Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

Alcañiz aprueba unos presupuestos de 15,9 millones con un 22% de inversión Alcañiz aprueba unos presupuestos de 15,9 millones con un 22% de inversión
Momento en que PP y PAR aprueban los presupuestos. M. N.

Alcañiz aprueba unos presupuestos de 15,9 millones con un 22% de inversión

PP y PAR sacan pecho de las futuras obras mientras que la oposición las califica de electoralistas
banner click 236 banner 236

El pleno del Ayuntamiento de Alcañiz aprobó este lunes unos presupuestos para 2019 de 15,9 millones de euros, un millón más que en 2018 debido principalmente a un incremento del 44% en las inversiones hasta llegar a los 3,53 millones. Destacan las obras que se acometerán en la piscina climatizada, las de emergencia y el vial en el cerro de Pui Pinos o la remodelación del parque infantil de la avenida de Aragón, unas actuaciones que la oposición cree que apenas se podrán iniciar y que tienen afán electoralista.

El presupuesto de ingresos y gastos, 15.900.580,64 euros, es exactamente el mismo que hace seis semanas el equipo de gobierno presentó a la oposición, la cual votó en contra en bloque al considerar que PP y PAR apenas se han leído sus enmiendas. 

La concejal delegada de Hacienda, Anabel Fernández, se congratuló por la “estrategia cumplida” que ha practicado el equipo de gobierno en las últimas dos legislaturas, y que pasaba por “equilibrar  las cuentas, pagar a proveedores” y, sólo si la situación económica mejoraba, acometer “grandes inversiones” como las que considera que se van a efectuar este año. 

La obra estrella es la nueva piscina climatizada, con 620.000 euros reservados, aunque no será ésta la intervención a la que se adjudique la mayor cuantía.

1,1 millones para Pui Pinos

Las obras en Pui Pinos tendrán una partida que multiplica por dos lo presupuestado en 2018. A esta actuación van destinados 1,1 millones, de los que la mitad serán para la terminación del vaciado del cerro y el resto para la construcción de un vial que conectará la ronda de Teruel con el entorno del parque del Cuartelillo, en donde el equipo de gobierno planea un aparcamiento subterráneo con 200 plazas que no figura en las cuentas aprobadas porque se sacará a concesión para que lo construya y lo explote una empresa. 

Crece considerablemente la partida destinada a parques y jardines por el proyecto de remodelación integral del parque infantil de la avenida Aragón, valorada en 316.000 euros. 

Las reposiciones de vías urbanas también aumentan hasta los 560.000 euros. Entre otras, se adecuará un tramo de la ronda de Belchite (220.000 euros), actuación que quedó congelada en los dos últimos ejercicios porque se dio prioridad a la obra de emergencia de Pui Pinos. 

Las únicas modificaciones con respecto al borrador de hace mes y medio, que no afectan al montante global, han sido la adquisición de un autobús nuevo mediante un sistema de leasing, la creación de una fiesta turística que recree la Concordia de Alcañiz, y que las agentes de desarrollo local asuman el trabajo de buscar inversiones empresariales en la ciudad y contacten con una empresa que invierta en una residencia para la tercera edad. 

Todas estas enmiendas fueron presentadas por el PSOE, que aún así votó en contra de los presupuestos por la falta de diálogo con el equipo de gobierno en la elaboración de las cuentas.

El portavoz socialista, Manuel Ponz, aseguró que estos presupuestos no son los de las inversiones sino los de “los proyectos” porque no dará tiempo a ejecutar las obras. Además, se quejó de que no favorecen el empleo ni preparan terreno industrial.

“La conclusión es que el equipo de gobierno ni siquiera se ha sentado a valorar ninguna de las enmiendas que hemos presentado la oposición. Tenían clarísimo que no iban a modificar el presupuesto ni con las propuestas de la oposición ni con las del Consejo de Ciudad”, protestó la portavoz de Ganar Alcañiz, María Milián. Su grupo presentó enmiendas que, según ellos, tenían como objetivo “la creación y fomento del empleo”, así como “la mejora de la asistencia social, el mantenimiento de los servicios públicos y la recuperación del casco histórico”, entre otras. 

En cuanto a Ciudadanos, su concejal Francisco Lahoz lamentó que si la ciudad pretende ser la localidad de referencia para el Bajo Aragón, “con estos presupuestos no lo consigue”.

Para Cs no es una prioridad remodelar el parque infantil de la avenida, ni una nueva piscina climatizada, sino que lo que necesita la ciudad es un nuevo polideportivo en la margen izquierda del Guadalope. “La ciudad deportiva Santa María está saturada y no hay aparcamiento”, dijo.

En general, la oposición acusó al equipo de gobierno de aprobar unas cuentas electoralistas, pues sospecha que muchas obras no dará tiempo a ejecutarlas de aquí a once meses. 

“Que sea un año de elecciones no quiere decir que el Ayuntamiento se paralice. Los trámites seguirán y las obras no se paralizarán”, garantizó el portavoz del PAR, Eduardo Orrios. 

“Los ciudadanos ya se merecen que no solo se hable de proyectos, sino de alguna realidad”, dijo Orrios, quien recordó que los dulzaineros Pepinero y Noel serán inmortalizados en forma de gigantes. 

En un pleno con marcados tintes de cierre de legislatura por aprobarse los últimos presupuestos de la misma, el alcalde, Juan Carlos Gracia Suso, cerró el debate agradeciendo al PAR su entrada en el equipo de gobierno. 

Préstamo de 1,6 millones

En cuando al presupuesto de ingresos, lo más destacable es el préstamo de 1,6 millones de euros que solicitará el Ayuntamiento para hacer frente a todas las obras. 

La recaudación municipal en impuestos directos y tasas y precios públicos disminuye. En el primer caso desde los 6.182.300 euros hasta los 5.911.000 euros, (260.000 euros menos) y eso a pesar de que la recaudación del IBI en rústica crece hasta los 430.000 euros (30.000 euros más que en 2018), incluso con la rebaja aprobada del 0.9% sobre el valor catastral. Mientras, el IBI de urbana tendrá una recaudación de 4.200.000 euros (146.000 euros menos). 

En cuanto a la actividad económica, la previsión es que los ingresos por IAE disminuyan desde los 300.000 a los 260.000 euros, si bien se contempla un incremento en el Icio (construcciones) de 14.000 euros. 

Crecerán los ingresos patrimoniales gracias al contrato de concesión del servicio de agua y alcantarillado que el Ayuntamiento sacará a licitación, por un periodo de 25 años, por un montante que rondará los 2.300.000 euros. La diferencia entre la cuantía que el consistorio tendrá que devolver a la empresa Aquara con lo que oferte el adjudicatario que se lleve el contrato será, según la previsión, de unos 400.000 euros netos.