Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Alcañiz deja de estar en confinamiento perimetral: la ciudad acoge con “alivio” la medida Alcañiz deja de estar en confinamiento perimetral: la ciudad acoge con “alivio” la medida
Algunas personas, en terrazas de la calle Alejandre de Alcañiz, ayer por la mañana. Ricardo Ariño

Alcañiz deja de estar en confinamiento perimetral: la ciudad acoge con “alivio” la medida

Los comerciantes recuerdan que el 50% de la facturación se sustenta en compras de clientes de fuera del municipio

Con "alivio". Así han acogido los empresarios del sector servicios de Alcañiz el levantamiento del cierre perimetral de Alcañiz que empezará a aplicarse a partir del viernes, después de que el Gobierno de Aragón haya considerado la buena evolución de la pandemia de coronavirus en la capital bajoaragonesa. 

"Estamos aliviados", afirmó la presidenta de la Asociación de Comerciantes, Olga San Nicolás, quien reconoció que el confinamiento del municipio desde el pasado 15 de enero ha provocado una caída del 50% en los ingresos de los comercios locales. No en vano, ese es el peso que tienen en las compras de la ciudad, los consumidores de toda la comarca histórica del Bajo Aragón, según puso de manifiesto San Nicolás.

La presidenta de la Asociación de Comerciantes enfatizó que "nuestro principal problema era el cierre perimetral del municipio, porque suponía que la gente de las poblaciones de alrededor no podía acudir a comprar”. En este sentido, señaló que “nuestra facturación recae en ellos en un 50% aproximadamente". 

Al cierre, se le añadió la restricción de horarios desde las ocho a las seis de la tarde, si bien reconoció que "éste no ha sido el problema principal". En este sentido, consideró que el levantamiento de las restricciones de movilidad "antes de tiempo" -la reapertura estaba  contemplada para el cinco de marzo- es "una buena noticia" que "ha sido fruto del esfuerzo que han realizado muchas personas", enfatizó San Nicolás.

También el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, valoró de forma positiva el levantamiento de las restricciones que pesaban específicamente sobre el municipio. “Estamos contentos por el tejido comercial, porque somos una cabecera de comarca y el final del confinamiento es otro balón de oxigeno para seguir avanzando”, afirmó. Urquizu quiso transmitir a la ciudadanía “prudencia, porque ahora no nos podemos relajar y hay que seguir manteniendo las medidas de seguridad para que no vuelva a ocurrir lo que nos ha pasado en la última oleada”. Deseó que “pronto llegue el final de la pandemia, en cuanto avance la vacunación”.

El regidor reconoció que el cierre ha perjudicado al sector comercial, que se nutre de mucha clientela de los pueblos de alrededor. “Sabemos, por las cifras que tenemos del año pasado, que unos 75 comercios y empresas vieron reducida su facturación en un 50% el año pasado, pero de este mes y medio todavía no hemos tenido datos, si bien es evidente que ha habido un parón económico”. Con todo, enfatizó que “cada vez más la gente de Alcañiz se está animando a comprar en nuestras tiendas”.

Urquizu consideró que un cierre como el vivido ha sido necesario, pues “hubo una situación de descontrol de los contagios y había que ser estrictos”. De ahora en adelante, añadió, “esperemos que la situación mejore, que en abril estemos mejor que ahora, porque tenemos muchas actividades preparadas, algunas de ellas virtuales, como las jornadas de memoria histórica, el Día de la Mujer, entre otras. Si seguimos así, podremos llegar a junio o julio en muy buenas condiciones”.