aragóndigital.es
Síguenos en...
Jueves, 18 de enero de 2018
ENTREVISTAS

17/11/2017

Alejandro Sanz París, jefe de Endocrinología del Servet:: “Los pacientes desnutridos han de intentar hacer ejercicio para fortalecer los músculos”

El experto aragonés participó en un curso sobre nutrición que se ha celebrado en el hospital San José de Teruel
Isabel Muñoz
imprimir
Alejandro Sanz (2º por la izq.) junto al resto de ponentes del curso de nutrición realizado en el hospital San José de Teruel
Alejandro Sanz (2º por la izq.) junto al resto de ponentes del curso de nutrición realizado en el hospital San José de Teruel

El hospital sociosanitario San José de Teruel acogió esta semana un curso multidisciplinar de recuperación integral del paciente desnutrido. Se trata de una actividad que ha combinado formación on line -a través de la plataforma mionut.com- con una sesión presencial en la que participaron varios expertos que analizaron diferentes aspectos sobre las necesidades nutricionales de este tipo de enfermos y cómo abordar esta cuestión desde diferentes perspectivas. El jefe de la sección de endocrinología del hospital Miguel Servet de Zaragoza, Alejandro Sanz París, fue el encargado de hablar del nuevo paradigma en la ciencia de la nutrición para la recuperación integral del paciente donde el músculo es fundamental.

- ¿Cuáles son los factores que hay que vigilar porque pueden alertar del riesgo de desnutrición en los pacientes?

- La desnutrición es muy frecuente sobre todo en poblaciones que tienen un riesgo porque disminuyen la ingesta de alimentos, por ejemplo, los ancianos. Especialmente, los ancianos que están con una dieta triturada porque la dieta triturada aumenta mucho el volumen, parece que comen mucho pero la densidad calórica y proteica muchas veces es baja. Otra situación en la que existe riesgo de caer en desnutrición es en los pacientes que tienen enfermedades crónicas porque cada vez que tienen una reagudización de esa enfermedad crónica aumentan las necesidades calóricas y proteicas y en cambio comen menos. Por ejemplo, el paciente bronquítico, que cada vez que coge un catarro y tiene una crisis tiene dificultad para respirar y come menos mientras que la fiebre y la propia inflamación del pulmón hace que aumenten las necesidades del organismo. Muchos de los pacientes que en la reagudización de su enfermedad aparece dificultad para respirar entre comer y respirar, eligen respirar y comen menos. También hay riesgo en pacientes que ingresan en el hospital por ejemplo por una intervención quirúrgica o en pacientes que tienen un proceso oncológico, que pasan por un cáncer. En cualquier situación en la que uno esté enfermo de forma grave lo primero que te pasa es que te falta el apetito y comes menos

- ¿Cómo se puede mejorar la situación de nutrición de estos pacientes?

- Lo primero es estar atento a este grupo poblacional que está en este riesgo y entre las crisis es importante fortalecer la dieta para ahorrar para tiempos peores. Es importante que esos pacientes coman más proteínas que los que están sanos. Esos pacientes crónicos, entre crisis tienen que aprovechar para hacer más ejercicio y ganar músculo que luego lo va a perder en las fases de brote. Por eso es muy importante la ingesta proteica de carne y hacer ejercicio para la musculatura porque, desgraciadamente, cuando uno está enfermo, el organismo los sustratos energéticos que utiliza en esta fase aguda los saca del músculo. Por eso cuando tienes una enfermedad aguda lo que te ves es que la musculatura por las pantorrillas y los brazos se va quedando más fofa. En situaciones de enfermedad, el organismo saca los nutrientes del músculo es muy importante preservarlo.

- ¿Cómo se puede mejorar la ingesta de alimentos en estos pacientes que resulta que no tienen apetito?

- Lo primero es que empiecen por el segundo plato, por la carne o el pescado. El truco en estas personas que tienen poco apetito es que coman muchas veces, que picoteen alimentos ricos en proteínas, por ejemplo: el jamón, croquetas caseras o queso, el queso también tiene mucha proteína, la cuajada... Estas personas no tienen apetito ni fuerza para comer gran cantidad. No hay que forzarlas y hacerles pasar un mal rato y que la comida sea un motivo de discusión sino que cada dos horas coma algo y al final del día que la ingesta sea adecuada-. Luego, intentar hacer el mayor ejercicio posible para que así la masa muscular aumente y de esa manera cuando pasemos a comer de nuestro músculo la tengamos. Al menos, hay que caminar.

- ¿Son necesarios los suplementos y cómo hay que tomarlos?

- Existen en el mercado productos nutricionales que son productos líquidos muy ricos en proteínas y cuando el enfermo está en una situación muy débil y no tiene fuerza para masticar una forma de aportarle la proteína de una manera sencilla es el administrarle este tipo de suplementos. Siempre con la idea clara de que no es el sustituto de una comida se debe tomar además de, no en lugar de. Cuando me dicen que el abuelo para merendar se tomaba leche con magdalenas y ahora se batido pues no hemos hecho nada. Es como si de dan una nueva paga y dejar de percibir la que tomaba antes. 

Portada de Hoy
Encuesta

¿Es acertada la sanción de 1.200 euros a Interpeñas por una becerrada ensogada con presencia de menores?

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.