Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Alcañiz pospone el desalojo de vecinos hasta la llegada de las pantallas de protección en Pui Pinos Alcañiz pospone el desalojo de vecinos hasta la llegada de las pantallas de protección en Pui Pinos
Zona donde se produjeron los desprendimientos en Pui Pinos

Alcañiz pospone el desalojo de vecinos hasta la llegada de las pantallas de protección en Pui Pinos

El retraso del inicio de las obras hace que continúen esta semana en sus casas

El Ayuntamiento de Alcañiz ha suspendido, de manera temporal, el desalojo de los vecinos de la Ronda de Teruel que este lunes tendrían que haber dejado sus casas ante la inminencia de las obras de acondicionamiento del cerro de Pui Pinos. Los afectados -residentes de los números 75, 69 y 67- fueron informados tres días antes (el jueves) de que la salida de sus casas se posponía.

El motivo por el que el desalojo ha quedado suspendido es que no han llegado todavía las pantallas flexibles de seguridad con las que se protegerá las casas en cuanto comiencen las obras. El encargo, realizado a una fábrica Suiza, tendría que haber llegado la semana pasada, pero no fue así, lo que llevó a los servicios técnicos municipales a posponer el inicio de la obra al menos una semana.

El cambio cogió a los vecinos afectados por sorpresa, según reconoció David Miranda, uno de los portavoces de la Plataforma de afectados. “La gente que tenía que salir de su casa ya lo tenía prácticamente todo empaquetado, algunas cosas ya en los nuevos pisos de alquiler y otras en sus domicilios habituales, así que ahora se encuentran en una situación nueva”. Según Miranda, “aunque en casa se está mucho mejor, ahora se encuentran con la mitad de las cosas en un sitio y la otra mitad en otro”.

Temporal

Miranda señaló, no obstante, que la suspensión del traslado ha sido solamente “temporal”. Según dijo, “el mismo jueves de la semana pasada nos comunicaron que las pantallas de seguridad no habían llegado y que podíamos quedarnos en casa una semana más, que el traslado se tendría que realizar el lunes que viene, aunque no lo tenemos del todo claro, porque dependerá de que realmente el material que están esperando llegue esta semana”. No en vano, las obras de saneamiento del cerro están supeditadas a la instalación de estas pantallas de protección, que tendrían que proteger las casas ante supuestos deslizamientos o desprendimientos de rocas que se puedan producir durante la intervención en el cabezo.

Con todo, en el cabezo de Pui Pinos se ha producido hasta ahora muy pocos movimientos que hagan pensar en una obra inminente. En la zona se han visto a varios operarios realizando sondeos, pero no se han trasladado máquinas pesadas todavía. “Ha habido poco movimiento, a pesar de que el desalojo tiene que ser inminente, y suponemos que será mayor en cuanto lleguen las pantallas y se coloquen, y sobre todo cuando comiencen las obras de vaciado”, apuntó el portavoz de la Plataforma.

Emergencia

Las obras de emergencia que obligan a salir a los 10 primeros vecinos de la Ronda de Teruel consisten en un saneamiento integral del cabezo de Pui Pinos, donde el 17 de abril de 2017 se produjo un deslizamiento de toneladas de piedras y rocas que derrumbó tres inmuebles y afectó a otros dos, dejando en un primer momento a más de 50 desalojados que meses después pudieron volver a sus casas. 

El pasado mes de junio, la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento optó por realizar un saneamiento integral del cabezo a la vista de un informe geológico donde se ponía de manifiesto la inestabilidad de la zona, en especial de la parte meridional, la parte por donde arrancará ahora la obra. Entre las dos opciones que se barajaron, la Comisión adoptó por unanimidad la decisión de vaciar por completo el cerro hasta llegar a la roca natural.