aragóndigital.es
Síguenos en...
Sábado, 21 de julio de 2018
COMARCAS

12/11/2017

El Centro de Estudios del Jiloca cumple 30 años sin parar de dinamizar el medio rural

Acumula más de cien publicaciones, exposiciones, investigaciones, conferencias, talleres o becas
Pedro Pérez
imprimir
El pasado 27 de octubre se celebró el trigésimo aniversario del Centro de Estudios del Jiloca en el salón de actos del Museo del Jamón con la presentación del número 30 de “Cuadernos de Etnología”
El pasado 27 de octubre se celebró el trigésimo aniversario del Centro de Estudios del Jiloca en el salón de actos del Museo del Jamón con la presentación del número 30 de “Cuadernos de Etnología”

El Centro de Estudios del Jiloca, CEJ, ha cumplido 30 años y lo ha hecho sin parar de dinamizar el medio rural del valle del Jiloca, que es donde actúa. En sus 30 años de existencia cuenta con más de cien publicaciones, numerosas conferencias, exposiciones, investigaciones, excursiones, becas, talleres de empleo y, desde la pasada primavera, gestiona y activa el Museo del Jamón. El número de socios del Centro de Estudios del Jiloca alcanza los 800, que pagan una cuota de 35 euros anuales. El presupuesto del CEJ en su último año es de 58.000 euros. 

El pasado 27 de octubre el Centro de Estudios del Jiloca celebró en el salón del Museo del Jamón su trigésimo aniversario. Lo hizo con la presentación de la revista “Cuadernos de Etnología”, que cumplía precisamente 30 números, uno por año. 

Además, en el acto del aniversario se rindió un cálido homenaje al investigador y socio del Centro de Estudios del Jiloca, David Navarro, fallecido en este año. Con la celebración se aprovechó para enseñar a los socios del CEJ la nueva sede que está en las dependencias del Museo del Jamón. 

El presidente del Centro de Estudios del Jiloca, José María Carreras, y el técnico del CEJ, Fernando Martín, recordaron que fue en octubre de 1987 cuando nació la asociación cultural.  Nació con la revista “Xiloca”, que salió con dos números al año, apuntaron. 

José María Carreras y Fernando Martín reseñaron, no obstante, que la celebración del trigésimo aniversario del Centro de Estudios del Jiloca se había escogido con la presentación de “Cuadernos de Etnología” porque es la que se mantenido su periodicidad anual durante los treinta años de existencia de la asociación. 

El presidente del CEJ comentó que el inicio de la asociación se debió a una inquietud cultural que había en Calamocha y en la zona por parte personas como José María de Jaime, Jesús Blasco, Serafín Aldecoa, Tomás Guitarte, Ángel Alcañiz, fallecido,  entre otros, que fueron a buscar personas por los municipios del Jiloca para que colaboraran. “A mí me vino Serafín Aldecoa para ser socio, pero no fue miembro de la junta hasta 10 o 15 años después”, recordó Carreras, quien añadió que personas como Emilio Benedicto o Francisco Martín entonces eran muy jóvenes y su integración fue más tardía. 

En los treinta años de existencia del Centro de Estudios del Jiloca el número de publicaciones supera el centenar, expuso José María Carreras. “De la revista “Xiloca” se han editado 45 números, de Cuaderno de Etnología 30 números. De la serie de literatura vamos por la letra N. De la serie Clásicos de literatura se han editado 8 números. De patrimonio olvidado, 4 números, entre ellos el del chopo cabecero. Monografías 21. Ha habido condiciones con la Comarca del Jiloca de series de naturaleza, de patrimonio cultural. De certámenes Lapayese y exposiciones vamos ya por 19 ediciones. Becas y ayudas se otorgan una o dos cada año”, destacaron. 

La financiación de las actividades del Centro de Estudios del Jiloca la aportan los socios, que suman 800, con sus 35 euros anuales y por las propias que genera la actividad de la asociación con Instituciones. El presupuesto del Centro de Estudios del Jiloca alcanza en el último ejercicio los 58.000 euros.

Fernando Martín apuntó que el Centro de Estudios del Jiloca tiene la Declaración de Utilidad Pública para exención fiscal y que supone el reconocimiento de aportar beneficio a la sociedad. “Ayudas fijas no tenemos ninguna. Presentamos proyectos que si los aprueban nos aportan financiación como en los talleres de empleo del Inaem o para contrataciones que dan subvenciones”.

Un punto de inflexión del Centro de Estudios del Jiloca fue cuando obtuvo este año la adjudicación por concurso de la gestión del Museo del Jamón por parte del Ayuntamiento de Calamocha. Ello ha supuesto también un traslado de la sede del CEJ, que ha pasado de la calle Castellana de Calamocha a unas dependencia del propio Museo del Jamón. “Del Museo del Jamón nos encargamos de su gestión, apertura y de la realización de actividades. Es un reto porque queremos hacer un museo dinámico. Hay que hacer actividades y para ello tenemos que buscar financiación”, afirmó el técnico del CEJ, Fernando Martín. 

Una de las próximas actividades es un curso de corte de jamón, que se hará los días 27 y 28 de noviembre y 4 y 5 de diciembre.

Para los miembros del Centro de Estudios del Jiloca el CEJ es el principal dinamizador cultural de la Comarca, una asociación que trabaja en todos los pueblos de la comarca y que, sin embargo, no tiene subvención por parte de la Comarca del Jiloca.

En este punto, el presidente de CEJ avanzó que mantendrá una reunión con la Comarca del Jiloca para establecer una colaboración como había antaño y  ofrecer charlas, visitas, talleres por los pueblos de la comarca. “Desde hace dos años no hay actividades de colaboración con la Comarca y espero que se restablezca la colaboración cultural con la Comarca del Jiloca”.

De cara al futuro, el presidente del Centro de Estudios del Jiloca reseñó que se seguirá con las publicaciones, exposiciones, certámenes, becas y ayudas de investigación, porque funcionan muy bien. “Vamos a seguir con esta dinámica, con los cursos, como el realizado sobre el azafrán 

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.