TERUEL IU pretende que el Tribunal de Cuentas investigue las “irregularidades” del Fite

IU pretende que el Tribunal de Cuentas investigue las “irregularidades” del Fite

Daniel Palomo, Álvaro Sanz y Anabel Gimeno, en la rueda de prensa para valorar el Informe de Fiscalización del Fite
Daniel Palomo, Álvaro Sanz y Anabel Gimeno, en la rueda de prensa para valorar el Informe de Fiscalización del Fite

Izquierda Unida (IU) solicitará al Tribunal de Cuentas del Estado que analice las “irregularidades, deficiencias o delitos” que se hayan podido cometer en la adjudicación y ejecución de los proyectos del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) desde su puesta en marcha hace 25 años. Esta es una de las propuestas realizadas ayer por el partido para mejorar su eficacia tras conocer el Informe de Fiscalización realizado por la Cámara de Cuentas de Aragón, que desvela que entre 1993 y 2016 se han dejado de invertir 85,7 millones de euros de los 934 asignados, cofinanciados al 50% por el Gobierno central y autonómico.

El coordinador general de IU Aragón, Álvaro Sanz, acompañado del coordinador provincial, Daniel Palomo, y de la responsable de Extensión Territorial y diputada provincial, Anabel Gimeno, valoraron en una rueda de prensa el informe y coincidieron en señalar que el Fite “no ha servido a su objetivo de vertebrar el territorio y fijar población”, es decir, a mejorar las diferencias existentes en el Índice de Desarrollo Territorial respecto al resto de provincias aragonesas.

Asimismo, señaló que “ha faltado transparencia y rigor en el reparto de los fondos”. Sobre este asunto recordó que hasta la interventora general de la Cámara de Cuentas sostiene que el convenio es “arbitrario y que no cuenta con una normativa clara para su gestión” y afea que el 60% de los proyectos se hayan llevado a cabo por concesiones directas. “Debemos superar la falta de transparencia y de marco regulatorio, así como la absoluta discreccionalidad en el reparto del dinero público”, afirmó.

El coordinador provincial de IU Teruel, Daniel Palomo, coincidió en que además de denunciar las posibles irregularidades es necesario proponer iniciativas que resuelvan la desaceleración del impacto en la generación de empleo sufrida por el Fite y su ineficacia para frenar la despoblación.

Sanz precisó que se dirigirán al Gobierno central y autonómico para solicitarles que realicen una corrección del convenio regulatorio del Fite y al Ministerio de Política Territorial para pedirle que el Tribunal de Cuentas del Estado analice las “posibles irregularidades, negligencias o incluso delitos” que haya habido desde la puesta en marcha del fondo en 1993. Puntualizó que este organismo puede llegar más lejos que la Cámara de Cuentas de Aragón, cuya labor es únicamente fiscalizadora. 

El coordinador general de IU Aragón enumeró el resto de propuestas para disponer de una comisión de seguimiento “reglamentada y abierta a la participación de los agentes sociales” y de una mayor transparencia en la gestión de las partidas.

En concreto, subrayó la necesidad de contar con una definición exacta de lo que es un “proyecto inversor”. En este sentido, consideró “vergonzoso” que se esté financiando a través del Fite la deuda de la Ciudad del Motor y del Parque Tecnológico de Aragón. “Como intuíamos y el informe ha confirmado, Motorland es un saco sin fondo”, apostilló Gimeno.

Del mismo modo, Álvaro Sanz consideró necesario fijar indicadores que permitan valorar el cumplimiento de los objetivos del fondo, y que haya transparencia en las adjudicaciones de forma que no se hagan de forma directa ni haya “discreccionalidad” en el reparto. 

Sanz pidió también un sistema contable que permita hacer un seguimiento de los fondos y garantizar que los plazos para la presentación y ejecución de los proyectos son los adecuados.

Desde IU reiteraron que el Fite no puede servir para “tapar” las obligaciones de inversión en el territorio de las diferentes Administraciones Públicas. “Es un fondo adicional para la vertebración socioeconómica del territorio, que debe establecer medidas que sirvan para generar empleo que permita vivir en los pueblos y reducir la desigualdad respecto al resto de Aragón”, argumentó Sanz.

Finalmente, indicaron que debe haber una “estrecha coordinación” en la comisión  mixta de seguimiento. En este ámbito, Sanz dijo que solicitarán la corrección del convenio que regula el fondo y la armonización del mismo con el resto de políticas que atañen a la vertebración del territorio y a la lucha contra la despoblación para evitar la duplicación de recursos económicos e institucionales.

El Informe de Fiscalización del Fite realizado por la Cámara de Cuentas de Aragón también alerta de la alta morosidad de los préstamos abiertos a través de SUMA Teruel, que alcanza el 40%. IU sostuvo ayer que hay muchas “anomalías” en esta sociedad, así como “una elevada falta de rigor en la gestión”. Por ello, pedirán explicaciones en las Cortes de Aragón.

La responsable de Extensión Territorial de IU Aragón y diputada provincial, Anabel Gimeno, recordó que el Fite es “una necesidad” para que la provincia de Teruel supere las “desigualdades” respecto al resto de Aragón y de España y recordó que de los 934 millones aportados al 50% por el Gobierno central y autonómico se han quedado sin ejecutar 85,7, “que habrá que devolver al Estado o descontar en los próximos ejercicios”. 

En su opinión, el fondo ha sido “deficitario” a la hora de abordar cuestiones básicas para el mantenimiento de la población en el medio rural y denunció las “redes clientelares” creadas en torno a los partidos que han gobernado y, por tanto, distribuido los fondos. 

Daniel Palomo, Álvaro Sanz y Anabel Gimeno, en la rueda de prensa para valorar el Informe de Fiscalización del Fite
Daniel Palomo, Álvaro Sanz y Anabel Gimeno, en la rueda de prensa para valorar el Informe de Fiscalización del Fite
Daniel Palomo, Álvaro Sanz y Anabel Gimeno, en la rueda de prensa para valorar el Informe de Fiscalización del Fite
Daniel Palomo, Álvaro Sanz y Anabel Gimeno, en la rueda de prensa para valorar el Informe de Fiscalización del Fite