aragóndigital.es
Síguenos en...
Viernes, 25 de mayo de 2018
TERUEL

8/3/2018

Solo el 18% de las alcaldías de la provincia de Teruel están ocupadas por mujeres

La política sigue siendo un territorio masculino pese a que el número de alcaldesas casi se ha duplicado en las últimas tres legislaturas en la provincia
Cruz Aguilar
imprimir
Susana Traver en la puerta del Ayuntamiento de Valjunquera, donde ha sido la primera alcaldesa y la más joven
Susana Traver en la puerta del Ayuntamiento de Valjunquera, donde ha sido la primera alcaldesa y la más joven

Continuan siendo una rara avis porque la política todavía es un mundo de hombres. Se trata de las 42 mujeres que ocupan una Alcaldía en la provincia Teruel, lo que supone menos de un 18% del total. Aunque en número no son demasiadas (no llegan a dos de cada diez), dos mujeres, Emma Buj (PP) y Sofía Ciércoles (IU), están al frente de dos de las tres localidades provinciales más grandes, Teruel y Andorra.

Los Ayuntamientos de la provincia están presididos mayoritariamente por hombres, que también son los que más peso tienen en el resto de instituciones públicas, como las comarcas o la propia Diputación, donde solo cinco de los 25 diputados son mujeres. Sin embargo, las cifras han mejorado mucho en las últimas legislaturas puesto que de los comicios de 2009 solo salieron 24 alcaldesas (10,16%) y en los de 2011, 33 (13,9%). 

Muchas de las alcaldesas que hay ahora en los pueblos de la provincia han sido pioneras en ocupar el cargo. El caso más emblemático es el de Susana Traver (Partido Socialista), la alcaldesa de Valjunquera, que cogió el bastón de mando –de manera figurada, porque asegura que ella nunca lo ha tocado– tras lograr la mayoría absoluta con solo 23 años. Fue la alcaldesa más joven de España y la diputada turolense de menor edad.

Diferencias en el gobierno

La mayor parte de ellas coincide en señalar que la forma de gobernar de una mujer es diferente a la de un hombre, “nos define la empatía a la hora de escoger en qué invertir nuestros presupuestos”, comenta Traver. También en este sentido Sofía Ciércoles considera que las mujeres son “más organizadas para la resolución de problemas”. 

Sin embargo, para Lucía Castellote (PP), de Cuevas Labradas, no hay diferencias entre hombres y mujeres, “lo que cambia es la implicación que tienes con el pueblo, pero eso va con la persona”. Ella ya tenía el camino allanado puesto que en Cuevas Labradas Pilar Argente, su antecesora, llevaba tres legislaturas en el cargo. “Lo que me diferenció fue la juventud, que tenía 30 años y en el pueblo casi siempre habían sido hombres y más mayores”, relata.

Sí están de acuerdo en el grado de exigencia que tiene una Alcaldía –matizando que además en todos los casos señalados, salvo Andorra, el cargo no conlleva remuneración económica–. Sus teléfonos están siempre disponibles y todos y cada uno de los vecinos saben dónde viven. “Mi Whatsapp funciona 24 horas al día y el timbre de casa, igual”, comenta Lucía Castellote, quien añade que entre las funciones que se le atribuyen está desde hacer un desatasco hasta cambiar una bombilla: “Si eres un poco apañada lo haces, da igual que seas hombre o mujer, la cuestión está en ahorrar para el pueblo”, aclara. A ella, como a muchos otros alcaldes del medio rural, les molesta la mala imagen que tienen los políticos: “Cuando dicen que todos son unos ladrones pomunicipios para ver cómo nos dejamos nuestro tiempo y nuestro dinero por el pueblo”, comenta.

La Alcaldía 24 horas es difícil de compatibilizar con un trabajo o con una familia numerosa como la que tiene Sofía Ciércoles, quien afirma que, hoy por hoy, “la mujer es la que aporta mayor esfuerzo para conciliar la vida familiar”.

En lo que respecta a la paridad, María Ángeles Cólera (Compromiso Con Aragón), alcaldesa de Blesa, muestra su disconformidad y especifica que se sintió “utilizada”. Comenta que la convocaban a determinadas citas “porque hacía falta una mujer y no porque reconocieran el trabajo que estaba haciendo”, lamenta, para añadir que en esos casos “no acudía”. De todas formas, reconoce que la política “es un mundo de hombres” y si no fuera por paridad que persiguen algunos partidos “aún lo sería más”.

Cuando Lola Llovera (PAR) se presentó en listas para el Ayuntamiento de Riodeva ni siquiera encabezaba, pero ya entonces sus vecinos le mostraron su confianza y, al ser listas abiertas, casi superó en votos al que se presentaba para alcalde. Desde esta legislatura gobierna con mayoría absoluta y reconoce que la Alcaldía a veces le desborda, pero no por el hecho de ser mujer, sino por las complicaciones que entraña que todos los vecinos y, sobre todo, los de fuera, acudan a su casa cada vez que surge algún imprevisto en Riodeva.

Sin embargo, aunque los inconvenientes de estar al frente de un Ayuntamiento son muchos, “cuando consigues los objetivos marcados es muy gratificante”, comenta Sofía Ciércoles. Desde la otra punta de Teruel Lola Llovera añade que “los problemas van con el cargo, no con el hecho de ser mujer”.

Liderando candidaturas

La mujer apenas está representada ya no en los Ayuntamientos, donde su peso es mucho menor que el de los hombres, sino en las candidaturas que optaron a las elecciones municipales de 2015. De los 236 pueblos de la provincia, solo 127 contaron con al menos una candidatura con una mujer a la cabeza. Hubo 171 listas lideradas por mujeres, lo que supone el 32% de las candidaturas totales, que ascendieron a 537.

Solo en 9 municipios de los 236 que componen la provincia de Teruel estaba claro que iba a haber alcaldesa porque la única candidatura estaba encabezada por una mujer. Era el caso de Fuentes Claras, Maicas, Torre de las Arcas y Cañada Vellida, donde sin embargo ahora hay un hombre al frente. En Pozuel del Campo también sabían de antemano que iban a tener alcaldesa porque las tres listas, de PP, PSOE y PAR, estaban lideradas por mujeres. Lo mismo ocurrió en las localidades de Linares de Mora, Mosqueruela y Valacloche, en las que había dos propuestas electorales encabezadas por mujeres. 

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.