Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Barrio de Santiago de Alcañiz, a donde llegará el vial

Adjudicada la redacción del proyecto del vial del Barrio de Santiago de Alcañiz

El Ayuntamiento encarga el contrato al gabinete Grupo Territorio Aranea SLP por 179.685 euros

El Ayuntamiento de Alcañiz dio luz verde al contrato de servicios para la redacción del proyecto de urbanización y dirección de obras del vial de acceso al Barrio de Santiago, suscrito  con la empresa Grupo Territorio Aranea SLP.

El contrato tiene un importe de 179.685 euros y tiene como objetivo la redacción del proyecto de urbanización, restauración paisajística de la ladera con integración del vial, dirección de obras y coordinación de seguridad y salud del nuevo vial. Según informó el Ayuntamiento de Alcañiz, dentro de la propuesta está incluida la conexión de esta calle de nueva apertura con la travesía urbana de la carretera nacional N-232a, que se reabrió al tráfico el viernes pasado.

Tras la firma del contrato por parte del alcalde, Ignacio Urquizu, el regidor expresó su satisfacción por el que calificó como “el contrato de la legislatura”, porque supone el punto de partida para “una de las mayores obras que se van a hacer en Alcañiz, por su impacto visual como vista de la ciudad y mirador al Bajo Aragón, por los cambios de vialidad para sacar el tráfico del casco histórico y para el acceso al Parador Nacionalpor el cerro de Pui-Pinos”. Asimismo, el primer edil destacó la función que tendrá el nuevo vial desde el punto de vista de “la recuperación paisajística, con la creación de nuevas zonas verdes y espacios de ocio”. 

El alcalde alcañizano valoró el proyecto como una “solución al derrumbe del cerro” y explicó que “la empresa adjudicataria tiene que entregarlo en el mes de diciembre”. De la misma manera, hizo hincapié en que “queremos hacerlo con un mecanismo de participación ciudadana, por lo que intentaremos convocar hacia la segunda quincena de octubre un Consejo de Ciudad u otra convocatoria pública telemática para que la ciudadanía pueda conocer el proyecto de la mano de sus redactores”. 

Proyecto complejo

La redacción del proyecto del nuevo vial por el barrio de Santiago se licitó por primera vez el año pasado. La licitación quedó desierta al retirarse del concurso todas las empresas. Además de resolver la cuestión paisajística, el gabinete adjudicatario tendrá que solucionar otras cuestiones derivadas de las obras de estabilización. Una de ellas es el modo en el que entronca el nuevo vial con la travesía de la carretera nacional 232 a su paso por el Muro de Santiago. El equipo redactor tendrá que estudiar qué alternativa de nudo establece para que pueda realizarse movimiento de entrada y salida, tanto desde el barrio de Santiago, esto es, saliendo de la ciudad, como hacia el barrio, entrando. No en vano, la intención del Ayuntamiento es que este nuevo vial sea de doble dirección, de entrada y de salida, aunque en el último tramo, en el interior del caso antiguo, no será posible.

La idea del proyecto es integrar la ladera en la vida urbana de la ciudad, así como incorporar a esta zona los elementos patrimoniales existentes como son los tramos de la muralla que no quedaron destruidos durante el deslizamiento o con las obras de estabilización posteriores. También tendrá que verse dónde se colocará el arco de la iglesia de San Pedro -que fue desmontado previamente a la estabilización- y el sexto torreón, aparecido después del deslizamiento. 

El pliego también planteará la presentación de una propuesta de acceso peatonal mediante ascensor desde el barrio de Santiago (donde terminará el vial en la primera fase) hasta la glorieta de Valencia. En este caso, se ofrece hacer una conexión peatonal y mediante ascensor para facilitar los accesos, dado el importante desnivel que existe entre uno y otro punto: alrededor de 23 metros de altura.

Tanto la continuidad del vial hasta el futuro parking subterráneo -para el que no hay proyecto- y la adecuación de accesos hasta la glorieta de Valencia son dos aspectos destacables en el pliego de licitación. 

La redacción del proyecto salió a licitación por un montante de 200.000 euros. Se ha adjudicado por un 11% menos de presupuesto. Se calcula que la obra costará 2,2 millones de euros hasta el barrio de Santiago.