aragóndigital.es
Síguenos en...
Viernes, 17 de noviembre de 2017
TERUEL

13/11/2017

El embalse del Arquillo cumple 50 años abasteciendo a Teruel

El pantano fue abvierto oficialmente por el ministro de Obras Públicas, Federico Silva Muñoz, en junio de 1967 tras más de una década de obras
Elisa alegre
imprimir correo
Imagen de las autoridades paseando por la pasarela de la presa el día de la inauguración. Jesús Pastor
Imagen de las autoridades paseando por la pasarela de la presa el día de la inauguración. Jesús Pastor
Fotoreportaje

Es una franja gris sin vegetación que rodea el embalse del Arquillo de San Blas, justo encima de la línea de agua. Podemos pisar donde antes no lo hacíamos cuando nos acercamos a este embalse que lleva 50 años abasteciendo a la ciudad de Teruel. Son muestras gráficas, más allá de números y declaraciones técnicas, de la sequía que ha obligado a la ciudad a reducir el agua que reclama al pantano. Una infraestructura que vive apenas al 18 por ciento de su capacidad, según las estadísticas de la Confederación Hidrográfica del Júcar, su 50 aniversario.

La inauguración oficial fue el 14 de junio de 1967, a cargo del entonces ministro de Obras Públicas, Federico Silva Muñoz. Visitó la ciudad para esta inauguración y hacer otras muchas gestiones, llegado desde Cuenca. Aquí fue recibido por el entonces Gobernador civil, Federico Trillo Figueroa. 

Llegó tarde, a las 9 de la noche un 12 de junio, y la jornada maratoniana de inauguraciones comenzó al día siguiente a primera hora, aunque sin la presencia de los altos cargos de la ciudad, como el propio Trillo o el alcalde Cosme Gómez, porque se habían trasladado a Madrid para ser recibidos en audiencia por S.E. el Jefe del Estado, co el fin de hacerle entrega de los atributos de Alcalde Honorario de Teruel, relataba el periódico Lucha.

El rotativo recogía la inauguración sin ninguna fotografía pero con un protocolario relato de los asistentes y el desarrollo del acto: El Vicario de la Diócesis M.I. Sr. D. César Tomás, ofreció en la bendición, y el ministro cortó la cinta que cerraba simbólicamente el acceso en su coronación, que recorrió acompañado de los técnicos, quienes le facilitaron amplios informes sobre las características y finalidad.

Al regresar del recorrido, el ministro descubrió una placa con la siguiente inscripción, según recoge el rotativo: Presa del Arquillo de San Blas, Francisco Franco, Caudillo de España, ordenó construir esta presa para la defensa de las huertas y aprovechamiento de las aguas del río Guadalaviar, siendo inaugurada por el Excmo. Sr. Ministro de Obras Públicas, D. Federico Silva Muñoz, el 14 de junio de 1967.

Autobuses especiales

Continuaba la crónica el relato de la inauguración diciendo que el numeroso público que se había trasladado en autocares y coches particulares desde la capital, así como los vecinos de San Blas y pueblos próximos, prorrumpieron en una prolongada salva de aplausos en el momento de descorrer el lienzo que cubría la lápida.

Unos días antes, ya se anunciaba en el periódico la visita del ministro y la disponibilidad de estos vehículos para trasladarse a ver el pantano y la inauguración.

El acto incluyó, según recogía la noticia, la presencia de una joven de San Blas, Mari Amparo Antón, ataviada con el traje típico regional, que ofreció al ministro un ramo de flores y le dedicó también una poesía de salutación.

En la descripción del ambiente vivido que hacía la crónica de aquel día se incluía que tanto el pantano propiamente dicho, como las inmediaciones, estaba profundamente adornado con banderas, gallardetes y guirnaldas florales. Figuraban también pancartas de gratitud por la construcción del pantano dedicadas por los pueblos de la comarca que riega el Guadalaviar.

El ministro aprovechó la visita, decía el rotativo, para reunirse con técnicos que sometieron a su consideración diversos informes sobre las necesidades de la provincia en orden a carreteras, caminos vecinales y obras hidráulicas.

Se trasladó también a visitar el Viaducto, pendiente como es sabido de obras de ensanchamiento. En la entrada al puente por el Ensanche, recogía la crónica, se había colocado una pancarta solicitando del ministro que llegara el agua del Pantano del Arquillo.

Visitó además el ministro el Mausoleo de los Amantes y otros monumentos, y recibió a una comisión de autoridades del Rincón de Ademuz (Valencia), decía la crónica, que querían exponerle problemas de su comarca.

Portada de Hoy
Encuesta

¿Cómo terminará la temporada el CD Teruel?

© 2017 Diario de Teruel. All rights reserved.