Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

Alcañiz auditará las cuentas de 2018 y 2019 de la sociedad pública Fomenta Alcañiz auditará las cuentas de 2018 y 2019 de la sociedad pública Fomenta
Ayuntamiento de Alcañiz

Alcañiz auditará las cuentas de 2018 y 2019 de la sociedad pública Fomenta

La supervisión es una de las medidas de control interno reguladas en 2017 por un Real Decreto
banner click 236 banner 236

El Ayuntamiento de Alcañiz auditará la sociedad municipal Fomento de Alcañiz (Fomenta SLU), a través de una empresa externa, en cumplimiento del plan de control financiero previsto por el propio interventor municipal, que arranca con la supervisión de las cuentas de la sociedad de urbanismo. 

Se podría pensar que esta inspección financiera de la empresa pública es una iniciativa del nuevo equipo de gobierno de Alcañiz (PSOE-Cs-IU), pero no es así. El anuncio de licitación para contratar a la empresa auditora encargada del control de las sociedades municipales se publicó en mayo estando en el gobierno el anterior Ejecutivo (PP-PAR). 

Así las cosas, la medida es uno de los mecanismos de control financiero que figuran en el Real Decreto 424/2017, por el que se regula el régimen jurídico del control interno en las entidades del Sector Público Local. 

Según consta en el pliego, la supervisión de las cuentas de la sociedad de urbanismo se centrará en los ejercicios 2018 y 2019 y podría extenderse también a la sociedad municipal que gestiona el  tanatorio público, si así lo aprueba su Consejo de Administración, puesto que ésta -a diferencia de Fomenta, 100% pública- es una sociedad participada por el Ayuntamiento en un 51%.

La empresa Kreston Iberaudit S.L, entidad homologada por el ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas), ha sido la adjudicataria del contrato. Kreston Iberaudit fue la única auditora que se presentó a la licitación del contrato, según consta en la resolución de adjudicación.

Inicialmente, el control de las cuentas de la sociedad de urbanismo se centrará en dos ejercicios, según consta en la documentación del contrato, que ha sido adjudicado por un importe de 11.600 euros (IVA excluido), la mitad para cada anualidad. No obstante, está previsto que pueda ampliarse a dos anualidades más a través de una prórroga.

 

Al Tanatorio Público

El control financiero podría extenderse a la sociedad municipal Tanatorio Público de Alcañiz S.L, empresa participada en un 51% por el Ayuntamiento y en un 49% por distintas empresas de servicios funerarios que operan en el Bajo Aragón y que se reparten a partes iguales esta participación. 

De realizarse, la extensión del estudio económico al Tanatorio  se ejecutará a partir del año 2020, aunque requerirá de un incremento de la consignación presupuestaria. Para ampliar la auditoría, el Ayuntamiento tendría que realizar una prórroga, que podría prolongarse durante dos años consecutivos más, lo que supondría un importe total del gasto de 28.080 euros.

 

Sociedades públicas

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alcañiz, Javier Baigorri, explicó que el plan de control financiero que acometerá en los próximos meses el consistorio arranca en Fomenta SLU, porque es la única empresa pública municipal participada al 100%.

Aunque el contrato de control de las cuentas se licitó en el mes de mayo, su adjudicación “se ha demorado bastante”, según reconoció Baigorri, quien anunció que “para el año que viene se tendrá que realizar bastante antes, porque el Pleno tiene que aprobar las cuentas de la sociedad antes del 30 de junio para que éstas figuren en el registro mercantil”, añadió. No en vano, “a estas alturas las cuentas de Fomenta deben estar aprobadas, pero la auditoría va a ser posterior por ese retraso” en la adjudicación”.

Asimismo, está previsto que “después de auditar Fomenta” le toque el turno a la empresa Tanatorio Público de Alcañiz, que en este caso es una Sociedad Limitada en la que el Ayuntamiento participa como socio mayoritario, pero de la que tienen parte distintas empresas de servicios funerarios. No obstante, la realización o no de una auditoría tendrá que ser aprobada “por el Consejo de Administración” del Tanatorio, según Baigorri.

Asimismo, el teniente de alcalde recalcó que, en el marco de la misma normativa de control de las entidades locales y sus empresas públicas, “en años posteriores se tendrá que auditar el conjunto del Ayuntamiento, es decir, el Ayuntamiento, la Institución Ferial de Alcañiz y Fomenta”.