Síguenos
Alcañiz implantará el quinto contenedor en Puigmoreno 
y Valmuel antes de julio Alcañiz implantará el quinto contenedor en Puigmoreno 
y Valmuel antes de julio
El concejal de Medio Ambiente de Alcañiz y la técnico del área, entre otros, en la planta de compostaje

Alcañiz implantará el quinto contenedor en Puigmoreno y Valmuel antes de julio

El proyecto se aplicará de manera piloto en las pedanías para trasladarlo a Alcañiz “el año que viene”

El Ayuntamiento de Alcañiz implantará el quinto contenedor (materia orgánica) en Puigmoreno y Valmuel antes de julio de este año. La iniciativa se pondrá en marcha en las dos pedanías como un proyecto piloto similar al que lleva a cabo la Comarca del Matarraña en Cretas, aunque la intención del consistorio es que en la ciudad de Alcañiz pueda empezar a desarrollarse “a partir del año que viene”.

Así lo puso de manifiesto el concejal delegado de Medio Ambiente, Nacho Carbó, después de la visita que realizó ayer este miércoles -junto a le técnico del área del Ayuntamiento- a la planta de compostaje de Peñarroya de Tastavins, donde los técnicos de la Comarca del Matarraña les explicaron el proyecto llevado a cabo en Cretas con la implantación del quinto contenedor y en otros cuatro pueblos de la delimitación con el sistema de recogida ‘Porta a porta’. Asimismo, los operarios detallaron cómo efectúan el tratamiento de la materia orgánica que llega a las instalaciones hasta su conversión en compost.

“La primera prueba se realizará en Valmuel y Puigmoreno, porque son dos localidades pequeñas en las que el proyecto se puede llevar a cabo de manera experimental, y podemos extraer y calcular porcentajes y también comprobar el funcionamiento”, comentó el concejal de Medio Ambiente. 

El Ayuntamiento pretende poner en marcha el quinto contenedor en julio, aunque antes llevará a cabo campañas de concienciación entre la población y sesiones informativas para explicar a los vecinos qué artículos han de ser reciclados. “Esperamos poder llegar a julio y que los contenedores estén en la calle”, añadió el concejal. Carbó recordó que la legislación europea obliga a que las tasas de reciclaje en 2020 sean del 50%, algo que, de momento, consideró “muy difícil de alcanzar”.

El Ayuntamiento ya tiene los contenedores pequeños que repartirá a los vecinos a domicilio, así como los contenedores de calle que “tienen varias capacidades”, explicó Carbó.

El proyecto de Valmuel y Puigmoreno será, como en Cretas, “voluntario”, según el edil, aunque deseó que “la incorporación de los vecinos sea mayoritaria, porque cuanto mayor sea la muestra, mejor podremos analizar los resultados obtenidos”.

Una vez implante el proyecto piloto en las dos pedanías, Alcañiz realizará el tratamiento de la materia orgánica en el vertedero supracomarcal de la carretera de Caspe (N-211). “El consorcio se ofreció a que lo realizáramos allí y nosotros estamos de acuerdo, ya que, de momento, tampoco tenemos una instalación apropiada para ello”, matizó.

Alcañiz ha adquirido recientemente, a través de una subvención del Gobierno de Aragón, los contenedores marrones de calle y domésticos que repartirá en las dos pedanías. Las campañas de concienciación y la puesta en marcha de la iniciativa tendrán que ejecutarse este semestre.