Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Alcañiz otorgará hasta 1.000 euros a pequeñas empresas y autónomos Alcañiz otorgará hasta 1.000 euros a pequeñas empresas y autónomos
Calle Alejandre, zona comercial, ahora desangelada y vacía

Alcañiz otorgará hasta 1.000 euros a pequeñas empresas y autónomos

Ayuda directa de 500 euros, más 50 por trabajador hasta10 como máximo

Los comerciantes de Alcañiz, pequeñas empresas y autónomos que hayan tenido que cerrar durante la pandemia por coronavirus y tengan su domicilio fiscal en la capital bajoaragonesa podrán recibir hasta un máximo de 1.000 euros de ayuda del Ayuntamiento. La Comisión de Promoción Económica acordó aumentar hasta 500 euros la ayuda directa del consistorio a empresas afectadas por Covid-19, que percibirán, además, otros 50 euros adicionales por trabajador (con un límite máximo de 10).

La Comisión acordó incrementar la ayuda directa prevista hasta los 500 euros, desde los 400 que figuraban en el borrador inicial, mantenimiento una partida de 350.000 euros para repartir entre las empresas más damnificadas por la crisis sanitaria.

En la práctica, según explicó el teniente de alcalde y delegado de Hacienda, Javier Baigorri, se tendrá que establecer un sistema de baremación por puntos, "con un prorrateo, en el caso de que hubiera muchas solicitudes”, para repartir la cuantía disponible en este momento, apuntó el concejal, que no supo precisar cuántas empresas pueden beneficiarse de las ayudas. No en vano, recordó que según la Cámara de Teruel "hay 1.300 empresas en Alcañiz, pero no hay que olvidar que no todas se han visto obligadas a cerrar, sino que han continuado trabajando, además de que algunas de ellas han sido incluso calificadas como servicios esenciales".

Los solicitantes han de cumplir con dos requisitos indispensables para poder optar a las ayudas: han de ser microempresas  su domicilio fiscal en Alcañiz y haberse visto obligadas a cerrar.

El comisión de Promoción consensuó esta primera medida, si bien volverá a reunirse la semana que viene para avanzar en el borrador definitivo de las bases de la convocatoria de ayudas, que "se publicarán inmediatamente después de que los presupuestos entren en vigor".

En el borrador definitivo "hay que introducir cambios”, después de que los agentes sociales y los grupos municipales presentaran propuestas la semana pasada dirigidas a apoyar al sector productivo alcañizano. Cepyme propuso medidas fiscales como la suspensión de algunas  tasas municipales durante lo que queda de año. Sobre ello, Baigorri apuntó que el departamento de Intervención las está estudiando, ya que se debe cumplir con el principio de estabilidad presupuestaria".

Con todo, el concejal de Hacienda resaltó el esfuerzo que supondrá para el Ayuntamiento otorgar estas ayudas. "Queremos inyectar dinero al sector productivo, a los comerciantes, autónomos y pequeños empresarios, aunque no sea una competencia municipal", dijo. Además, añadió que el consistorio quiere que “las bases de la convocatoria de ayudas sean fáciles para todos, tanto para los solicitantes como para el Ayuntamiento”.

25 hosteleros piden ampliar

Alrededor de 25 empresas de hostelería de Alcañiz han solicitado al Ayuntamiento la ampliación de la superficie de terraza para poder dar servicio a sus clientes a partir del 11 de mayo, cuando empieza la Fase 1 de la desescalada. 

Algunas de las propuestas de ampliación plantean ocupar zonas de aparcamiento o de aceras para crecer en espacio y cumplir con las distancias de seguridad entre mesas establecidas por el estado de alarma. Según la concejal de Comercio, Irene Quintana, “se han estudiado caso por caso y la gran mayoría de ellas se concederán”.

Los hosteleros trasladaron estas solicitudes después de que esta semana el Ayuntamiento pidiera al sector que planteara propuestas antes de que de comienzo la Fase 1 de desconfinamiento. “Son planteamientos para ampliar en la medida de lo posible y han sido muy razonables”, apuntó la concejal, quien señaló que “algunos hosteleros han presentado incluso planos para justificar su petición”. El equipo de gobierno los estuvo valorandoel jueves “junto con el delineante del Ayuntamiento para ver si se podían aceptar”, añadió Quintana.

Con todo, no todas las propuestas son para aplicarlas a partir del lunes, “sino que algunos hosteleros las proponen a medio plazo, porque no se plantean abrir las puertas hasta que puedan volver a servir comidas dentro de los bares”, dijo.

El Ayuntamiento intentará contentar al sector ampliando el espacio físico de terrazas. En el caso de la plaza de España, los bares se tendrán que repartir la zona que en años anteriores ya se ampliaba en verano, es decir, la parte situada en el cuadrado que forman la fachada principal y la lonja. En este caso “se colocarán maceteros para delimitar la terraza y se cortarán al tráfico la plaza del Mercado y la calle Pruneda para que el tránsito de vehículos vaya por la calle Mayor y se desviará por la Subida del Teatro de bajada”.

En cuanto a la Avenida Aragón, es la zona “más difícil de resolver”, según Quintana, “porque no depende de nosotros, sino del Gobierno, que es el titular de la vía y que ha de dar permiso para ocupar los aparcamientos el fin de semana”, según la concejal. El Ayuntamiento ha pedido que “los viernes por la noche y los sábados por la tarde se ocupen las zonas de parquin”.

Más espacio en terrazas, abrir el mercadillo y mascarillas en comercios

El Partido Aragonés (PAR) ha propuesto en la comisión de Promoción Económica  aumentar el uso de espacio público para dar mayor amplitud a terrazas de bares y restaurantes. 

Eduardo Orrios, portavoz del ayuntamiento de Alcañiz,explicó que “la hostelería es decisiva en la dinamización de la economía de la ciudad, entendemos que pueden usarse zonas de aparcamiento, suelo público y zonas que no interfieran el paso de peatones para darles la posibilidad de rentabilizar el inicio de la vuelta a la mayor brevedad posible.”

Por otra parte, el PAR pidió que “se empiece a trabajar con la vuelta del mercadillo ambulante de los martes que se ubica en ronda de Caspe. Algunos sectores de alimentación ambulante están solicitando que los Ayuntamientos  empiecen a trabajar en protocolos de seguridad para la vuelta de estos mercadillos, que en muchas ocasiones dan de comer a familias, porque la venta de productos de alimentación es su único ingreso”. En este sentido, los aragonesistas señalaron que “la Ronda de Caspe es un espacio suficientemente amplio que permite mantener las distancias suficientes de seguridad, incluso la posibilidad de crear un carril de ida y otro de vuelta para que los propios usuarios del mercadillo puedan mantener el distanciamiento social”. 

Por último, piden al Ayuntamiento que entregue mascarillas a los comercios que están a punto de reabrir.