COMARCAS El Ayuntamiento de Orihuela del Tremedal afronta en solitario la limpieza de los pinos caídos por la nevada

El Ayuntamiento de Orihuela del Tremedal afronta en solitario la limpieza de los pinos caídos por la nevada

Pinos caídos por la nevada del pasado mes de abril en Orihuela del Tremedal
Pinos caídos por la nevada del pasado mes de abril en Orihuela del Tremedal

La localidad turolense de Orihuela del Tremedal sigue afrontando las consecuencias de la gran nevada sucedida el pasado 11 de abril y que ha provocado, según las estimaciones avaladas por los técnicos, la caída de más de 20.000 pinos en el extenso término municipal con el que cuenta, principalmente de monte y de parajes de un alto valor natural.

Desde ese momento, y tras el trabajo en días concretos de la cuadrilla número cuatro del Área 15, dedicados específicamente a la limpieza del margen de la carretera autonómica a instancias del Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, el hecho cierto es que el Ayuntamiento de Orihuela del Tremedal está afrontando en solitario la limpieza de los pinos caídos como consecuencia de la nevada. Una decisión adoptada tras la indicación del director general de Gestión Forestal, Caza y Pesca, Ángel Berzosa, de que no se contaba con ninguna partida económica específica para este suceso. Palabras que fueron manifestadas en una reunión con alcaldes celebrada en Guadalaviar.

Este hecho provocó que el Consistorio de la localidad de la Sierra de Albarracín, tras el pertinente permiso del Gobierno de Aragón, contratara a cuatro operarios hasta el 30 de junio, lo que va a suponer un desembolso para las arcas municipales de 20.000 euros. Gracias a ello, ha explicado la alcaldesa de Orihuela del Tremedal, Rosa María Sánchez, “acometemos trabajos de limpieza hasta donde nuestras posibilidades económicas llegan y sabiendo que son insuficientes”, centrando los esfuerzos en las zonas más cercanas al núcleo urbano, áreas recreativas y caminos “para poder tener lo máximo preparado para la época estival en la que tantas visitas recibimos”. 

Todas estas actuaciones no han sido las únicas puestas en marcha por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento, sino que también hay que incluir la solicitud de la catalogación de zona catastrófica, dada la situación en la que quedó el monte y debido también a que se trata de la principal zona productora de madera en Aragón y a la importancia del monte para Orihuela del Tremedal. Paralelamente a ello, la alcaldesa también ha mantenido varias reuniones con los maderistas de la zona bajo la autorización del propio servicio provincial de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Teruel, con vistas a sacar el máximo de madera posible mediante la ejecución de aprovechamientos forestales.

Para Rosa María Sánchez se trata de decisiones “fundamentales” y la celeridad de las actuaciones “es imprescindible” porque “la presencia de tal cantidad de pinos caídos puede ocasionar problemas muy serios como incendios, plagas y también el efecto paisajístico negativo para una zona que, no hay que olvidarlo, hace de su riqueza natural y patrimonial una de sus principales señas de identidad”.

Defensa de los intereses del pueblo

En todo el proceso de petición de ayuda a la Administración autonómica y también en las decisiones que ha adoptado desde que este suceso extraordinario se produjo el pasado mes de abril, la alcaldesa ha recalcado que únicamente ha pretendido “defender los intereses de Orihuela del Tremedal”. De esta manera sale al paso de las críticas vertidas por los representantes del Partido Socialista (PSOE) que hablaban de “demagogia” en las manifestaciones públicas de la máxima responsable municipal.

Rosa María Sánchez ha reclamado a ambos representantes socialistas que “defiendan antes los intereses del municipio que los de su partido político”, principio que ha asegurado que “yo promulgo diariamente en cada una de las actuaciones que acometo como alcaldesa”. “Los representantes del Consistorio tenemos una obligación con nuestros vecinos y ésta no es otra que resolver sus problemas y mejorar la calidad de vida de todos ellos -ha añadido- por lo que no es comprensible ni tolerable supeditar los intereses de nuestra formación al de los habitantes de Orihuela del Tremedal”.

Asimismo, también ha querido resaltar que durante los más de dos meses en los que se han desarrollado todas las actuaciones citadas por parte del Ayuntamiento “nunca se han preocupado por venir a preguntar qué medidas se han adoptado o qué se pensaba realizar para revertir esta situación, o tampoco han ofrecido su ayuda para colaborar en beneficio del pueblo ante este lamentable suceso”. “En vez de apoyar la iniciativa del equipo de Gobierno y ayudar a resolver un problema que el Ayuntamiento no puede por sí solo, han decidido defender antes las siglas de su partido”, ha lamentado.

Ante el desconocimiento mostrado por los concejales socialistas, la alcaldesa se ha ofrecido a “acompañarles personalmente y mostrarles los daños que la nevada ha ocasionado en el monte”. “Así podrán comprobar lo injusto de sus palabras, la magnitud de los daños que produjo la nevada y ver que la desolación que gran parte de los vecinos tienen es un hecho más que justificado”, ha agregado.

Trato distinto

La situación que está viviendo Orihuela del Tremedal pone en evidencia, tal y como ha lamentado la alcaldesa de la localidad un “trato distinto” con localidades como Rubielos de Mora y Olba, que recientemente han recibido una cuantía total de 300.000 euros por las nevadas sufridas hace ahora más de un año.

En el invierno de 2017, desde mediados de enero a mediados de febrero, se sucedieron varios episodios de fuertes nevadas, que además de afectar a infraestructuras y vías de comunicación, produjeron importantes daños en el arbolado de los montes, en forma de roturas y derribos.

Los daños fueron especialmente intensos en el término municipal de Olba, lo que motivó una petición de actuaciones por parte de su Ayuntamiento al Ejecutivo autonómico. Esta solicitud fue atendida por acuerdo de Consejo de Gobierno de 18 de julio de 2017, en el que se aprobó una inversión de 300.000 euros para intervenir en varios montes de utilidad pública mediante encargo a la empresa pública TRAGSA.

Esta rápida respuesta contrasta con la negativa que ha recibido el Ayuntamiento de Orihuela del Tremedal por parte del director general de Gestión Forestal, Caza y Pesca, ante una petición similar, con el agravante de que los montes afectados se localizan en la zona de mayor producción maderera de todo Aragón y con un atractivo turístico de sobras conocido.

“Es muy urgente realizar los trabajos de corte y extracción del arbolado dañado por la nieve para evitar la proliferación de plagas y la acumulación de combustible de cara al período estival y debido al peligro de incendios forestales”, ha especificado Rosa María Sánchez, al tiempo que ha añadido que “los trabajos deben abordarse mediante la realización de aprovechamientos forestales y a través de propuestas de inversión en aquellas zonas en donde dichos aprovechamientos no sean económicamente viables”.

Pinos caídos por la nevada del pasado mes de abril en Orihuela del Tremedal
Pinos caídos por la nevada del pasado mes de abril en Orihuela del Tremedal
Pinos caídos por la nevada del pasado mes de abril en Orihuela del Tremedal
Pinos caídos por la nevada del pasado mes de abril en Orihuela del Tremedal
Pinos caídos por la nevada del pasado mes de abril en Orihuela del Tremedal