aragóndigital.es
Síguenos en...
Miércoles, 14 de noviembre de 2018
ENTREVISTAS

12/8/2018

Santiago Auserón, músico fundador de Radio Futura: “Los Beatles no hubieran existido nunca si no lo hubiera hecho Mozart”

Miguel Ángel Artigas
imprimir
Santiago Auserón, en un ensayo de su concierto en formato sinfónico con los temas de Radio Futura y Juan Perro. M. Artigas
Santiago Auserón, en un ensayo de su concierto en formato sinfónico con los temas de Radio Futura y Juan Perro. M. Artigas

La fusión entre la música popular eléctrica y la orquesta sinfónica en el que está embarcado Santiago Auserón no es, según él mismo, una singularidad en el cosmos de la música, sino un camino natural que puede aportar muchas y grandes cosas en el futuro.  Auserón ofreció este sábado un concierto en Rubielos de Mora con la Orquesta Reino de Aragón, con el que arrancó el festival Puerta al Mediterráneo.

- ¿Qué le ha aportado ‘Vagamundo’?

- Me ha permitido ver con microscopio la distancia entre un cantante de genero popular eléctrico, como yo, y los hábitos de una orquesta sinfónica. Sobre todo en el concepto del tempo, ya que una orquesta no tiene la flexibilidad improvisadora de la banda de rock o de jazz, sino que trabaja con una métrica muy rigurosa donde todo el mundo tiene que trabajar al milímetro. 

Para mí el lenguaje de un director de orquesta era completamente desconocido, y trabajando con ellos poco a poco me he puesto al día. Grabando el disco terminé muy contento, porque hemos conseguido salvar seis tomas completamente en directo, y otras seis retrabajadas en estudio. Para mí es un excelente porcentaje. 

- ¿Cómo cambia el papel del cantante cuando lo hace acompañado por docenas de instrumentos?

- Para mí esto ha significado una toma de conciencia de cuál es el auténtico trabajo vocal del cantante. Y creo que ese mismo trabajo puede llevarse a la canción popular contemporánea para enriquecerla. 

- ¿Se trataba de adaptar Juan Perro a la  música clásica, o ha sido necesario partir de cero con las canciones?

- Amparo Edo ha reescrito los temas. Ella dice que solo ha cogido el germen interior de cada canción, pero ha hecho algo más, ha escrito música. Y le ha dado una interpretación poética a cada tema. Ha captado la historia de las letras y ha sabido llevársela a este formato. 

- ¿Por qué eligió precisamente el formato sinfónico?

- Quería ponerme en contacto la formación de músicos de orquesta que vienen de interpretar repertorio clásico pero que, por generación, han vivido el rock y la música eléctrica en primera persona. En España hemos pasado por diversas épocas. Hubo décadas en las que el pop más facilón florecía y estaba socialmente más vivo que ninguna otra cosa. Luego eso se durmió, se abarató y se vulgarizó, convirtiéndose en mercancía muy degradada. Después lo más avanzado fue la música de improvisación, el jazz y el nuevo flamenco. Pero ahora lo que está realmente avanzando y tirando del carro musicalmente en España son las orquestas. Hay músicos muy jóvenes y con gran formación que están tocando al nivel de las mejores orquestas sinfónicas de todo el mundo. Hasta hace poco había hasta un 50% de músicos extranjeros en las orquestas españolas, sobre todo gente del este en las secciones de cuerda, pero ahora empieza a haber músicos españoles en las orquestas extranjeras. Y todo esto nos obliga a los músicos populares como yo a ponernos al día y a revisar lo que hacemos. 

- ¿Qué reacción percibe entre los músicos al interpretar sus canciones?

- Amparo Edo ha sido muy inteligente. Ha escrito partituras en las cuales todos los arreglos son divertidos de tocar. Todo el mundo tiene que poner la atención que exige algo que, aparentemente es sencillo, pero que es inusual y por tanto requiere una concentración especial. Y además de eso el modo en el que están engarzados los arreglos implica un disfrute en cada uno de los músicos que no suelen experimentar en una formación sinfónica. Las partituras de Amparo les hace sentir como si estuvieran en una banda de rock.

- Y eso no significa frivolizar la música...

- Ni mucho menos. Al contrario, significa dignificar. 

- ¿Qué respuesta percibe del público?

- Una parte de mi público es público roquero pero escucha jazz o clásica, pero otra parte no. Y cuando vienen a escuchar Vagamundo quedan impresionados por la magnitud del sonido sinfónico. Reaccionan con mucha pasión y con una energía que transmiten a los músicos, que no están acostumbrados a experimentar durante un concierto de clásica, con lo que se lía un feedback que hace que los conciertos alcancen una enorme cuota de intensidad. 

- Quizá los roqueros necesiten un poco más de clásica y los clásicos un poco más de rock...

- Esto me ha hecho hacerme preguntas ¿Por qué no podemos trabajar los músicos populares más en relación con los clásicos. Estudiar un poco más, sin perder los aires de la calle y la esquina, pero estudiar un poco más para poder dialogar con este tipo de músicos y tentarles con nuevos proyectos. Si reflexionas un poco, descubres que en los grandes repertorios del rock and roll la huella del clásico es evidente. Los Beatles no hubieran existido sin Mozart. 

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net