Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

Alcañiz vuelve a la normalidad mientras prosiguen las tareas de limpieza de los efectos de la tormenta Alcañiz vuelve a la normalidad mientras prosiguen las tareas de limpieza de los efectos de la tormenta
Miembros de la brigada de limpieza, en el parque de la Glorieta

Alcañiz vuelve a la normalidad mientras prosiguen las tareas de limpieza de los efectos de la tormenta

Las brigadas retiran ramas, barro y rocas desprendidas por el tornado

Alcañiz recuperó este miércoles la normalidad en sus servicios públicos tras haber restablecido el servicio de autobús urbano por la mañana y el tráfico rodado en el Muro de Santiago, que permaneció cortado al tráfico hasta cerca de las tres de la tarde debido a las tareas de mantenimiento y limpieza efectuadas tras el paso de un tornado este martes que fue acompañado de importantes rachas de viento, lluvia y granizo.

La del miércoles fue jornada de evaluación de daños, tanto en el casco urbano como en el polígono Las Horcas, donde la estación de ITV quedó seriamente afectada, después de que el viento arrancara las placas del tejado y parte de ellas se desprendieran sobre la maquinaria. También el bar La Parada, en el polígono Las Horcas, estuvo clausurado todo el día. Por la mañana amaneció acordonado para evitar que nadie se aproximara a la puerta y ventanas, que se han quedado sin cristales.

La brigada de Obras del Ayuntamiento, ayudada por operarios de Protección Civil, continuó los trabajos de limpieza en calles, parques y jardines, tareas que consistieron principalmente en la retirada de ramas de distinto tamaño que se habían desprendido de los árboles durante la tormenta y que dejaron impracticables las zonas verdes de ocio y esparcimiento. Asimismo, además de los restos vegetales, se retiró tierra y barro acumulados en el entorno de las riberas del río, en calles del casco histórico y en zonas ajardinadas.

Tormenta

Según informó el Ayuntamiento de Alcañiz, la tormenta descargó 31 litros por metro cuadrado en apenas 20 minutos y habría provocado daños en la extensa red de caminos y vías rurales del espacio interurbano. Los técnicos del área de Medio Ambiente iniciaron ayer por la mañana la evaluación de los desperfectos en este entramado rural que suma más de un millar de kilómetros, por lo que fuentes municipales apuntaron que se hará hincapié en estos primeros días en los caminos que dan servicio a la actividad agrícola y ganadera.

En el Ayuntamiento preocupaba en un inicio el efecto causado por la tromba de agua en el cerro de Pui Pinos, desde donde caía agua durante la tormenta “como se si tratara de una catarata”, mencionó el alcalde Ignacio Urquizu. No obstante, aclaró que “antes no sucedía, porque el terreno se tragaba el agua y ahora es roca pura, por lo que el agua no penetra en el interior, sino que se desplaza”.
 

Brigadas de mantenimiento de las carreteras limpian el Muro de Santiago antes de su apertura


También se han colocado unos testigos en el muro de hormigón situado junto a la empresa Gaibar (en el mismo Muro de Santiago) “para comprobar si en el plazo de 15 días marca algo; si bien los técnicos municipales y los arquitectos que han estado observando por la mañana la zona consideran que es poco probable, porque ese muro ha aguantado un temporal como el Gloria, que provocó la rotura de la calzada de la carretera, y un desprendimiento como el del año 2017”. Aún con todo, el Ayuntamiento ha instalado barreras para impedir que la gente se aproxime a la zona.

Normalidad

Con todo, el primer edil enfatizó que la ciudad “vuelve a la normalidad” y añadió que los servicios técnicos municipales habían realizado una evaluación de daños en el casco viejo donde  “se tendrá que derribar alguna casa que estaba deshabitada y ha quedado en mal estado”. 

En cuanto a la movilidad peatonal, el Ayuntamiento pidió precaución a los vecinos en aquellos puntos en los que se ha concentrado caída de masa forestal. En este sentido, hasta que terminen las tareas de limpieza de maleza y se retire todo el arbolado caído, no se permitirá el acceso al parque de la Glorieta ni tampoco a la zona anexa de ribera, donde la brigada continúa realizando tareas de poda y limpieza. Igualmente, la acera peatonal del paseo Andrade sigue cortada al paso de los viandantes por la cantidad de restos vegetales que acumula.

Igualmente, dos dotaciones del parque de bomberos de Alcañiz de la Diputación de Teruel continuaron ayer trabajando en los efectos de la tormenta. Según informaron fuentes de la institución, estos efectivos se centraron en la retirada de tejas y ramas con riesgo de caída, para lo que utilizaron un vehículo de altura.

En el polígono Las Horcas la principal afección se produjo en la estación de ITV, que tiene el tejado arrancado, en el bar situado al lado y en la nave de la empresa Estupiñá, que se vio afectada por el desprendimiento de un muro. En el resto de naves se han producido desperfectos menores como consecuencia de las filtraciones de agua producidas por que la capacidad de los sumideros de los tejados era insuficiente para absorber el agua que caía.

Afección en Las Horcas

José Antonio Lahoz, presidente del polígono Las Horcas, señaló que “las empresas han sufrido inundaciones de manera generalizada en las naves y roturas por el viento, aunque lo peor ha sido en la ITV, en Estupiñá, que tiene dañado un muro, y en el bar del polígono, que tiene el tejado dañado. El resto son entradas de agua que han afectado de distinta manera”. Según explicó Lahoz, también “saltaron las tapas de los sumideros, pero esto no ha tenido más consecuencias para las empresas”, añadió.

Por otra parte, la compañía eléctrica Endesa reparó ayer por la mañana la linea de alta tensión del polígono Las Horcas. Fuentes de la compañía precisaron que el suministro eléctrico no se vio afectado.

El redactor recomienda