Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Decenas de personas cantan el himno de la Virgen de Pueyos frente a su imagen en la iglesia de Santa María. M. N.

Alcañiz honra a la Virgen de Pueyos sin estridencias pero con devoción

La Policía Local practica alcoholemias a quienes deciden reunirse en los masicos

Los alcañizanos honraron a la Virgen de Pueyos el miércoles, 9 de septiembre, con dos ceremonias religiosas y un concierto a cargo de la Unión Musical que lleva el nombre de la patrona en la primera de las dos jornadas de festividad local contenida por la ausencia de festejos.

La primera de las misas tuvo lugar a las ocho de la mañana en el Santuario de Pueyos, sin romería previa, con una pequeña ofrenda a cargo de los más nostálgicos y con un aforo máximo de 70 personas, algunas ataviadas con el traje regional. Tuvo lugar en el interior y con este acto finalizó la novena. No hubo grandes concentraciones y se mantuvo la distancia de seguridad gracias a la labor de la Policía Local, que prohibió el acceso en vehículos para no facilitar los tradicionales almuerzos. Se precintaron barbacoas.

A las 10 de la mañana tuvo lugar el segundo acto religioso, una misa baturra amenizada por el Cachirulo de Alcañiz en la iglesia de Santa María a la que asistió más de un centenar de personas que finalizaron cantando ante la capilla de la Virgen de Pueyos guardando la distancia.

La presencia institucional en los primeros bancos, con el alcalde, Ignacio Urquizu, a la cabeza, así como algunas damas de los festejos de 2019, recordó por un momento que ayer era fiesta grande en la ciudad, aunque en esta ocasión se quedó en el aspecto religioso.

Ya por la tarde, en el anfiteatro de Pui Pinos, actuó la Unión Musical Nuestra Señora de los Pueyos, un concierto sinfónico que gustó al respetable. Hasta 370 personas pudieron entrar, como también podrán hacerlo hoy jueves a las 20 horas para ver la actuación de la Lira Alcañizana. Para celebrar el Santo Ángel Custodio también habrá misa, de nuevo a las 10 horas y en Santa María, pero sin procesión ni reparto de pan bendito.

El Ayuntamiento de Alcañiz volvió a pedir “prudencia y tranquilidad” para no celebrar las fiestas como es costumbre. “Cualquier fiesta privada numerosa, botellón o peña no están permitidos y habrá sanciones. Os pedimos que os toméis muy en serio la crisis sanitaria y evitemos posibles contagios”, rogó el consistorio en redes sociales.

Alcoholemias positivas

En el capítulo de incidencias, la Policía Local detectó dos positivos por alcoholemia en la madrugada del miércoles y dio vuelta por las posibles zonas de botellón sin encontrar nada reseñable. Ayer, los agentes hicieron acto de presencia en Pueyos con una señalización especial y controlaron el aforo y la distancia social en Pui Pinos.

Durante toda la semana, la colaboración entre Policía Local y Guardia Civil será frecuente para evitar que los masicos se abarroten y velar por que las reuniones se celebren dentro de la normativa vigente. Realizarán controles de alcoholemia con frecuencia y en diferentes puntos para desincentivar el uso del vehículo en estado de embriaguez.