BAJO ARAGÓN El PP exige al Gobierno de Aragón más beligerancia ante Madrid en defensa del carbón

El PP exige al Gobierno de Aragón más beligerancia ante Madrid en defensa del carbón

Dolores Serrat, en una foto de archivo. Europa Press
Dolores Serrat, en una foto de archivo. Europa Press

El PP ha exigido más beligerancia al Gobierno de Javier Lambán en defensa del carbón y la central térmica de Andorra ante el nuevo Ejecutivo central, porque el cambio en Madrid no puede alterar las prioridades de Aragón respecto a este sector.

El PP, ha explicado la diputada en las Cortes de Aragón Dolores Serrat, ve al Gobierno de Lambán menos exigente en las palabras con el nuevo ejecutivo de Pedro Sánchez cuando es un asunto realmente importante para Aragón y para las Cuenca Mineras.

Del carbón y la central de Andorra, ha recalcado Serrat, dependen directa o indirectamente más de 4.000 empleos, que representan el 40 por cien del Producto Interior Bruto de Teruel, y cerca del 100 por cien del de las Cuencas Mineras.

Se trata de un sector muy importante social, económica y territorialmente, pero el cambio del Gobierno en España, con Teresa Ribera al frente del Ministerio de Transición Ecológica, ha conllevado una serie de anuncios que han puesto en "alerta" al sector, a los afectados directamente y al PP, y el Gobierno de Lambán, aunque no en el fondo, sí se muestra más moderado en sus palabras, en su opinión.

Para Serrat, el Gobierno de Lambán lo que quiere, a la espera de ver qué pasa, es "ganar tiempo", que es precisamente lo que no tiene el sector, dado que la central de Andorra cerrará en 2020 si Enel no presenta en el primer trimestre de 2019 los proyectos que permitan su viabilidad ambiental, y que requeriría inversiones de unos 190 millones. A su entender, es "lógico" que la empresa diga que no va a hacer esa inversión si no hay una garantía de viabilidad a medio plazo para la central, informa Efe.

Serrat ha insistido en que el Gobierno de Aragón quiere ganar tiempo para "construir un nuevo mensaje" o quizá para "ganar votos", mirando "al retrovisor" y buscando como culpable de la situación al PP cuando los problemas de la política energética vienen de muchos años atrás.

Además, en su opinión, la ministra ha tenido solo "buenas palabras" hacia las cuencas mineras respecto a la creación de nuevos empleos, porque la reindustrialización no se consigue llevando alguna empresa que cree ocho o nueve puestos de trabajo, es "cambiar los modos de vida, la cultura y las costumbres de todo un territorio, y eso requiere tiempo".

Y aunque ha admitido que posiblemente el carbón tenga los días contados, no es lo mismo plantear de la descarbonización como hace Europa para 2050 que adelantarlo a 2025, como ha hecho la ministra.

Ante esta situación, el PP ha presentado para su debate el pleno del próximo jueves una proposición no de ley por el mantenimiento de la central en la que insta al Gobierno de Aragón a mostrar su apoyo "sin fisuras" a la modificación de la ley del sector eléctrico.

Esa ley incorpora medidas que permiten vetar el cierre de centrales eléctricas, no sólo por motivos de seguridad del suministro, sino también por el impacto en precios o competencias del mercado y el cumplimiento de los objetivos de reducción de gases con efecto invernadero.

Además, el PP interpelará a la consejera de Economía, Marta Gastón, para que adelante cuáles son las líneas que va a seguir el Gobierno de Aragón, teniendo en cuenta que la Comunidad siempre ha tenido como fortaleza la unidad de los grupos en defensa del sector, al menos de los mayoritarios, y la "lealtad" del PP con el Gobierno de Lambán para que el Ejecutivo de Mariano Rajoy entendiera lo que representa para el territorio. 

Dolores Serrat, en una foto de archivo. Europa Press
Dolores Serrat, en una foto de archivo. Europa Press
Dolores Serrat, en una foto de archivo. Europa Press
Dolores Serrat, en una foto de archivo. Europa Press
Dolores Serrat, en una foto de archivo. Europa Press