Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Alcañiz vira hacia el musical para captar al público familiar y llenar el anfiteatro Alcañiz vira hacia el musical para captar al público familiar y llenar el anfiteatro
Berta Zapater e Ignacio Micolau, durante la presentación de la programación

Alcañiz vira hacia el musical para captar al público familiar y llenar el anfiteatro

Lista la programación cultural de la Platea de verano del Castillo, con seis funciones en un mes

La Platea de verano del Castillo de Alcañiz -antiguos Festivales- vira hacia el musical de tipo familiar, un género que en nuestro país han puesto de moda propuestas como El Rey León y Billy Elliot. Con una apuesta por este género, con el que Alcañiz había experimentado solo en alguna ocasión, el Ayuntamiento intentará llenar el anfiteatro entre el 14 de junio y el 11 de agosto.

¿Apuesta arriesgada o segura? Lo uno y lo otro a la vez, porque han sido contadas las ocasiones en las que la programación cultural del verano alcañizano ha optado por este formato. Otra cosa es la música, que siempre ha sido el género preponderante del Festival del Castillo. En cualquier caso, dos de las seis funciones de la programación de este verano están pensadas para ir en familia al anfiteatro. Se trata de un tipo de oferta que tiene un éxito arrollador en los ciclos de teatro de otoño y primavera que organiza el Ayuntamiento.

Aparte de esto, el anfiteatro de Pui Pinos es el lugar apropiado para acoger este tipo de formatos, no sólo por el número de butacas disponibles -800- sino por las dimensiones del escenario, que permiten contratar producciones con muchos actores sobre la escena y una infraestructura mucho más compleja.

“Alternativa cultural”

“Creemos que puede funcionar, porque poder ir un sábado por la noche en familia al anfiteatro es una alternativa cultural muy interesante, aunque también es una apuesta de riesgo, porque no se ha probado antes mucho”, afirmó la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alcañiz, Berta Zapater, durante la presentación de la Platea de Verano. 

La edil reconoció que en Alcañiz y su zona de influencia “hay muy buena disposición a ir a actuaciones en familia”, algo que el consistorio ya ha comprobado durante el ciclo de cine verano de agosto, cuando el anfiteatro prácticamente se llena.

Con todo, el técnico de Cultura, Ignacio Micolau apuntó que el musical es un género difícil, “porque los costes son elevados y se necesita una gran infraestructura” que a veces hace imposible que algunas localidades acojan determinadas producciones. “El Rey león aquí sería imposible”, señaló Micolau, quien reconoció que es un formato que Alcañiz “ha tocado menos a lo largo de su trayectoria”. No obstante, actualmente la oferta de musicales en España “es mucho mayor” que la que hubo años atrás.

Hoy los musicales “están de moda”, según Zapater. La concejal confió en que esta apuesta por el género “de resultados”. No en vano, “es un tipo de formato que ha funcionado muy bien en los últimos años, y si hay gente que se está yendo a Madrid a ver uno entendemos que también pueden venir a Alcañiz a ver los que les tenemos programados”. Dos de ellos van dirigidos claramente a un público familiar: Hansel y Gretel, que inaugurará la Platea de Verano la noche del sábado 14 de julio, y Merlín, que está programado para el viernes 3 de agosto.

Esa búsqueda de familias como público se nota cada vez más en las programaciones de los grandes teatros, tal y como puso de manifiesto Micolau. No sólo porque así se consiguen llenar butacas que otras veces quedan vacías, sino “porque se está generando gusto por acudir al teatro en personas jóvenes”. Y en este sentido, el técnico de Cultura resaltó que “aparte de todo lo demás, hay un objetivo por crear nuevos públicos. Está claro que si de pequeño vas al teatro, cuando tengas 40 años, posiblemente también irás”.

El coste de la Platea de Verano ronda, apuntó Zapater, los 80.000 euros, de los que el Ayuntamiento de Alcañiz se ahorra la mitad gracias a que forma parte del programa estatal de artes escénicas Platea, que ha terminado dando el nombre a lo que antes era el Festival del Castillo. Sin la financiación por parte del  ministerio de Cultura y Deporte, reconoció la concejal, “al Ayuntamiento le resultaría imposible costear algunas de las propuestas que están en la programación”.

Las entradas -12 euros por adulto y 8 euros por niño- se podrán comprar por internet, a través de la plataforma online de la web municipal, en las oficinas de Correos y también en la taquilla del anfiteatro dos horas antes de cada función. Todas empezarán a las 23.00 horas.