aragóndigital.es
Síguenos en...
Lunes, 23 de julio de 2018
TERUEL

14/7/2018

Ábalos insiste en su compromiso con el Cantábrico-Mediterráneo

El ministro defiende en el Congreso incluirlo en el Reglamento CEF de la UE
Francisco Javier Millán
imprimir
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante su comparecencia en el Congreso
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante su comparecencia en el Congreso

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, insistió el jueves en el Congreso de los Diputados en su compromiso con que el tramo entre Zaragoza, Teruel y Sagunto del corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo sea incluido en el Reglamento CEF de la UE que regula la financiación comunitaria para las redes de transporte transeuropeas, de la que ha quedado excluido en la primera propuesta hecha por la Comisión Europea.

Ábalos se refirió a ello durante la comparecencia que tuvo en la Comisión de Fomento del Congreso, a petición propia y de varios grupos parlamentarios, donde dio cuenta de los planes que piensa desarrollar su ministerio tras el cambio de Gobierno.

El ministro ya hizo esta petición el pasado martes a la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, quien se comprometió a estudiar la incorporación del tramo de este corredor al ser una petición del nuevo Gobierno.

El titular de Fomento se refirió en varias ocasiones a esta demanda a lo largo de la comisión, que se prolongó durante cerca de seis horas, si bien lo hizo argumentando la necesidad de conectar Valencia con los corredores Atlántico y Cantábrico a través de Madrid y Zaragoza respectivamente.  

Nada más iniciar su intervención, Ábalos comentó que en materia de redes transeuropeas había que “revisar la situación actual”, puesto que había un “retraso palpable en su desarrollo”,  además de no haberse incluido “importantes conexiones en el corredor Mediterráneo”, en referencia al enlace con el del Cantábrico por Teruel, y con el Atlántico por Madrid.

Lo dijo al poco de comenzar su comparecencia y momentos después recordó que esta misma semana se había reunido con la comisaria europea del ramo para hablar, entre otros temas, de esta cuestión, “la inclusión en el Reglamento CEF de la conexión del corredor Mediterráneo con la fachada atlántica y cantábrica”. Lo citó como el primero de todos los asuntos abordados con Bulc.

 Posteriormente insistió en esa idea después de afirmar que el Gobierno quiere ser el principal impulsor de “una red ferroviaria por la que los trenes puedan circular libremente sin ningún tipo de traba, ya sea técnica o administrativa”.

Todo ello, precisó, “sin olvidar nuestro compromiso con conexiones que aún demandamos, como las del corredor Mediterráneo desde Valencia a Madrid y a Zaragoza de cara a la aprobación del nuevo reglamento de corredores ferroviarios”.

En su comparecencia, el ministro anunció que su intención era dar continuidad a las inversiones iniciadas por el anterior Ejecutivo, y pidió que esta decisión no se confundiera ni con “continuismo” ni con “conformismo”. Pidió en cualquier caso ser “realistas” en las inversiones porque “la realidad es más dura que vender ilusiones”.

Tras ese compromiso del ministro no deberían verse afectadas las inversiones contempladas en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 para la provincia de Teruel, en infraestructuras como el ferrocarril convencional y la intervención comprometida por los anteriores responsables de Fomento en la N-330 entre Teruel y el Rincón de Ademuz.

Respecto a la tramitacón del nuevo contrato entre Renfe y el Ministerio de Fomento para la financiación de los trenes de viajeros de obligación de servicio público (OSP), el ministro comentó que los anteriores responsables tenían previsto hacerlo en la primavera, pero no se hizo, y que su compromiso era poder hacerlo en el próximo otoño.

Esta cuestión afecta particularmente a Aragón ya que el anterior Ministerio de Fomento volvió a excluir varios servicios de viajeros en la Comunidad Autónoma como obligaciones de servicio público, tal es el caso de los primeros trenes y últimos del día que cubren los trayectos entre Teruel y Zaragoza, y Teruel y Valencia. El Gobierno de Aragón se ha dirigido a los nuevos responsables ministeriales para solicitar que se reconozcan también estos servicios como obligaciones públicas al figurar dentro de las mismas relaciones, entre Zaragoza y Sagunto, que están reconocidas como tales.

Tras expresar su voluntad de que el cambio de Gobierno no afectaría a los compromisos de inversión y de contratos, y que por tanto se iban a “licitar contratos de obra por importe total de más de 5.000 millones e euros y poner en marcha un plan para promover 20.000 viviendas en alquiler”, Ábalos comentó que dentro de la política general del Gobierno de Pedro Sánchez, “los principales retos pendientes se encuentran en el ámbito de la desigualdad y la pobreza, del mercado de trabajo, de la educación y de la productividad”.

En este sentido, el titular de la cartera de Fomento comentó que estas infraestructuras y los recursos que se destinan a ellas deben servir para contribuir a “vertebrar y cohesionar mejor nuestro país”. Reconoció en cualquier caso que quedaba “mucho por hacer” para conseguir una política de transportes “más racional y moderna”.

Sobre la primera idea insistió en varias ocasiones al referirse a que la modernización del sistema de transportes en España debería servir para que sea un “elemento eficaz de cohesión territorial”. Se comprometió por ello a “escuchar al territorio y saber qué necesidades tiene y qué demanda la sociedad”.

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.