aragóndigital.es
Síguenos en...
Domingo, 24 de junio de 2018
BAJO ARAGÓN

14/6/2018

Suelo y Vivienda rehabilitará el aljibe del convento de Santa Ana de Albalate del Arzobispo

Sale a licitación pública la actuación con un presupuesto de 53.000 euros financiados por el Fite
Redacción
imprimir
Escombros existentes en el interior del aljibe
Escombros existentes en el interior del aljibe

Suelo y Vivienda de Aragón ha sacado a licitación la restauración del aljibe ubicado bajo la residencia de Albalate del Arzobispo con el objetivo de ponerlo en valor y hacerlo visitable.

La actuación, que cuenta con un presupuesto de 53.674,93 euros (IVA incluido) financiado por el Fondo de Inversiones de Teruel, estará ejecutada entre finales de septiembre y principios de octubre, según el plazo de tres meses que tendrá la empresa que resulte contratista.

Según explica el arquitecto Luis Moreno en el proyecto de restauración, el aljibe pertenece al convento de Santa Ana, fundado por los padres Capuchinos en 1634. Su construcción finalizó en 1648, según datos aportados al proyecto por el historiador José Manuel Pina.

Hoy día, parte del convento hace las funciones de museo de la Semana Santa, y otra de residencia de la tercera edad y consultorio médico. El aljibe es accesible desde el distribuidor del ambulatorio en el semisótano. En este momento se accede con  dificultad por la existencia de gran cantidad de escombro.

Su función en tiempos era la de recoger agua de pluviales. No obstante, “es precioso, no es cualquier cosa”, y por ello el Ayuntamiento de Albalate lleva tiempo queriéndolo restaurar. “Tiene un valor histórico y arquitectónico, pero con los recortes y las pocas inversiones no veíamos el momento de poderlo hacer. Ahora le ha llegado”, celebró el alcalde, Antonio del Río.

En este momento se encuentra en un estado de deterioro como consecuencia del abandono y la falta de mantenimiento. No obstante, se encuentra prácticamente íntegro. Consta de bóveda de ladrillo y paredes de mampostería de piedra arenisca. El estado de conservación es bueno, salvo algunas pequeñas zonas dañadas en bóveda que necesitan de un retacado puntual.

Desescombrado y limpieza

La rehabilitación incluye la limpieza, primero el desescombrado y posteriormente un trabajo manual con cepillo para eliminar el detritus superficial. También se aplicarán protecciones fungicidas.

Siempre según el proyecto, se derribarán parcialmente los muros de mampostería para ensanchar el hueco de acceso al aljibe, que se repondrá con el sillarejo existente, ejecutando un nuevo dintel de piedra y reutilizando en la medida de lo posible la piedra existente.

En cuanto al acceso desde el pasillo del consultorio médico, se adecuará el hueco existente y se colocará una escalera que permita bajar cómodamente al aljibe, salvando una altura de 3,3 metros. También se instalará una barandilla de protección y puertas.

Con todo ello, quedará una superficie aprovechable de 54,14 metros cuadrados, de la que el acceso ocupará 6,35 metros.

El objetivo de todo ello es “rescatar el aljibe”, garantizando una adecuada accesibilidad para su conservación y permitiendo que sea visitable para el estudio y disfrute de su población y visitantes.

Para compatibilizar las obras –está previsto que comiencen el 1 de julio tras la formalización del contrato– con el uso del consultorio médico, se excavará un pozo y se abrirá un hueco en un muro de la planta de lavandería de la residencia. 

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.