aragóndigital.es
Síguenos en...
Martes, 20 de febrero de 2018
COMARCAS

13/2/2018

Un estudio recoge que el nacimiento del Tajo es la fuente de Juan Rubio en Villar del Cobo

El autor del trabajo de investigación publicado por la revista Rehalda es José María García Checa
Pedro Pérez
imprimir
Monumento al Padre Tajo realizado por el artista José Gonzalvo , donde se fija de forma oficial el nacimiento del río
Monumento al Padre Tajo realizado por el artista José Gonzalvo , donde se fija de forma oficial el nacimiento del río

Un estudio de investigación realizado por el ingeniero José María García Checa establece que el nacimiento del río Tajo no es donde históricamente se recoge, en la Fuente García, término de Albarracín, sino la Fuente de Juan Rubio, término de Villar del Cobo. El estudio ha sido  publicado en su último número, 27, por la revista del CECAL, Rehalda, con el título El nacimiento del río Tajo, un enigma geográfico en la España del siglo XXI” En 2010 el Ayuntamiento de Villar del Cobo reclamó a la Fuente del Pie Izquierdo como nacimiento del río Tajo. Con la nueva ubicación del nacimiento del  Tajo se incrementa en 6,4 kilómetros la longitud del río más largo de la Península Ibérica, que es de 1092. 

El Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín, CECAL, ha publicado en su último número de Rehalda un estudio de José María García Checa sobre el lugar más exacto del nacimiento del río más largo de la Península Ibérica, el Tajo. 

El estudio de investigación lleva por título El nacimiento del río Tajo, un enigma geográfico en la España del siglo XXI, donde se cambia el lugar histórico y oficial de nacimiento la Fuente García, término de Albarracín y a 400 metros del monumento del nacimiento a la Fuente de Juan Rubio en Villar del Cobo, y a 6,4 kilómetros de donde está el monumento realizado por el escultor José Gonzalvo. 

El autor del estudio, José María García Checa, manifestó que el nacimiento del río Tajo no es  Fuente García, que está en una finca privada y por eso se sacó fuera para poner el monumento del nacimiento del Tajo, sino en un lugar más lejano. “La opinión personal de quien esto escribe es que la Fuente de Juan Rubio es la que reúne los máximos méritos para ser considerada como nacimiento del río Tajo. Entre las que tienen nombre propio es la más lejana del mar y, además, la más alta. Casi siempre tiene agua y permanece inalterada por la mano del hombre en un lugar aún hoy más virgen que aquel que el auténtico Livingstone tuvo que alcanzar para descubrir el origen del Nilo”.

El ingeniero José María García Checa inicia su trabajo de investigación con la Confederación Hidrográfica del Tajo, organismo responsable, según la Ley de Aguas, de la administración de su cuenca, “que  nos dice que tiene un recorrido de 1.092 kms., de los cuales 857 están en España y el resto en Portugal. Es el más largo de la Península Ibérica, regando cinco Comunidades Autónomas (Aragón, Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla León y Extremadura) y doce provincias (Ávila, Badajoz, Cáceres, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Salamanca, Segovia, Soria, Teruel y Toledo). Su cuenca abarca más de 80.000 kms. cuadrados, con casi 56.000 en España. Cuatro capitales de provincia (Cáceres, Guadalajara, Madrid y Toledo) se asientan en la misma y, solo en la parte española, casi ocho millones de personas viven en el territorio que demarca (cifra no superada por ninguna otra cuenca ibérica). En sus orillas quedan ciudades como Aranjuez, Toledo, Talavera, Alcántara, Abrantes, Santarém o Lisboa. El Tajo forma la tercera cuenca española, tanto por superficie como por volumen hídrico. Gracias al trasvase Tajo-Segura, es la que más agua cede a otras cuencas”.

Tras la exposición de lo que representa el río Tajo en la Península Ibérica, el trabajo de Checa se dirige al lugar del nacimiento del río Tajo, que si se acude a los libros es en el paraje denominado Fuente García. Recoge el trabajo de investigación que ya hicieron en 1775 los ingenieros José Briz y Pedro Simó y Gil, que acometieron una expedición de reconocimiento del río Tajo para ver si podría ser navegable desde su nacimiento. “En el diario de nuestro viaje hemos expuesto que en la Fuente García nace el Tajo y apenas da agua para apagar la sed hasta que toma cuerpo de las fuentes y río que se juntan”. El trabajo de investigación añade que “durante centenares de años los niños han aprendido que el río Tajo nace en Fuente García. Si no quisiéramos complicarnos la vida, la respuesta buscada sería esa. Sin embargo, el tema tiene muchas aristas y lo transcrito de unos libros a otros no siempre es acertado...”

