aragóndigital.es
Síguenos en...
Sábado, 20 de enero de 2018
TERUEL

17/11/2017

Teruel acoge una muestra sobre los 50 años del sindicato Comisiones Obreras en Aragón

CCOO considera que la lucha obrera sigue siendo “absolutamente necesaria”
Alicia Royo
imprimir
La secretaria general de CCOO Teruel, Pilar Buj, junto a Manuel Casinos y Pilar Artal, antes de tertulia sobre la historia del sindicato en la provincia en la Cámara
La secretaria general de CCOO Teruel, Pilar Buj, junto a Manuel Casinos y Pilar Artal, antes de tertulia sobre la historia del sindicato en la provincia en la Cámara

Comisiones Obreras considera que la lucha obrera sigue siendo “absolutamente necesaria” para reconquistar los derechos laborales perdidos durante la crisis económica. Así lo creen dos afiliados con una larga y activa trayectoria, Manuel Casinos y Pilar Artal, que el miércoles contaron su experiencia en el sindicato tras la inauguración en la sala de exposiciones de la Cámara de la muestra que recorre los últimos 50 años de la historia de CCOO en Aragón.

La secretaria general de CCOO en Teruel, Pilar Buj, agradeció el “trabajo, esfuerzo y compromiso” de todas las personas que han formado parte del sindicato desde que comenzó su andadura en la provincia a finales de 1975 y todavía en la clandestinidad hasta la actualidad..

Además de repasar la historia del sindicato en la provincia, la jornada de ayer sirvió para que sus miembros reafirmaran la necesidad de seguir en la lucha. Manuel Casinos, que ha formado parte de CCOO Teruel desde septiembre de 1977 (salvo en un periodo de tiempo en que era incompatible con su actividad laboral entre 1990 y 1996), señaló que la actividad sindical continúa siendo “absolutamente distinta”.

“Ahora es totalmente distinta de la que era en los primeros momentos. En la época de la transición, confiábamos en que se produjera un cambio sustancial en las relaciones sindicales”, explicó. “Hoy en día, es muy diferente. Hasta la propia estructura del sindicato ha cambiado y se ha profesionalizado más de lo que considero necesario”, añadió.

A pesar de los cambios históricos y de las críticas que reciben por estar alejados del mundo laboral en algunos momentos, Casinos considera que “el papel de los sindicatos es fundamental en las relaciones laborales” y que “en los momentos de crisis, son aún más necesarios que nunca”.

De la misma manera, Pilar Artal, afiliada desde su llegada a Teruel en 1990, indicó que la actividad sindical es una cuestión de “conciencia social”. “Como profesora de Historia, siempre les recuerdo a mis alumnos que el poder nunca ha regalado nada a los trabajadores, sino que fueron otras personas las que arriesgaron su vida para mejorar las de los demás”, comentó. 

Por eso, esta profesora considera que “ahora que se han recortado los derechos laborales, que se congelan los sueldos, que se realizan contratos basura, que se complica la jubilación, la actividad sindical es más necesaria si cabe”. “En los años 90, luchábamos por ganar derechos, y ahora debemos hacerlo por recuperar los que hemos perdido porque las condiciones de trabajo son mucho peores”, sentenció.

Manuel Casinos recordó como entró en CCOO en septiembre de 1977 tras regresar a Teruel después de hacer la mili. “La estructura del sindicato era precaria; no había una organización estable y apenas estábamos gente”, comentó.

Rememoró que fue un grupo de personas de la empresa Lanzuela, del instituto Ibáñez Martín y de Renfe la que comenzaron a finales de 1975 la actividad sindical, que entonces estaba permitida pero no legalizada. Añadió que después se instaló la sede en un piso de la calle Granada, que ocupaba un asesor llegado de Zaragoza, Ángel P. Pérez. Él era el único al que se le pagaba la vivienda y un pequeño salario, mientras que el resto le ayudaba por las tardes, cuando tenían disponibilidad horaria.

Entre tanto, Pilar Artal contó como llegó a Teruel tras un concurso de traslados en 1990 y como, de inmediato, comenzó a colaborar con el sindicato. “Cuando llegué, había una pequeña aula en el antiguo bar de sindicatos con una mesa combada que habían hecho los compañeros y 4 sillas. No había ni fotocopiadora”, recordó.

Señaló que entonces apenas había conciencia sindical, aunque nunca tuvieron problemas para recorrer la provincia y llevar su mensaje a institutos y escuelas públicas, aunque sí a las privadas.

Artal señaló que le tocó ocupar cargos en la federación de Enseñanza, en la Ejecutiva del sindicato y en la junta de personal docente, pero que tan solo lo hizo como “liberada” durante algo más de un año, por lo que pasaba las tardes en el sindicato acompañada de su hija pequeña. “Ser sindicalista implica tiempo y esfuerzo y mucha gente no es consciente de ello”, puntualizó.

Su “compromiso” con la actividad continúa vigente “y seguirá hasta que me jubile”. “Nunca nos han regalado nada y hay que seguir peleando”, insistió. 

Portada de Hoy
Encuesta

¿Es acertada la sanción de 1.200 euros a Interpeñas por una becerrada ensogada con presencia de menores?

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.