aragóndigital.es
Síguenos en...
Domingo, 22 de julio de 2018
CULTURA

15/4/2018

La plaza del Torico de la capital turolense vibra al son de seis bombos gigantes

El vigésimo aniversario de la asociación Ciudad Mudéjar reúne a más de 400 instrumentistas
Isabel Muñoz
imprimir
La Asociación Tambores y Bombos Ciudad Mudéjar durante su exhibición en la concentración de bombos gigantes celebrada en Teruel. Javier Escriche
La Asociación Tambores y Bombos Ciudad Mudéjar durante su exhibición en la concentración de bombos gigantes celebrada en Teruel. Javier Escriche

La pasión por los instrumentos semanasantistas protagonizó durante toda la jornada de ayer la primera concentración de bombos gigantes de España, en la plaza del Torico de la capital turolense, donde se pudo escuchar el abrumador sonido de estos ejemplares únicos y de los tambores y bombos de los 400 integrantes de los grupos participantes en este encuentro. Con esta cita arrancaron los actos conmemorativos del vigésimo aniversario de la Asociación Cultural de Tambores y Bombos Ciudad Mudéjar.

Estos seis gigantes de más de dos metros de diámetro despertaron el interés de los turolenses y los turistas, que se acercaron a lo largo de todo el día hasta el Torico para verlos, hacerse fotos con ellos y, los más afortunados, tocarlos. 

El grupo El Repiquet de la localidad castellonense de Alcalà de Xivert lució orgulloso su bombo con su espectacular réplica del Cristo de Dalí, que ostenta el récord Guinness por ser el más grande del mundo. Construido en 2011, tiene 2,54 metros de diámetros y una profundidad de 1,40 metros.

También desde Castellón, participó en este encuentro la Asociación Cultural Tambors de Passió de Almassora, con un instrumento que realizó el turolense David Gómez Isarría, en 2009, y que tiene 2.20 metros de diámetro.

La cofradía La Burreta de Caspe mostró el bombo que tiene desde 2005, de 2 metros de diámetros y 70 centímetros de altura. También estuvo presente la Cofradía del Cristo de los Tambores y Bombos de Andorra que desde 1989 cuenta con un instrumento de 2,08 metros de diámetro, una anchura de 1,14 metros y un peso de 250 kilos.

La capital aportó dos piezas a este colosal conjunto: el bombo de la Fundación Amantes, realizado por José Antonio Plana Conesa y que se ha utilizado desde 2016 en la ópera Los Amantes, de Javier Navarrete, y el más veterano de estos ejemplares, el realizado en 1988 por José Ubé que tiene 2,24 metros de diámetro y 1,34 metros de altura.

La actividad arrancó por la mañana con un pasacalles de estas agrupaciones desde la plaza Domingo Gascón hasta el Torico, donde seguidamente comenzó el acto de presentación en el que se recordó la trayectoria de la asociación Ciudad Mudéjar desde su creación en 1998. 

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, dio la bienvenida a los participantes y agradeció a la asociación Tambores y Bombos Ciudad Mudéjar su labor de estos veinte años porque ha contribuido a que “la ciudad sea cada un día un poco mejor y que tenga una intensa actividad cultural y social”.

Por su parte, la presidenta de esta asociación, Tamara Villarroya, animó a todos a disfrutar de su pasión por los tambores y bombos durante esta convivencia. Tras lo cual se explicó la historia de cada uno de estos instrumentos y los grupos realizaron varios toques.

La actividad se retomó a las 17.30 horas con una exaltación de instrumentos en la que participaron los grupos Asociación Cultural Hermandad de la Piedad de Cella, con su sección infantil; Tambores de Teruel (sección infantil); Tambores y Bombos Ciudad de Teruel; Tambores y Bombos Santo Cristo del Consuelo de Villarquemado; Asociación Cultural Casa del Tambor de Teruel; Cofradía Sant Silenci de L’Alcudia; Hermandad de Caballeros del Santo Sepulcro y Santísimo Cristo del Amor; Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad de Daroca y Asociación Cultural Ciudad Mudéjar.

Tras esta exhibición de toques hubo una tamborrada en la que se pudo escuchar el potente sonido de los bombos gigantes y en el que participó todo el mundo que quiso. Los redobles se escucharon hasta la media noche, cuando la plaza volvió a quedar en silencio. Laura Galve, miembro de la organización, señaló que, puesto que no habían podido invitar a todas las cofradías y asociaciones turolenses, habían querido abrir esta última parte de la jornada a todos los aficionados.

Por otro lado, Galve señaló que la idea de esta asociación turolense es que este esta concentración sea un punto de arranque para que se pueda ir repitiendo la actividad en las diferentes localidades que han participado y así que estos enormes bombos se puedan exhibir en diferentes lugares.

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.