aragóndigital.es
Síguenos en...
Domingo, 18 de noviembre de 2018
ENTREVISTAS

14/9/2018

David Sánchez Fabra, escritor turolense: “Defender las verdades y perseguir las mentiras es una de mis obsesiones”

‘Extasía’ es la cuarta novela del de Fuentes Claras, una distopía en la que no se evitan temas muy polémicos
Miguel Ángel Artigas
imprimir
Imagen del médico y escritor David Sánchez Fabra
Imagen del médico y escritor David Sánchez Fabra

David Sánchez Fabra (Fuentes Claras, 1989) regresa al mundo editorial dos años después de terminar su trilogía Yo, Conquistador (Comuniter) sobre la epopeya de Hernán Cortés en México. En su cuarta novela, Extasía (Circulo Rojo), plantea un radical cambio de escenario, viajando hacia el futuro cercano para hablar de la evolución social de un mundo en el que el pensamiento único amenaza con acabar con la libertad en nombre de la libertad. 

- ¿Qué cuenta en Extasía?

- Es una novela ambientada en la Zaragoza de 2035, en un futuro relativamente próximo pero con una profunda transformación social. Mezcla cuatro historias, la de un inspector de policía que investiga el asesinato de un político local; una prostituta explotada desde su infancia que decide vengarse de los culpables; un militar que regresa derrotado de una guerra ocultada por los medios de comunicación, y una mujer empeñada en legalizar la prostitución para evitar al trata de personas. 

- Parece un gran cambio de tercio con respecto a su trilogía Yo, Conquistador, sobre Hernán Cortés...

- Pero no es tal. Con esa trilogía trataba de desmentir de algún modo la leyenda negra que existe sobre los conquistadores españoles, y en Extasía intento desenmascarar algunas mentiras sobre la sociedad. Defender la verdad y perseguir la mentira es una de mis obsesiones. En la actualidad hay muchos tabús y muchas verdades místicas sobre las que no se puede hablar u opinar sin traspasar los límites de lo políticamente correcto y, por tanto, ser censurado. 

- ¿De qué tabús estamos hablando?

- El libro trata temas como el género, la inmigración y el incremento demográfico mundial, la crispación política o la intolerancia hacia las ideas ajenas. 

- ¿Usted se moja?

- Realmente yo no digo nada, son mis personajes los que hablan. Mis personajes tienen algo mío, pero no necesariamente son yo, ni opinan exactamente igual que yo. 

- ¿Qué clase de futuro distópico, y en ese sentido indeseable, plantea su novela?

- Es un futuro que no merece la pena vivir. Hay muchos libros prohibidos y algunos se están reescribiendo. El arte ha perdido su valor porque las obras tienen que cumplir cánones políticos, los cupos laborales de género ocasionan desarreglos en el mercado laboral, y la presión social a través del acoso a quien piensa diferente, algo que estamos empezando a vivir en las redes sociales, llega a la máxima expresión.

- Lo de los libros y su reescritura recuerda a ‘Fahrenheit 451’ de Ray Bradbury. Bebe de este o de alguna otra de las distopías clásicas?

- No exactamente, aunque uno de mis escritores favoritos es George Orwell y la novela tiene reminiscencias de 1984, a la que hago algún tributo en Extasía. 

- ‘1984’ es el padre de todas la distopías y no existe ninguna que no se le parezca aunque sea un poquito...

- Desde luego. Es un libro fabuloso y creo que debería ser de lectura obligada en el Instituto. 

- La prostitución ocupa un lugar destacado en Extasía... ¿Qué opina del gol por la escuadra que encajó la ministra de Trabajo hace unas semanas?

- Esa noticia fue uno de los motivos que me decidieron a publicar definitivamente la novela. No soy un gran experto en el tema, pero creo que si la prostitución fuera un trabajo regulado por ley del mismo modo que otros, sería un empleo normal y corriente para quienes decidieran libremente alquilar su tiempo y ofrecer determinados servicios. En este caso no se trataba ni siquiera de legalizar la prostitución sino de crear un sindicato que permitiera a las prostitutas organizarse y ejercer presión, así que con la decisión de este gobierno, que se autodefine feminista, les ha hecho un flaco favor. Hay mucha gente cuyo trabajo no le gusta, pero el hecho de que en la prostitución entre el sexo, hace que se considere una actividad impura, lo cual invade las concepciones morales de cada uno, que no tienen por qué ser las mismas. En este sentido creo que determinados sectores de la izquierda se están empezando a tocar con determinados sectores de la derecha y del catolicismo. 

- Después de que Comuniter reeditara la trilogía Yo, Conquistador tras autopublicarla, a vuelto a elegir esta vía para Extasía. ¿Por qué?

- Ni siquiera me planteé llamar a una editorial, la verdad. Decidí volver a los orígenes con Círculo Rojo porque es una novela más personal y prefería moverla yo, y eso que mi experiencia con Comuniter ha sido y sigue siendo muy buena. Además cuando autopublicas puedes ponerle precio a tu libro. Conseguí sacarla en papel por 14.50 euros, que me parece un precio asequible, y en ebook por 1 euro. Hay gente que dice que una novela no puede ser tan barata, pero yo creo que cuando hablamos de un libro digital tiene que ser muy barato. El mercado de internet te permite vender unas cantidades de libros muy grandes, así que el precio creo que debe ser bajo. Además yo no vivo de la literatura y no cuento mis ganancias por euros, sino por lectores. 

- ¿Cuándo se presenta la novela?

- El 1 de octubre se presentará en Zaragoza, y todavía no tengo más fechas, aunque iré moviéndola por donde pueda. 

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net