aragóndigital.es
Síguenos en...
Domingo, 22 de julio de 2018
CULTURA

3/5/2018

Robert Royal, el fotógrafo de los años decisivos

El 18 de mayo estará en Olba por la celebración del centenario del nacimiento del modisto turolense
Javier Hernández
imprimir
Robert Royal, junto a una de sus fotos de Manuel Pertegaz y el autor del artículo
Robert Royal, junto a una de sus fotos de Manuel Pertegaz y el autor del artículo

Llegó Robert Royal (Alabama 1940) a nuestro país con la intención de ser actor, había pasado por Nueva York y allí alguien le dijo que en España había mucho trabajo en Almería, los años dorados del spaghetti-western y aterrizó en nuestro país en 1963, sabía montar a caballo lo que facilitó su incorporación al género, pero sí de cine se trata hay un película de referencia Camino del Rocío que rodó a las ordenes de Rafael Gil en 1966 junto a Carmen Sevilla, Paco Rabal y Arturo Fernández, un Robert –Bob para los amigos- con planta de galán hollywoodiense, uniforme de las fuerzas aéreas en contraste con volantes guitarras y aquel pegadizo Cariño Trianero que interpretaba la Carmen de España con gracia salero y tronío.

La fotografía
Un buen día la fotografía se cruzó en su camino, como todas las disciplinas del arte fue casi por casualidad, en una de esas jornadas en la Escuela de Actores de Madrid se enteró que en el Ministerio de Información y Turismo necesitaban un conductor que hablara inglés y allí que se fue, de chofer de un productor que venía de su país de nacimiento, desde entonces cogió la cámara y empezó la aventura de fotografiar moda y noticias de aquella España gris, aún con aroma de cenizas entre los primeros turistas extranjeros y los incipientes paradores de Manuel Fraga.
   Sobre todas las cosas que se puedan decir de Bob Royal sobresaldrá siempre su enorme interés por la sociedad española, una sociedad en estado de represión en lo político y en lo anímico, sin muchos más horizontes que un día a día que se convertía en una aventura que, el objetivo de Robert Royal recogía en la actualidad y en la moda, termómetros donde se apreciaba de manera clara la evolución lenta de la piel de toro.
Un alma aventurera no se queda mucho tiempo en un sitio, se puede tildar a Robert de fotoperiodista y al hacerlo se constata una realidad pionera, la India, Egipto, Sudamérica y otros tantos sitios del mundo contaron con sus imágenes, con su trabajo, que tenía difusión a través de la prensa inglesa y norteamericana, The Sunday Times, Time o The New York Times medios habituales donde publicó fotografías de actualidad, en un tiempo sin video que matara a la estrella de la radio ni al objetivo del fotógrafo, la instantánea era el mejor reclamo de la prensa que apuntalaba la veracidad de lo que ocurría en el lugar de la noticia.

En Beirut
En Beirut del dicen que Franco agoniza, se compra una furgoneta con un colchón y monta guardia en la puerta de El Pardo, día y noche esperando el fin de una etapa y el inmediato amanecer de otra como espectador excepcional de la historia de España.
   A día de hoy se puede afirmar que el documento visual juega un papel importantísimo ya en cualquier análisis serio que se haga de la historia, al documento de archivo a la consulta en la hemeroteca se suma la apertura del diafragma y la exposición para ver lo que las imágenes aportan, no se entendería un estudio de la reciente historia sin la fotografía como fuente.

Años trascendentales
Esta primavera hemos podido ver de cerca  esos años trascendentales en la historia de España retratados con el objetivo de Robert Royal, una exposición que bajo el titulo Fotografía españolas se ha desarrollado en el Centro Internacional de Prensa (CIP) de Madrid, ha recogido la imagen social y política de 50 años trascendentales de nuestra historia.
 
Imagen turolense
Una muestra fotográfica donde la imagen turolense tiene también presencia, de un lado la mítica fotografía de Manuel Pertegaz, del que este año se cumple el centenario de su nacimiento, Robert Royal fotografió en 1972 al gran modista de Olba, en lo que sin duda alguna se ha convertido en uno de los retratos de referencia del fotógrafo, me cuenta Robert Royal lo impresionante de la personalidad de Pertegaz, su infinita curiosidad sobre todas las cosas, su apuesta permanente por el buen gusto, por la belleza y la perfección “a Manolo no le sobraba nadie, San Jaime siempre estaba lleno de gente” y lo dice con cierta emoción, Robert Royal estará en Olba el próximo día 18 de Mayo para celebrar ese centenario y como asegura lo hará con la cámara en la mano.
   Junto con la imagen del modisto Pertegaz, uno de sus diseños contemporáneos a la fotografía del diseñador, la moda fue parte importante en la obra de Royal, durante años sus fotografías con los diseños del turolense estuvieron en la prensa norteamericana, un país enamorado de la alta costura del aragonés.

Exposición
En una exposición que refleja momentos tan trascendentales resulta curiosa esta presencia turolense, el otro caso es el de Antón García Abril, fotografiado en el palco del Teatro Real de Madrid a finales de los setenta.
   Se trata del palco del segundo piso que está justo encima del escenario, un Teatro Real previo de la reforma que en los noventa cuando era una sala de conciertos sinfónicos.
   Un joven García Abril que sin embargo ya había compuesto un buen número de obras para el cine y la televisión y ya estaba considerado uno de los compositores contemporáneos del momento en España. Interesante fotografía donde aparecen en el palco inferior Cayetana de Alba y su marido el intelectual Jesús Aguirre.

Magnífico fotógrafo
Conversar con Bob Royal es sumergirse en lo vivido, lo fotografiado y sobre todo en el análisis pausado, correcto de todo lo que ha podido ver, Bob es sobre todo un hombre agradable, cercano, entusiasta al que le sigue motivando lo novedoso, lo que se aleja de la rutina, ha sido referente en fotografía no solo en ese primigenio fotoperiodismo hoy en día tan fundamental, también en el campo de la publicidad, de la aventura.
   Bob Royal no se arruga, el hombre tenaz, capaz de exponer en Malabo, capaz de subirse a lo más alto de la Torre Cepsa en el Bussines Area de Madrid y todo desde esa sonrisa y amabilidad parte de su personalidad.
   En su estudio en San Sebastián de los Reyes, miles de fotografías recuerdos sonrisas, me llama la atención unas preciosas fotografías de sus padres, me cuenta que ahora todo gira un poco en torno a su nieto, pero Bob sigue presente en conexión con el mundo periodístico, forma parte de  la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera en España, toda una institución presente en nuestro país desde 1923 ahí es nada.
La conversación con Bob es inagotable, por fantástica y plena de anotaciones que dan una perfecta idea de su privilegiado conocimiento del país que comparte con cercanía exento de frases huecas, entre movimiento de manos y gesto alegre, la suya es una vida llena de aventura, primero la del cine, su experiencia delante de la cámara da para un libro, sobre todo cuando habla de Camino del Rocío donde por cierto le toco ser el novio de Conchita Goyanes hermana de Carmen Sevilla en la cinta.
En su archivo compuesto por más de 15.00 negativos, una parte importante de la historia de España de la que su cámara fue ventana para el mundo, hoy en día sigue conservando ese aire de galán de cine, se entusiasma al hablar de fotografía de forma respetuosa y admirando la obra de otros fotógrafos, y jalona los detalles de la citada conversación con miles de anécdotas que son historia, parafraseando los spaghetti-western Bob Royal es un Gran Tipo, si del título de una película se tratara para mí sería El Retrato español que vino de Alabama.

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.