Ya en el mismo siglo del XVIII Guillermo Bowles, ilustre viajero irlandés por la España del siglo XVIII, una excepción a esta regla. La obra, publicada en 1775 y titulada “Introducción a la historia natural y a la geografía física de España, “una de las cumbres de la literatura de viajes por nuestro país en esa centuria, contiene un texto en el que el autor habla específicamente de Fuente García para decir que el Tajo no comienza ahí”.

Montes Universales

José María García Checa, gran conocedor de los Montes Universales, decidió investigar en persona para conocer exactamente donde nace el río Tajo. En su recorrido aguas arriba del Tajo llega al monumento del Padre Tajo. “Consiste en un grupo escultórico, que incluye hierro, piedra y hormigón, llevado a cabo en 1974 por el artista José Gonzalvo Vives, nacido en la misma provincia. Está a la vera de un curso de agua (el Tajo) que un niño puede saltar con los pies atados”.

“El sitio se complementa con un mojón que en 1877 dispuso allí el organismo responsable de la administración hidrológica en aquella época, que indica que estamos en la confluencia de los dos arroyos que forman el origen de nuestro río. Tiene cuatro caras talladas, de forma que en la que se orienta más o menos al sur puede verse la inscripción arroyo de Fuente García, mientras que en la contrapuesta figura otra en la que pone arroyo de Navaseca. Apuntando a la unión de los cursos de agua, en la tercera leemos Origen del Tajo”. 

Añade el estudio que no se está en Fuente García, sino en el punto en el que muere el arroyo que comienza allí. “Lo único claro es que en el paraje  en que está el monumento en honor al origen del Tajo resulta que no se encuentra el mismo”. La razón estriba en que Fuente García está en una finca privada. Está en un sitio muy cercano, pero no siendo público, no tiene por qué ser accesible al turismo. En 2010, la Confederación Hidrográfica del Tajo canalizó los dos arroyos de forma que ahora es tremendamente difícil que el lugar esté seco. Se dispuso toda un área recreativa y, además, se hizo una laguna artificial”. El término municipal en el que se enclava todo ello es Albarracín.

José María García  Checa prosigue el viaje hacia el nacimiento del río Tajo recorre bifurcaciones de arroyos hasta parar al término de Villar del Cobo. Recuerda que el Ayuntamiento de Villar del Cobo, en noviembre de 2010 y tras la pertinente aprobación del pleno municipal, solicitó formalmente a la Confederación Hidrográfica del Tajo que iniciara un expediente para reconocer a la fuente del Pie Izquierdo como nacimiento del río Tajo. Las razones esgrimidas fueron, por un lado,  la mayor distancia al mar desde esta fuente que desde la de Fuente García y, por otro, la permanencia de caudal en la misma incluso en periodos de sequía. “Lo reclamado por este consistorio tiene muchísima lógica”, pero el autor del estudio continuó remotando cauces y explora el barranco de La Melchora. “Desde la fuente de Los Malenes, se encuentra la fuente de Juan Rubio, paraje en el que se encuentra, sin alteración humana, este manantial”. 

Juan Rubio

“La fuente de Juan Rubio está más alta que de la de Los Malenes. También es la más elevada de todas.Así pues, podríamos decir que casi ya no puede llegarse más lejos Tajo arriba.”.

El estudio continúa señalando que se puede encontrar un manantial más arriba, muy próximo ya a la cima de Los Malenes, más cerca de los 1.800 que de los 1.700 metros sobre el nivel del mar, pero su caudal es mínimo y, “por supuesto, muestra un alto grado de intermitencia. No tiene nombre y aporta otros 400 metros de cauce”. Así que recoge que “la opinión personal de quien esto escribe es que la fuente de Juan Rubio es la que reúne los máximos méritos para ser considerada como nacimiento del río Tajo. Entre las que tienen nombre propio es la más lejana del mar y, además, la más alta”.

 

 

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.