Síguenos
Alcañiz formaliza su adhesión al Programa de Regeneración y Renovación Urbana y recibirá 3,1 millones de euros Alcañiz formaliza su adhesión al Programa de Regeneración y Renovación Urbana y recibirá 3,1 millones de euros
Los ayuntamientos de Alcañiz, Zaragoza, Huesca y Monzón han formalizado su adhesión al Programa de Regeneración y Renovación Urbana

Alcañiz formaliza su adhesión al Programa de Regeneración y Renovación Urbana y recibirá 3,1 millones de euros

Se centrará en el barrio de Santiago de la capital bajoaragonesa

Los ayuntamientos de Alcañiz, Zaragoza, Huesca y Monzón han formalizado este miércoles su adhesión al Programa de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU), después de que el Gobierno de Aragón lograra el desbloqueo de los 5 millones que aporta Fomento de los 12,7 totales. La capital del Bajo Aragón recibirá 3.122.500 euros.

El consejero aragonés de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha relatado cómo el pasado 3 de octubre se lograron desbloquear esos fondos tras una reunión en el Ministerio de Fomento y cómo, en tiempo récord, se seleccionaron los ayuntamientos y estos elaboraron sus respectivos planes.

La elección de Alcañiz, Zaragoza, Huesca y Monzón se debe a que se trata de los cuatro municipios que mejor gestionaron el anterior ARRU, con ejecuciones superiores al 90 por ciento.

En total, Fomento aporta 5,2 millones; el Gobierno autonómico, 1,3; los ayuntamientos, 2 millones; y el resto corresponde a los particulares, que en esta ocasión solo financiarán una tercera parte del ARRU (4,1 millones).

En palabras del consejero, este programa permite ir más allá de la mera rehabilitación de viviendas, ya que actúa en entornos con carencias y desequilibrios socioeconómicos mediante la regeneración, el saneamiento o la construcción de nuevos edificios que sustituyan a otros derruidos para combatir fenómenos como el chabolismo.

El alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, ha señalado que se centrarán en el barrio de Santiago mediante la reurbanización de algunas calles para dotar de más equipamientos y espacios públicos, como aparcamientos o zonas verdes y de esparcimiento, para que gente de todas las edades vea que vivir allí es "atractivo".

Cuando acabe la presente legislatura, serán cerca de 20 millones los invertidos en el casco histórico de la capital del Bajo Aragón, uno de los más extensos de la comunidad, según su alcalde.

El Ayuntamiento de Zaragoza va a destinar los 3,2 millones que le corresponden a actuaciones que afectarán a 200 viviendas en el entorno de la calle Pignatelli, donde hay una situación "comprometida" desde el punto de vista urbanístico y también social, ha indicado el consejero municipal de Urbanismo, Víctor Serrano.

Desde la capital altoaragonesa, su alcalde, Luis Felipe, ha explicado que se actuará en más de cien viviendas y se crearán más de diez edificios nuevos para que su casco antiguo no solo albergue patrimonio, sino que también vivan habitantes y lo hagan "en las mejores condiciones".

En este ARRU han ampliado las intervenciones que ya se llevan a cabo en el antiguo Seminario, el entorno de San Pedro el Viejo, la Osca romana o el conjunto patrimonial de la catedral a barrios como Santo Domingo y San Lorenzo.

En cuanto a Monzón, se intervendrá con obras de urbanización, ampliación y demolición en el entorno del castillo para recuperar la larga historia de un casco antiguo últimamente "venido a menos", ha indicado su primer edil, Isaac Claver, quien al igual que su homólogo alcañizano ha reconocido la labor de sus predecesores en el cargo, que ha permitido que hoy suscriban el ARRU.

El resto de la financiación que contempla el Plan de Vivienda 2018-2021 para el programa ARRU se asignará mediante una convocatoria en concurrencia competitiva que se publicará de forma anticipada para poder firmar los acuerdos el próximo año.

El consejero Soro ha confirmado que se están ultimando los detalles de la futura convocatoria, que contará con cerca de 6 millones de euros más, aportados por el Ministerio y el Gobierno de Aragón, y los ayuntamientos verán aumentado el plazo para finalizar sus obras hasta los cinco años y así evitar que se pierdan numerosos fondos por la imposibilidad para ejecutar a tiempo.

Asimismo, se abrirá la puerta a localidades con menos de 8.000 habitantes, lo que a su juicio será "interesante" para atraer a nuevos pobladores.

Por último, ha intervenido la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, quien ha puesto en valor la coordinación entre distintas instituciones, que deben tener como único objetivo trabajar por mejorar la vida de los ciudadanos.

En un discurso en el que ha estado presente la situación en Cataluña, Sánchez, quien ha informado de que por el momento no se ha registrado ninguna afección en Aragón, ha instado a poner en valor la Constitución que "nos hemos dado entre todos".

También ha habido referencias a ello por parte del alcalde de Huesca, quien ha destacado que España es "un país excelente", y del consejero Soro, quien ha contrapuesto la capacidad de cooperación de las administraciones en unos días tan "tristes", "duros" y "con imágenes que nos sobrecogen".