aragóndigital.es
Síguenos en...
Martes, 20 de febrero de 2018
SOCIEDAD

12/11/2017

Proyecto Gato encuentra hogar para tres cachorros felinos abandonados

Numerosas personas acudieron ayer a la jornada de puertas abiertas para adoptar mascotas
Miguel Ángel Artigas
imprimir
El pequeño Diego solo quería abrazar y llevarse a casa a todos los gatos. M. A.
El pequeño Diego solo quería abrazar y llevarse a casa a todos los gatos. M. A.

Familias que ya tienen gatos o perros en casa, otras que quieren que sus hijos pequeños aprendan a convivir y se responsabilicen de una mascota, personas que viven solas y que valoran la buena compañía e incluso una madre preocupada que quiere ayudar a su hija a superar el miedo a los animales adoptando a un gato pacífico y bonachón. 

Fueron muchos los turolenses y de muy variados perfiles los que ayer acudieron al Centro Veterinario Teruel, en el barrio de la Fuenfresca de la capital, durante la jornada de puertas abiertas organizada con el objetivo de encontrar familias de adopción para gatitos, la mayor parte de ellos cachorros, encontrados en la calle durante los últimos meses después de haber sido abandonados. 

La jornada fue organizada por la protectora Proyecto Gato con la colaboración del Ayuntamiento de Teruel. En total fueron 3 los gatos adoptados “y muchos se lo están pensando, porque es una decisión importante”, explica Mariví Martínez. “Pero para ser la primera edición estamos muy contentos con la respuesta de los turolenses”

En la mayor parte de los casos son gatos procedentes de camadas de animales domésticos y abandonados poco después de nacer, aunque en otros el abandono se produce en la etapa adulta. Del mismo modo que los gatos criados en las colonias callejeras turolenses no son aptos para vivir en un hogar, los animales que han nacido en el seno de una familia tampoco se adaptan a la vida en la calle, ya que no saben procurarse alimentos y desconocen el peligro que representan los coches o algunas personas. 

 

Motivos diferentes

Los padres de Diego, un niño de un año y medio que miraba a los gatos como si quisiera llevárselos a todos a casa, tienen ya en casa a India y buscan otro para que tenga compañía felina. Lo único que les preocupa es que los dos gatos se hagan amigos, porque la convivencia de su hijo con India “ha sido siempre muy buena” y, a pesar de que viven en un piso, no les genera problemas de higiene o desperfectos. “Al revés, cuando llegas a casa siempre está el gato esperándote y no te genera ningún problema. Son muy limpios”. El padre de Diego asegura que al principio de vivir con India sufrió alergia a los gatos, pero “el cuerpo se me acostumbró al poco tiempo y ya no tengo ningún tipo de alergia”. La pareja y su hijo eligieron a una gata negra llamada Lucy, porque “nos gusta mucho ese color, igual que India, y es muy sociable. Enseguida se ha acercado a Diego”.

Otra pareja, Alberto y Marta, se acercaron con su hija Mía a ver como se desarrollaba la jornada. Ellos ya tienen tres gatos recogidos de la calle y dos perros en su chalet. “Se llevan muy bien entre ellos y hacen una labor muy importante en casa”, asegura Marta, “porque se encargan de que no haya ningún bicho”. 

“Además los gatos tienen un sexto sentido que hace que sean incapaces de arañar o hacer daño a la niña. Y les aporta muchos valores. Se nota mucho cuando un niño ha tenido la suerte de criarse con animales”. 

Aunque la de ayer fue la primera jornada de puertas abiertas, Proyecto Gato ha dado muchos felinos en adopción durante los cuatro años que lleva funcionando. “No existe un perfil claro del adoptante. Hemos dado gatos a personas mayores que se alegran muchísimo de haber tomado esa decisión, gente con niños a quienes ya les gustan los animales, o que quieren que les gusten... cualquier familia responsable es adecuada para tener gato, y a cualquier familia le va a reportar algún beneficio”. 

Proyecto Gato surgió para controlar la superpoblación de gatos en las colonias callejeras de Teruel capital, con el objetivo de dignificar la vida de estos animales y evitar molestias al vecindario. Para ello las voluntarias desparasitan, vacunan y esterilizan a los animales para que “existan estas colonias urbanas, pero controlando el número de individuos y asegurándonos de que están sanos”. Actualmente existen 14 colonias felinas en Teruel.

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.