aragóndigital.es
Síguenos en...
Viernes, 22 de febrero de 2019
BAJO ARAGÓN

20/1/2019

El doble asesino machista de La Puebla de Híjar había roto la relación con la localidad

El municipio donde nació José Javier Salvador rememora con desagrado el crimen de 2003 tras el homicidio de la abogada de Zaragoza
Maribel S. Timoneda
imprimir
A la derecha, la abogada asesinada con José Javier Salvador en mayo de 2005, durante el juicio al parricida por matar a su mujer en La Puebla de Híjar
A la derecha, la abogada asesinada con José Javier Salvador en mayo de 2005, durante el juicio al parricida por matar a su mujer en La Puebla de Híjar

Lo último que deseaban los vecinos de La Puebla de Híjar era volver a revivir la pesadilla de un asesinato machista como el que hizo famosa, a su pesar, a esta localidad del Bajo Martín en toda España durante la campaña electoral de 2003. Pero este viernes los poblanos volvieron a acordarse de Patricia Maurel y revivieron las horas de su brutal asesinato, tras hacerse público que José Javier Salvador, aquel constructor de éxito que en mayo de 2003 descerrajó 9 tiros a la madre de sus tres hijos, era el mismo que el jueves acabó presuntamente con la vida de su abogada en Zaragoza.

La estupefacción se notaba en el alcalde de La Puebla de Híjar, Pedro Bello, que a medida que avanzaba la mañana fue conociendo detalles de los hechos y que aseguraba tener “unos recuerdos muy amargos de aquellos tiempos, en los que sufrimos un shock de esos que no se olvidan nunca, porque además del asesinato había tres niños muy pequeños de la pareja”.

A José Javier Salvador no lo habían vuelto a ver en La Puebla de Híjar en los casi 16 años que han transcurrido desde aquel primer crimen machista que protagonizó. No obstante, algunos vecinos, según el regidor, “sí que dicen que se ha pasado por el pueblo, porque en alguna fiesta de estas en las que hay hogueras por la noche alguien dijo que vio pasar su furgoneta rotulada con el nombre de su empresa, Construcciones Salvador, con la que ahora realizaba apaños y remiendos en Zaragoza, la ciudad en la  que se había instalado tras sus años en la prisión de Teruel.

"Nos hemos despertado con una sorpresa mayúscula, y además volviendo a rememorar un tema que todos creíamos que estaba apartado y que ha vuelto a refrescar unos sucesos que no son nada agradables para nadie”, declaró Pedro Bello. El regidor no ha visto al asesino de Patricia Maurel desde que la mató en mayo de 2003 y “si ha pasado por aquí lo ha hecho de extranjis, suponemos que para dar alguna vuelta y recordar sus orígenes” en este pueblo donde empezó en el sector de la construcción “desde abajo” y donde su empresa tomó dimensión y creció a finales de la década de los 90, durante los años de expansión de los sectores inmobiliarios y de la construcción. En 2003, cuando asesinó a su mujer, tenía a su cargo “cinco o seis trabajadores”, según Bello. 

Con la pérdida de contacto, La Puebla de Híjar ya había “desconectado” de José Javier Salvador, según su alcalde. En el pueblo ya no mantenía relación con nadie, ni siquiera con su familia más próxima, unos primos que le quedaban y con los que parece que “había cortado hace años la relación”. Huérfano desde niño, a él y a su hermana los criaron sus tíos José y María, el primero ya fallecido y la segunda nonagenaria. En relación a su hermana, también abandonó hace años La Puebla y parece ser que vivía en un pueblo de la provincia de Zaragoza.

Los poblanos se habían encontrado con José Javier Salvador “alguna vez en Zaragoza o en Teruel, cuando empezó a tener permisos penitenciarios y un régimen de salidas más abierto, y la sensación no era buena, la gente se quedaba cortada al verle, sin saber qué hacer ni qué decir”, apuntó Bello. 

Pero los encuentros eran inevitables, porque “hay barrios de Zaragoza en los que vive más gente de La Puebla que en el propio municipio, sobre todo en los barrios obreros, que están llenos de emigrantes del Bajo Aragón”, añadió el alcalde, que explicó que ya había oído hablar a algún vecino de “la Rebeca”, en referencia a la abogada cuyo cuerpo sin vida fue encontrado este jueves en el domicilio de Salvador. Al parecer, “alguno se los encontró a ambos en Zaragoza, pero también parece ser que ha sido abogada de algún que otro poblano en algún caso”.

 

Híjar

En cuanto a Híjar, en donde viven los padres de Patricia Maurel, las sensaciones eran ayer más o menos parecidas. Los hijos de Patricia Maurel -el mayor tenía ocho años y la menor dos o tres cuando asesinaron a su madre- han residido con los abuelos maternos desde el crimen. 

El alcalde de Híjar, Luis Carlos Marquesán, comentó que “esporádicamente se le ha visto por el entorno, por Alcañiz, por Caspe, aunque nunca en Híjar”. Los hijaranos “sabíamos que había salido de la cárcel y que estaba por Zaragoza, pero nada más; los niños se han criado con sus abuelos y estaban estudiando fuera”. 

El segundo asesinato que cometió este jueves Salvador ha “supuesto rememorar lo ocurrido hace 15 años y parece una locura”, manifestó Marquesán, quien reflexionó sobre “este sistema penal que tenemos, que parece que no funciona del todo bien, porque acaba de ocurrir una copia de lo sucedido en 2003. Deberíamos valorar si hay algo que estamos haciendo mal”.

Portada de Hoy

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net