Síguenos
Alcañiz recuerda el bombardeo de 1938 con el foco puesto en Ucrania Alcañiz recuerda el bombardeo de 1938 con el foco puesto en Ucrania
El acto tuvo lugar en la plaza Tres de Marzo de Alcañiz

Alcañiz recuerda el bombardeo de 1938 con el foco puesto en Ucrania

La ofrenda floral inaugura la agenda de actos para conmemorar el trágico suceso

La ciudad de Alcañiz conmemoró el bombardeo ocurrido en el año 1938 a manos de la aviación italiana, que dejó alrededor de 500 víctimas mortales y causó el terror en la localidad. Las actividades que guardarán el recuerdo de los fallecidos y tratarán de mantener viva la memoria se prolongarán durante todo el mes, pero se iniciaron con la lectura de la Declaración de Alcañiz por el 3 de Marzo y una ofrenda floral en el monolito de la plaza Tres de Marzo. Los actos sirvieron para recordar lo sucedido en Alcañiz, pero también para acordarse de los ciudadanos ucranianos que están siendo víctimas de la invasión indiscriminada cometida por Rusia.

La Escuela de Danza del Liceo inauguraba la cita con un baile en memoria de los fallecidos en el terrible ataque a la capital bajoaragonesa hace ya 84 años. La emotiva actuación concluía con aplausos e Ignacio Urquizu, alcalde de Alcañiz, tomaba la palabra para conmemorar el suceso sin olvidarse de lo que está ocurriendo al otro lado del continente. “El 3 de marzo no es una fecha cualquiera. Nos define como ciudad y forma parte de nuestra identidad”, empezaba diciendo el edil que poco a poco ponía en valor la importancia de conservar la memoria como pueblo: “Recordamos porque queremos saber quiénes somos y de dónde venimos. La memoria de cada población tiene que ver con lo que hoy en día somos”. Sin embargo, lamentaba que “los errores se siguen repitiendo”. La celebración, que volvía tras dos años complicados marcados por la situación pandémica, llega en un momento marcado por el conflicto bélico que para el alcalde de la localidad alcañizana es una repetición de “las páginas más tristes de la historia”.

En ese aspecto, tanto el presidente de la Diputación, Manuel Rando, como Urquizu coincidían en que “el día de hoy es el mejor para recordar lo que sucedió en Alcañiz”. Sin embargo, el alcalde abogó por mirar más allá de nuestras fronteras: “No solo tenemos que recordar a los que aquel día murieron sino también a esos ciudadanos que hoy están huyendo”.

Además, ambos trataron de reflejar la importancia de valores como la verdad, que en el caso del bombardeo de Alcañiz quedó oculta; como la libertad, ausente en el conflicto bélico actual.

Rando anunció que la DPT acometerá acciones de Memoria Democrática con una nueva partida económica de 20.000 euros y una subvención de 6.000 euros concedida por la Federación Española de Municipios y Provincias, la primera de ellas la localización, excavación y exhumación de una fosa en Villel propuesta por la Asociación Pozos de Caudé. Es la primera vez que la institución dispone de una cantidad económica para este tipo de acciones.

El responsable de la Diputación cerró su discurso felicitando a la corporación alcañizana por la idea de colocar una bandera ucraniana en el monolito de las víctimas y apelando a la sociedad “para seguir viviendo en paz y sin miedos”.

Tras las declaraciones de ambas instituciones, llegó el turno de Jorge Abril, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alcañiz. La lectura de la Declaración de Alcañiz por el 3 de Marzo corrió de su cuenta antes de dar paso a la ofrenda floral.

La emocionante melodía de un violín y un clarinete acompañó a los alcañizanos que se animaban a depositar rosas rojas en el monolito en homenaje a las víctimas de los bombardeos de Alcañiz, coronado por la bandera azul y amarilla de Ucrania.

Los actos continuaron con la inauguración de la exposición 3 de marzo de 1938: el bombardeo silenciado para más tarde concluir con una visita guiada al refugio antiaéreo de Alcañiz.

Cumplimiento de la Ley

Aprovechando el Día de la Memoria Democrática de Aragón, las asociaciones memorialistas de la comunidad reclamaron el cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática, aprobada en noviembre de 2018 y que consideran que aún no se ha desarrollado.

El movimiento memorialista depositó muchas esperanzas en esta ley como “inicio del camino” para cumplir las legítimas reclamaciones de quienes esperaban que “el franquismo fuera condenado y sus víctimas recuperaran la dignidad”. Sin embargo, la plataforma cree que muchos de las propuestas recogidas en la ley no se han llevado a cabo.