aragóndigital.es
Síguenos en...
Jueves, 26 de abril de 2018
TERUEL

13/1/2018

Los hospitales turolenses registraron 17 denuncias por negligencias el año pasado

El Defensor del Paciente destaca que la falta de especialistas aumenta las demoras
Isabel Muñoz
imprimir
Instalaciones del hospital Obispo Polanco de Teruel
Instalaciones del hospital Obispo Polanco de Teruel

Los hospitales de la provincia de Teruel recibieron 17 denuncias por presuntas negligencias médicas durante el pasado año, según recoge la memoria de 2017 de la asociación El Defensor del Paciente. Se trata de tres menos que en el año anterior. Sin embargo, esta organización advierte de uno de los graves problemas sanitarios para este territorio, la falta de especialistas que entre sus consecuencias tiene un incremento de las listas de espera.

Aragón ocupa en undécimo puesto entre las comunidades autónomas según el número de denuncias. En total se registraron el pasado año 317 casos. Zaragoza tuvo 241 quejas, Huesca, 59 y Teruel 17.

Los hospitales más denunciados fueron el Hospital Universitario Miguel Servet, seguido del Clínico Universitario Lozano Blesa, ambos de Zaragoza, el Hospital General San Jorge de Huesca, el de Barbastro y el Royo Villanova de la capital aragonesa.

En cuanto a los servicios y patologías más denunciadas, la primera es la lista de espera. En segundo lugar las quejas se registran en la especialidad de Cirugía General. El tercer puesto lo ocupan los servicios de Urgencias, seguido de Ginecología y obstetricia y Traumatología.

En su informe anual, el Defensor del paciente insiste una vez más en las elevadas listas de espera y en el caso de esta Comunidad Autónoma advierte de los efectos de la falta de especialista para cubrir puestos en centros sanitarios alejados de los grandes núcleos de población.

“Navarra y Aragón no salen del hoyo. Así lo reflejan sus datos: 100 y 99 días de promedio, respectivamente, en lo referido a la dilación en intervenciones”, indica el documento de esta asociación. 

Según los datos de esta organización, en la comunidad aragonesa son 20.000 pacientes los que conforman la lista. Traumatología, neurocirugía, cirugía pediátrica y cirugía plástica son las especialidades que mayores prórrogas acumulan. 

Aragón y Navarra “deberían hacer autocrítica ya que su gestión se ha basado en el aumento de las privatizaciones, los autoconciertos y las peonadas, lo que encarna una estrategia encubierta para maquillar los números a costa de derivaciones a centros privados. Si nos atenemos al centenar de días existente para intervención, como anteriormente apuntábamos, no cabe duda de que el embrollo no se ha solventado de manera definitiva”, argumenta el Defensor de Paciente. 

En las dos Comunidades, el principal problema que ha agravado sus listas de espera ha sido la falta de médicos. 

La organización recuerda en su balance del pasado año que, en Aragón, la carestía de especialistas ha puesto en serios aprietos la asistencia sanitaria en los hospitales de Teruel, Calatayud, Alcañiz y Barbastro, por lo que el Consejo de Gobierno autonómico tuvo que tomar cartas en el asunto prolongando la jubilación de los médicos hasta los 67 años.

La asociación plantea que necesario aprobar medidas urgentes ante la insuficiencia de profesionales médicos, tanto en atención primaria como en algunas especialidades de hospitales comarcales.

Esta situación afecta a más territorios. “La falta de especialistas médicos se ha acentuado de manera notable, convirtiéndose en una de las mayores complicaciones a las que se enfrenta el Sistema Nacional de Salud (SNS)”, asegura el documento.

También se recuerda que, recientemente, la celebración del Consejo Interterritorial del SNS puso de manifiesto la exigencia, por parte de numerosas comunidades autónomas al Ministerio de Sanidad, de medidas urgentes por este mal acuciante que les azota. El informe indica que la carestía de especialistas afecta principalmente a Canarias, Aragón, Cantabria, Extremadura, Navarra, Andalucía, Baleares, Asturias, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Las ramas más necesitadas son pediatría y médicos de familia. Oncología, ginecología, oftalmología, anestesiología, urología y dermatología son las otras especialidades en las que no hay profesionales, como consecuencia de las jubilaciones. 

Mejor gestión de Urgencias

El Defensor del Paciente también denuncia en su informe el “caos organizativo” de los servicios de urgencias en los hospitales españoles y aconseja una mayor dotación de personal de enfermería para paliar la saturación de estas unidades y una mejor gestión. 

El Hospital Miguel Servet de Zaragoza es el décimo con más reclamaciones de todo el país. La lista la encabeza el Hospital Universitario La Paz de Madrid.

Esta organización defiende que se trabaje en una unificación de criterios, en cuanto a homogeneización asistencial, dentro de la red hospitalaria.

La asociación advierte que la saturación de estos servicios lleva en ocasiones a errores diagnósticos que tiene graves consecuencias para los pacientes.

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.