemos pedir ayuda porque necesitamos nuestra propia recuperación”, explicó el representante de Al-Anon.

La metodología es similar a Alcohólicos Anónimos, no hay profesionales dirigiendo los grupos sino que se basa en el apoyo y la ayuda mutua entre familiares y amigos de personas que tienen problemas con la bebida.

“El alcoholismo deja heridas. Aquí hay una cicatrización, hay un reconciliación con la vida. Solemos enfadarnos con el mundo en general, no solo con quien fabrica vino. Al final te reconcilias hasta con el que fabrica vino. Solemos recuperarnos bastante aceptablemente, no necesaria y exclusivamente porque nuestro familiar deje de beber. A veces ellos no lo dejan pero nosotros seguimos nuestra propia recuperación”, añadió.

Los participantes en la charla de Alcohólicos Anónimos en Teruel
Los participantes en la charla de Alcohólicos Anónimos en Teruel
Los participantes en la charla de Alcohólicos Anónimos en Teruel
Los participantes en la charla de Alcohólicos Anónimos en Teruel
Los participantes en la charla de Alcohólicos Anónimos en Teruel