Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La oposición, PP y PAR, votó en contra de la propuesta de ordenanzas fiscales de 2021

Alcañiz aprueba las tasas de 2021 con una bonificación al IAE de última hora

Reprimenda de la oposición (PP y PAR) porque no se aceptaron sus propuestas para rebajar el IBI

Los alcañizanos no pagarán más impuestos locales en 2021, pero sí los mismos que este 2020. El pleno de Alcañiz aprobó anoche la propuesta de ordenanzas fiscales presentada por el equipo de gobierno en la Comisión de Hacienda, que fue respaldada por los grupos que sostienen el Gobierno (PSOE, Ciudadanos y Ganar), mientras que la oposición (PP y PAR) la rechazó después de que no les fuera aceptada ni una sola enmienda.

El grupo socialista presentó una enmienda transaccional a las ordenanzas municipales, incluyendo una bonificación en la cuota del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) por creación de empleo de la que podrán beneficiarse las empresas que tributen por cuota municipal y que hayan incrementado su plantilla con contrato indefinido durante el año pasado. A quienes mantengan en esta situación a un máximo de 10 trabajadores se les otorgará una bonificación del 40% en el IAE, que será del 50% para aquellas empresas que mantengan con contratos indefinidos a más de 10 trabajadores.

El concejal de Hacienda y teniente de alcalde, Javier Baigorri,  recalcó que la autoenmienda se había incorporado tras constatarse que esta bonificación está recogida en la Ley de Haciendas Locales. Las que había planteado la oposición en relación al IBI y a los veladores no están reconocidas y, por tanto, no se incorporarán.

El portavoz del PAR, Eduardo Orrios, recordó que “las ordenanzas son el documento político más importante para un equipo de gobierno, porque establecen los precios públicos y es ahora cuando se marcan los impuestos del año que viene”. En este sentido, Orrios señaló que el IBI “grava directamente al bolsillo” y que “para cuadrar las cuentas, el año pasado subieron los impuestos”. En total, “más de 440.000 euros con respecto a lo recaudado en 2019, lo que ha sido una subida considerable para los bolsillos de todos los alcañizanos”, dijo. Se preguntó también el portavoz aragonesista “dónde están las subidas al 0,72% del gravamen a las viviendas residenciales” que Ganar proponía a anteriores corporaciones. El portavoz del PAR añadió que “en lo que se ha quedado esa propuesta es en una subida  para todos al 0,70%” (subida aplicada en las ordenanzas de 2020).

En cuanto al PP, su portavoz, Nacho Carbó, mostró su “malestar por la actitud del equipo de gobierno, con cero predisposición a negociar ante un documento tan importante como son las ordenanzas”. Su voto en contra , según dijo, “es una enmienda a la totalidad por la nula cintura política que han tenido”, y añadió que, después de la subida de impuestos del año pasado, “solo faltaría que no congelaran las tasas en 2021”.

En su intervención, el concejal de Hacienda informó de que ha mantenido reuniones con los técnicos municipales sobre “el tema de los veladores” y prometió que “veremos cómo se pueden facilitar las cosas a los establecimientos de hostelería que no pueden desarrollar su actividad” (por las restricciones de la pandemia). El edil se defendió de las críticas de la oposición por no aceptar reducir las tasas  a los veladores recordando que “este año 2020 hemos hecho programas de ayudas, tanto de bonos de consumo como de subvenciones para empresas y autónomos, y a eso le llaman hostilidad hacia el pequeño comercio”, apostilló. El concejal afirmó que “intentamos conjugar ayudas al sector productivo junto con el mantenimiento de los servicios públicos”.

El pleno de Alcañiz también aprobó por mayoría del equipo de gobierno la segunda actualización del Plan Estratégico de Subvenciones, votada en contra por los grupos de la oposición, después de que hayan sido eliminadas algunas subvenciones nominativas a asociaciones locales. Ambos grupos tildaron de “unilateral y poco objetiva” la eliminación de estas subvenciones directas, una “decisión política”, señalaron, que les obligará a acudir a otras convocatorias por concurrencia competitiva. 

El pleno también aprobó la cuenta general de 2019, esta vez sí por unanimidad.

El pleno respalda una moción del PP para mejorar el proyecto del hospital

El hospital de Alcañiz y las infraestructuras sanitarias volvieron a ser objeto de debate durante el pleno de anoche a través de una moción presentada por el Partido Popular (PP), que fue apoyada por la mayoría del Pleno, una mayoría que otorgaron los votos de PP, PAR y de Ciudadanos (Cs). PSOE y Ganar votaron en contra.

En la propuesta, los populares solicitaban a la Corporación que inste al Gobierno de Aragón a acometer todas las actuaciones que sean precisas en el futuro hospital de Alcañiz, incorporando aquellas adaptaciones y modificaciones hechas al propio proyecto, a propuesta de los distintos servicios sanitarios, contando con un porcentaje que se sitúe en torno al 80% de habitaciones individuales, de acuerdo con los requerimientos que hacen los profesionales del sector". 

La moción también reclamaba la construcción de un hospital con las mejores instalaciones y la tecnología más moderna, propia de un hospital público de última generación, acorde a la nueva realidad y necesidades de la población a la que se atiende". En este sentido, proponían la puesta en marcha en el nuevo hospital de un circuito separado para enfermedades infecciosas que permita afrontar situaciones como la del Covid-19, así como crear una Unidad de Cuidados Intensivos a la mayor brevedad posible en el centro sanitario actual para que los pacientes no tengan que desplazarse más de 100 kilómetros para acceder a este servicio. 

Los grupos PSOE y Ganar rechazaron la moción por que no compartían la necesidad de modificar el proyecto. La portavoz de Ganar, María Milián, señaló que este cambio “retrasaría” la nueva licitación (prometida por el Gobierno de Aragón para el último trimestre de este año), aunque se mostró partidaria de apoyar el punto relativo a la UCI. Es por ello que solicitó al grupo proponente una votación por separado de los puntos incluidos en la moción, lo que rechazó el PP.

El grupo socialista enfatizó que una modificación del proyecto supondría un aumento de costes y retraso en la ejecución.

Banda ancha y hostelería

El pleno también debatió  y aprobó por unanimidad otras dos mociones presentadas por el grupo aragonés (PAR), una de ellas dirigida a solicitar al Gobierno de España una convocatoria inmediata de ayudas que permita la extensión de la banda ancha en la provincia de Teruel, que incluya la extensión de la cobertura de las redes públicas de banda ancha de nueva generación. La propuesta de los aragonesistas  reclama que la convocatoria incluya el mismo importe o mayor del que se disponía en la última convocatoria para la provincia de Teruel. 

Por otra parte, los aragonesistas también solicitaron en una segunda moción el apoyo del Pleno para apoyar al sector hostelero de la provincia de Teruel. La moción reclamaba al Ejecutivo autonómico que incluya a los establecimientos de hostelería y restauración del medio rural en una de las excepciones que permita aforos para el consumo en el interior en los ámbitos territoriales en los que resulte posible y en función de la situación epidemiológica concreta de cada municipio. 

El PAR defendió en esta propuesta que “en el pasado estado de alarma se constató que los municipios de menor tamaño tenían controlada la pandemia gracias a la labor de concienciación de los propios ciudadanos, el trabajo de los Ayuntamientos y la coordinación con Salud Pública”. Igualmente, insistieron en que en la primera oleada “se puso de manifiesto que los multiservicios como los bares del pueblo fueron un salvavidas económico para las familias que llevan estos establecimientos y se convirtieron en servicios esenciales para los habitantes de esas localidades.