BOLLIGANDO Networking Teruel

Networking Teruel

La semana pasada hablaba aquí mismo de la importancia del factor humano, que me pareció una de las ideas más relevantes de todas las que salieron a relucir en el I Congreso Mundial de Turismo Rural que se desarrolló en Mora de Rubielos. Hoy voy a seguir con el tema porque estuve hace unos días en una reunión de Networking Teruel y me dio que pensar. Se trata de un encuentro colaborativo en el que participan empresarios de los sectores más variopintos y también algún –pero pocos– trabajador por cuenta ajena. 
Su filosofía de pensamiento es qué pueden aportar ellos al grupo –y no que me puede aportar el grupo a mí- . Y en base a eso ponen en contacto a personas que conocen y necesitan determinados servicios con los profesionales que los prestan y que además son de plena confianza porque, más que socios del Networking son casi amigos después de tanto tiempo compartiendo almuerzos los últimos martes de cada mes. En estos tiempos en los que hay tanta competencia para todo y cuando la mayor parte de los productos y servicios se compran por internet es clave contar con una red de profesionales que sabes que dominan su sector y que van a cumplir con tus espectativas. 
Otra de las ideas de las que también se habló en el Congreso de Turismo de Mora es que la opinión que de un servicio tienen otros usuarios se tiene más en cuenta que las clasificaciones oficiales de estrellas o tenedores que hasta hace unos años guiaban a la mayoría. Si tenemos en cuenta las valoraciones de gente que no conocemos de nada, imagínate el peso que puede tener en nuestra decisión lo que opine un amigo. 
En esa red de Networking Teruel hay de todo, desde una trabajadora de banca a un herrero pasando por una agente de viajes o un empresario dedicado a las pompas fúnebres –que dice con mucho humor que, menos mal, todavía no ha tenido que prestar servicios directos a los que integran el grupo–. Una agenda de servicios compuesta por gente de tu confianza que puedes recomendar, sin compromiso pero con garantías de que serán bien tratados, a amigos y clientes. 

Proyectos inacabados