Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Alcañiz pretende que el aula de la Uned esté abierta en septiembre de 2021

Encargan el proyecto para licitar la reforma de los torreones, donde se adecuarán aulas y salón de actos

El Ayuntamiento de Alcañiz, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) y la Diputación Provincial de Teruel (DPT) buscan fecha para cerrar el convenio que permitirá la apertura de un aula de esta universidad en Alcañiz. El Ayuntamiento acaba de encargar el proyecto para la puesta a punto de las instalaciones, situadas en los torreones, y que durante unos meses, entre 2010 y 2011, acogieron el Centro Joven, tras una inversión con fondos del Plan E del Gobierno central. Tras unos meses de funcionamiento, fue clausurado por los gastos de mantenimiento que acarreaba.

Suelo y Vivienda de Aragón es el organismo al que "se ha encomendado la redacción y licitación del proyecto”, apuntó el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu. El objetivo es poner cuanto antes al día estas instalaciones, puesto que han permanecido cerradas a cal y canto los últimos nueve años. 

Tal y como apuntó el regidor, el proyecto que tiene entre sus manos el equipo de gobierno plantea la adecuación de este espacio con tres aulas, a las que se sumará un salón de actos, varios despachos para el profesorado y un aula tecnológica "de mayores dimensiones". 

La inversión "estará cofinanciada por el Gobierno de Aragón, la Diputación de Teruel, el Ayuntamiento de Alcañiz y la Uned", explicó el alcalde, quien recordó que se está buscando la mejor fecha para firmar un convenio que regule la participación de estas administraciones. 

El alcalde precisó que los 8.000 euros que figuran en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para que la Uned se extienda en la España Vaciada "no son para Alcañiz, y si lo fueran nadie nos lo ha comunicado; lo que nos consta es que esa partida, que Teruel Existe negoció con el Gobierno central, es para toda la España Vaciada, para hacer extensible un proyecto universitario". En este sentido, reiteró que el aula de Alcañiz "se financiará con fondos de DGA, DPT, Ayuntamiento de Alcañiz y la propia Uned".

Un instituto universitario

Por otro lado, el equipo de gobierno también trabaja en el convenio de colaboración que se establecerá con la Uned para la puesta en marcha de un instituto universitario en la capital bajoaragonesa, un proyecto a más largo plazo, según reconoció Urquizu, y sobre lo que "tendremos que hablar en el pleno". No en vano, el equipo de gobierno valora cómo insertar el Instituto de Estudios Humanísticos (IEH) dentro de esta idea. El alcalde negó que su intención sea "desmantelar el IEH" sino transformarlo, "dándole rango universitario como centro de investigación".Insistió en que el ministro de Universidades, Manuel Castells, "ha mostrado interés en la puesta en marcha de un centro de este tipo en Alcañiz, porque sería algo único hasta ahora, ya que todos los centros universitarios que dependen de la Uned están en Madrid".

En cualquier caso, esta iniciativa es a más largo plazo. La sede de la Uned podría estar el curso que viene si se redacta el proyecto y licita inmediatamente la obra, pero un instituto universitario es otro cantar. El alcalde reconoció que "tenemos que seguir unos pasos. Lo primero es ver cómo integramos el Instituto de Estudios Humanísticos (IEH) en este nuevo proyecto. Queremos que se integre, aunque suponemos que habrá ruido”, afirmó el alcalde. Además, “habrá que ver en la Comisión de Educación del Ayuntamiento la idea y ver qué opinan el resto de partidos políticos", comentó.

El “ruido” al que se refería Urquizu es el rechazo y malestar que ha producido todo esto dentro del IEH. Su director, José María Maestre, se mostró reacio a integrar el proyecto en otra organización de la que lo desconoce todo. El pasado mes de septiembre, Maestre declaró a este periódico que "el comité científico del IEH" estaba "expectante" ante lo que pueda ocurrir con el IEH, puesto que “un cambio de esta índole resulta de interés para el planteamiento científico que tenemos”. 

El director del IEH remitió una carta al alcalde en nombre del Comité Científico solicitando que se les informara "oficialmente de los cambios que se plantean" con el fin de "poder pronunciarnos sobre si estamos dispuestos a trasladar nuestras publicaciones e investigaciones al nuevo organismo". Según Maestre, no es cuestión de que no se quiera hacer, sino de que "se pueda hacer, puesto que no sabemos si el proyecto encaja con el IEH".

El "ruido" ya se produjo, por tanto, este mes de septiembre con la reacción del director del IEH y del Comité Científico. Tampoco ayudaron mucho las palabras del alcalde cuando declaró que su intención era “desmontar” el centro humanístico alcañizano y transferir sus publicaciones e investigaciones al nuevo organismo, de manera que “toda la gente que esté realizando investigaciones podrá incorporarse al nuevo instituto con sus lineas de investigación”. Sin embargo, según Maestre, las publicaciones son del IEH y de las universidades que las han patrocinado.

Humanismo y tecnologías

Con todo, el modelo de instituto universitario que busca el equipo de gobierno de Alcañiz intentará conjugar humanismo con tecnología. El alcalde explicó que se ha reunido con representantes de la Uned, "nos han presentado un modelo de convenio y la semana pasada estuve visitando el instituto tecnológico de Aragón, porque nuestra idea es compaginar Humanidadescon cambio tecnológico", explicó.

En relación a las publicaciones del IEH, las calificó como "valiosas" y apostó por "mantenerlas", al tiempo que añadió que "nos gustaría que esas publicaciones estuvieran vinculadas a un nuevo centro de investigación". En cualquier caso, reconoció que es un proyecto " de largo plazo", puesto que "hay que implicar a universidades, al instituto tecnológico, a la Uned, etc, y el presupuesto final de este proyecto podría superar el millón de euros", apostilló. Por tanto, "tenemos que ver cómo se financia, porque es un proyecto muy ambicioso".

Por otro lado, defendió la idea de cambio que promueve por innovadora. "La idea le está interesando a mucha gente, porque se abordarán las humanidades y las nuevas tecnologías, que son el siglo XXI". La idea "ha de madurarse todavía más".