TERUEL Condenado a cuatro meses de prisión y dos años y ocho meses sin carné por conducir triplicando la tasa de alcoholemia

Condenado a cuatro meses de prisión y dos años y ocho meses sin carné por conducir triplicando la tasa de alcoholemia

Imagen de un control de la Guardia Civil el pasado domingo. Bykofoto/Antonio García
Imagen de un control de la Guardia Civil el pasado domingo. Bykofoto/Antonio García

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Teruel a condenado a cuatro meses de prisión y dos años y ocho meses sin carné, lo que supondrá su pérdida definitiva, a un hombre por conducir bajo los efectos del alcohol. Se trata de la tercera condena que el autor de los hechos afronta por delitos contra la seguridad vial.

El ingreso en prisión ha quedado suspendido a condición de que no delinca en tres años y que en 15 días acredite su ingreso en un centro cerrado para someterse a tratamiento de deshabituación del alcohol.

La sentencia, dictada con la conformidad del condenado, señala que el pasado domingo, 8 de julio, el acusado conducía el vehículo propiedad de D. , que ocupaba la posición de copiloto, por la Nacional 234, bajo la influencia de una intoxicación etílica contraída con anterioridad que le impedía la conducción en las debidas condiciones de seguridad, debido a la merma de reflejos que le producía.

Sobre las 11.00 horas, a la altura del punto kilométrico 110, fue sometido por agentes de la Guardia Civil a un control de alcoholemia, toda vez que observaron que conductor y copiloto cambiaron de posición al observar el control de la Benemérita. 

Al serle realizada al acusado la prueba de determinación del grado de impregnación alcohólica con etilómetro, dio en la primera comprobación 0’70 miligramos por litro de aire espirado (a las 11.07 horas) y en la segunda comprobación 0’71 (a las 11.19 horas), casi el triple del límite legal de 0,25. 

Asimismo el acusado presentaba los siguientes síntomas de intoxicación etílica: aspecto general desafiante y adormilado, así como poco colaborador con la Fuerza Instructora y Actuante; aspecto exterior de cansancio, apatía y agotamiento; vestidos desarreglados, sucios y con olor a alcohol; rostro pálido; habla pastosa; expresión verbal con repetición de frases y/ o ideas; halitosis alcohólica fuerte de cerca y notoria a distancia; oscilaciones de la verticalidad del cuerpo; mirada con ojos apagados con poco brillo. 

El acusado ya había sido condenado por sentencia firme dictada por el Juzgado de lo Penal  número 14 de Valencia en fecha de 15 de marzo de 2014 como autor de un delito contra la seguridad vial a las penas de 32 días de Trabajos en Beneficio de la Comunidad y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo de 10 meses (la cual extinguió el 8 de enero de 2016). También fue condenado ejecutoriamente por sentencia firme dictada por el Juzgado de lo Penal número 17 de Valencia con sede en Paterna en fecha de 28 de julio de 2015 como autor de un delito contra la seguridad vial a las penas de 42 días de trabajos en beneficio de la comunidad y 20 meses de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores.

Por estos hechos y teniendo en cuenta sus antecedentes, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Teruel le ha condenado a cuatro meses de prisión y dos años y ocho meses de carné, que supone su pérdida definitiva.

Imagen de un control de la Guardia Civil el pasado domingo. Bykofoto/Antonio García
Imagen de un control de la Guardia Civil el pasado domingo. Bykofoto/Antonio García
Imagen de un control de la Guardia Civil el pasado domingo. Bykofoto/Antonio García
Imagen de un control de la Guardia Civil el pasado domingo. Bykofoto/Antonio García
Imagen de un control de la Guardia Civil el pasado domingo. Bykofoto/Antonio García