CULTURA ‘Alta Tensión’, la nueva exposición del MWINAS de Andorra sobre electricidad

‘Alta Tensión’, la nueva exposición del MWINAS de Andorra sobre electricidad

El antiguo almacén de Endesa en el Pozo de San Juan acoge la exposición, a cuya inauguración acudieron el domingo decenas de personas
El antiguo almacén de Endesa en el Pozo de San Juan acoge la exposición, a cuya inauguración acudieron el domingo decenas de personas

Una nueva exposición, esta vez sobre el transporte y la distribución de la energía eléctrica, se suma al patrimonio industrial recuperado por el Parque Tecnológico Minero MWINAS de Andorra y la Asociación Cultural Pozo San Juan.

Bajo el sugerente título de Alta Tensión, el edificio que en tiempos sirvió de almacén de Endesa alberga desde el domingo una muestra de elementos transformadores, seccionadores, equipos de medición, elevadores de tensión, fusibles, interruptores, herramientas, equipos de seguridad y hasta crampones para subir por los postes de madera de las líneas eléctricas.

La muestra, que en principio nace como temporal pero que gracias a la gran disponibilidad de espacio en las antiguas instalaciones del Pozo de San Juan acabará formando parte de las exposiciones permanentes junto a los antiguos simuladores y equipos de laboratorio analógicos de la central térmica, se enmarca en el programa actividades organizadas para la celebración de Santa Bárbara, patrona de los mineros, cuya festividad se celebra hoy 4 de diciembre.

El material procede de la planta de generación de Endesa, en estos momentos en plena actualidad dado que la compañía ha anunciado el cierre para el 30 de junio de 2020. 

“Son cosas que se han quedado obsoletas y que se ha ido quitando Endesa. Como ya hicimos con la exposición del laboratorio, son elementos analógicos que la empresa va sustituyendo por otros digitales, más modernos”, explicó la técnico de Cultura y Turismo de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos, María Ángeles Tomás.

La exposición abarca todo el sistema de suministro eléctrico, que empieza por la generación en la central, pasa por el transporte a través de líneas de alta tensión y termina en la distribución, que hace posible que la energía llegue al consumidor.

Se explica el funcionamiento de una central convencional. El carbón, fuel o gas se quema para calentar agua, que se transforma en vapor que, a su vez, hace girar una gran turbina, generando energía mecánica que finalmente se transforma en electricidad en el alternador.

Esa energía pasa a un transformador para elevar su tensión y reducir las pérdidas en el transporte. Este tipo de cableado –recientemente se ha ampliado en la provincia mediante la línea Morella-Mezquita de Jarque–, junto con las subestaciones, forma la red de transporte que gestiona Red Eléctrica Española.

De la distribución se encargan compañías eléctricas como Endesa, Gas Natural o Iberdrola, mediante líneas capilares que llegan hasta los transformadores y, de ahí, hasta el cliente final.

El antiguo almacén de Endesa en el Pozo de San Juan acoge la exposición, a cuya inauguración acudieron el domingo decenas de personas
El antiguo almacén de Endesa en el Pozo de San Juan acoge la exposición, a cuya inauguración acudieron el domingo decenas de personas
El antiguo almacén de Endesa en el Pozo de San Juan acoge la exposición, a cuya inauguración acudieron el domingo decenas de personas
El antiguo almacén de Endesa en el Pozo de San Juan acoge la exposición, a cuya inauguración acudieron el domingo decenas de personas
El antiguo almacén de Endesa en el Pozo de San Juan acoge la exposición, a cuya inauguración acudieron el domingo decenas de personas