aragóndigital.es
Síguenos en...
Viernes, 15 de diciembre de 2017
ENTREVISTAS

7/12/2017

Rosa Blasco, escritora alcañizana: “El mito de los siniestros sanatorios mentales del XIX está fundado en la realidad”

Booket edita la primera novela de la autora, ambientada en el centro donde ingresó Van Gogh
Miguel Ángel Artigas
imprimir
Rosa Blasco con su primera novela, "El sanatorio de la Provenza". Blanca Aldanondo
Rosa Blasco con su primera novela, "El sanatorio de la Provenza". Blanca Aldanondo

Rosa Blasco Gil es una alcañizana afincada en Tudela, donde ejerce como médico de familia. Hace cuatro años su primera novela, El sanatorio de la Provenza, se convirtió en un éxito de ventas digital de la mano del grupo Planeta. En octubre este thriller, ambientado en el sanatorio mental en el que ingresó Van Gogh en 1889, dio el salto al papel con el sello Booket y agotó la primera edición en solo quince días.

- ¿Qué cuenta en El sanatorio de la Provenza?

- Es una novela histórica sobre un joven forense de origen español que vive en París. Tras un desengaño amoroso le llaman de un sanatorio mental francés, en la Provenza, para resolver unas extrañas muertes. Estamos en 1889, y algunas personas le reciben con simpatía y otras no tanto. Y de forma paralela a la intriga que tiene que resolver, Galo Aldave, el protagonista, averiguará un secreto familiar y también se desarrolla una historia de pasión paralela, con un triángulo amoroso. La mayor parte de la trama transcurre en la Provenza, pero también hay parte en Zaragoza y, como soy de Alcañiz, me he permitido la licencia de que un par de capítulos tengan lugar allí. 

-  ¿Qué elementos reales incluye la trama?

- Está ambientada en 1889 y el sanatorio de Saint Paul en Saint-Rémy es auténtico, así como muchos de los personajes, como su director, la madre superiora de la congregación. Un paciente que ingresa el mismo día que llega el protagonista no es otro que Vincent Van Gogh. El pintor es un pesonaje secundario en la novela, pero forma parte de la trama y tiene un papel esencial en la resolución. 

- ¿Ha aprovechado su experiencia como médico para escribir la historia?

- Sí. Soy médico de familia en Tudela y mi tesis doctoral es sobre Historia de la Medicina. La hice sobre el Hospital de Alcañiz, pero me interesa la historia médica en general, así que he aprovechado para divulgar un poco cómo funcionaban los hospitales a finales del XIX. Este sanatorio de Saint-Paul tenía una característica que lo hacía especial, y es que era un centro novedoso que trataba al paciente mental a través del arte, la música, la pintura... Por eso el hermano de Van Gogh eligió este centro, y en los trece o catorce meses que estuvo ingresado su producción pictórica fue enorme. 

- Este tipo de sanatorios del XIX tienen encima cierta leyenda negra como lugares tenebrosos, en los que se ponían en práctica técnicas que hoy en día se consideran aberrantes... ¿Qué tienen de mito y qué de realidad?

- Tiene bastante de realidad. Hasta hace treinte o cuarenta años no existían los medicamentos que normalizan la vida del enfermo mental, así que los pacientes agitados, que eran muchos, tenían que ser controlados de alguna manera. Por eso se usaban camisas de fuerza, duchas de agua fría, y este tipo de cosas hasta prácticamente los años 60 del pasado siglo. Este sanatorio de Saint-Paul tiene ahora parte de hospital y parte para ser visitado por el público. Y allí se puede ver que realmente era un lugar siniestro. Ese mito se fundamenta en una parte real. 

- ¿Por qué eligió el thriller como vehículo de su primera novela?

- Seguramente por ese mito que existe sobre los sanatorios del que hablamos. Todo empezó con un viaje que yo hice a ese sanatorio, hace unos ocho años o por ahí. La localización y el lugar, tal y como estaba, me pareció tan sugerente que pedía un thriller.

- Aparte de su tesis doctoral y artículos de divulgación científica, ‘El sanatorio de la Provenza’ es su primera novela. ¿Qué le impulsó a escribir?

- La medicina es mi vocación y la literatura mi pasión. Siempre he leído mucho y he escrito cosas, pero con esta profesión tan absorbente nunca había tenido tiempo. Hasta que llegó un momento que mi vida profesional y personal empezó a ser más tranquila. Ese viaje a la Provenza y a Saint-Paul fue un poco lo que encendió la chispa, y me decidí a probar. 

- Pues no le ha ido nada mal. Se publicó en el sello Click que el grupo Planeta reserva para autores noveles en e-book, y ha sido uno de los poquísimos títulos que han dado el salto al papel en el sello Booket, también de Planeta...

- La verdad es que sí. Desde que se publicó en ebook hace tres o cuatro años se han vendido muchísimos ejemplares, y por eso se editó en papel con Booket. Y en los primeros quince días se agotó la primera edición, hasta el punto que tuvimos que aplazar la presentación en Alcañiz, a mediados de noviembre, porque no disponíamos de ejemplares. 

- Eso le dará alas para escribir una segunda novela...

- Es un tremendo espaldarazo. Que te publique Planeta es algo impensable, pero es que además la respuesta de los lectores ha sido muy buena. Tengo casi terminada otra novela, y espero que también pueda publicarse. Pero siempre les tiene que convencer, porque para Planeta cada libro es una apuesta porque tienen muchos autores.

- ¿Por dónde va esa segunda novela que tiene escrita?

- No quiero desvelar mucho por si acaso... Aparece Aragón y no es un thriller, sino que es un cambio sustancial con respecto a El sanatorio de la Provenza. Es algo que me apetecía escribir, porque como tengo la suerte de que no me gano los garbanzos con esto, no he querido escribir algo parecido a lo que ya ha funcionado. 

Portada de Hoy
Encuesta

¿Es acertada la sanción de 1.200 euros a Interpeñas por una becerrada ensogada con presencia de menores?

© 2017 Diario de Teruel. All rights reserved.