Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Alcorisa regresa al Siglo de Oro en la Fiesta de la Villa y celebra su emancipación de Alcañiz Alcorisa regresa al Siglo de Oro en la Fiesta de la Villa y celebra su emancipación de Alcañiz
Pleno infantil en el que los niños expusieron sus inquietudes al Ayuntamiento de Alcorisa. Sara Giner

Alcorisa regresa al Siglo de Oro en la Fiesta de la Villa y celebra su emancipación de Alcañiz

Desde 2005, la localidad conmemora cada bienio la obtención de su jurisdicción propia y el título de Villa en el año 1605

Alcorisa se ha llenado de villanos, caballeros, frailes y danzantes durante cuatro días para celebrar, una vez más, la Fiesta de la Villa, en la que cada dos años desde 2005 se conmemora la emancipación de Alcañiz. El municipio ha regresado al Siglo de Oro y su casco antiguo empedrado se ha llenado de enramadas, pendones, guirnaldas, banderas y tabernas para simular la vida en la época y celebrar la jurisdicción propia del municipio desde 1605. Todo ello amenizado con un amplio y trabajado programa de actos organizado por la Asociación Fiesta de la Villa y la colaboración del Ayuntamiento de Alcorisa. 

El acto principal de esta celebración tuvo lugar en la tarde de ayer, en la que cientos de personas se acercaron hasta la plaza de Los Arcos para presenciar la entrada de la Comitiva real y la firma del notario real para otorgar el título de Villa a Alcorisa. Para celebrar este nombramiento, los danzantes bailaron al son de la música de los dulzaineros distintas coreografías consiguiendo animar a toda la plaza. Se trata de una recreación en la que los vecinos se implican de lleno voluntariamente, se visten con trajes de época y participan en las muchas actividades previstas para todos los gustos y edades. 

Los alcorisanos viven esta fiesta de calle desde el jueves a mediodía, cuando un pleno infantil en la Casa de la Villa dio comienzo a la programación. Los pequeños del colegio El Justicia de Aragón, se trasladaron hasta el Ayuntamiento vestidos del Siglo de Oro para transmitir a la corporación municipal sus inquietudes, críticas, preguntas, sugerencias y agradecimientos. Ese mismo día, hasta diez tabernas gestionadas por vecinos de la localidad abrieron sus puertas para ofrecer tapas, pinchos, tostadas y dulces, convirtiéndose así en uno de los mayores reclamos de la fiesta. Todas se esfuerzan por elaborar deliciosas creaciones con las que agradar a los villanos de la época, un trabajo que es premiado por la organización con un concurso de tapas. 

Fiesta en la calle

La música en directo todas las noches en la plaza de los Arcos ha sido, sin duda, otro de los puntos fuertes de esta edición, en la que se ha conseguido generar un ambiente de convivencia entre distintas generaciones. A lo largo de estos cuatro días, se ha podido disfrutar de hasta cuatro grupos de la provincia de Teruel, acompañados con otros de fuera, como pueden ser D’Colorao, los Drunken Cowboys, Bandurrock, Olaf y los Bidones, los Gazzapos Brass, la orquesta Palancia y Alademoska. 

La programación también incorporó una mañana ecológica de la mano de la Red de Semillas de Aragón, donde se pudieron observar simientes autóctonas, pero también una exposición de gallinas de razas muy peculiares. En la misma línea, se realizó en la mañana del viernes una interesante mesa redonda sobre olivar y huerta ecológica moderada por Rafael Peralta, presidente de Aprueba y un taller de reproducción de árboles con Carlos Gil. “Hoy hemos pretendido explicar a la gente los injertos más normales que se hacen tanto en invierno como en verano. Ahora nos es buen momento para casi ninguno de ellos, pero teniendo hoja las plantas sí que era una ocasión ideal para explicarlos”, declaró el experto en injertos Carlos Gil.

Asimismo, los aficionados a la gastronomía pudieron aprender y descubrir las potencialidades de los productos autóctonos con la presentación del libro Monumentos del reino vegetal del Pirineo Central, del cocinero Ismael Ferrer, quien sorprendió a todos con el helado de judía blanca que trajo para degustar. Del mismo modo, la exposición de lámparas de calabazas A-luz-in-arte, del artista Adolfo Pérez fascinó a cientos de personas que la han visitado durante estos días. Se trata de calabazas vaciadas y secas que han sido perforadas con diversos taladros para dar lugar a vistosas creaciones geométricas en cuyo interior se coloca luego una luz led. “A la gente le gusta ponerlas en el portal, porque es un lugar oscuro y así al abrir la puerta se ilumina todo el espacio con el dibujo de la lámpara. Incluso les ponen temporizadores para que todavía duren unos segundos después de cerrar la puerta de casa”, apuntó el artista Adolfo Pérez.

Visitas guiadas y expedición de la Inquisición

En la Fiesta de la Villa tampoco ha faltado un Mercado del siglo de Oro con productos artesanales y otros actos tradicionales que siguen congregando a un buen número de seguidores todos los años. Se trata de visitas guiadas por las calles del casco antiguo a cargo del licenciado Lacaba, quien explica cómo era Alcorisa en la época y por dónde discurría el trazado de su muralla. Del mismo modo, las expediciones de la Santa Inquisición con su carro para recorrer las calles en busca de brujas y pecadores, consiguen atraer a muchos curiosos hasta el casco viejo de la localidad. 

Los componentes de la llega volvieron a salir este año acompañados por alumnos de la Escuela de Música Tradicional en busca de la generosidad de los vecinos para la posterior subasta que tuvo lugar ayer en la plaza de Los Arcos, donde se pudieron adquirir ocas, conejos y pollos, pero también botellas de vino, un jamón, pastas y otros productos. Seguidamente, la música tomó el protagonismo con la suelta de gaiteros por las calles de la localidad y con la presentación del nuevo disco de la Coral Alcorisana dedicado a la Fiesta de la Villa en la iglesia de San Sebastián. Y ya tras la cena, los acordes de la orquesta Palancia tomaron la plaza y sirvieron de base para recuperar el baile del farolillo. 

Los actos continúan hoy con más música, ya que a las 9:00 la Campta realizará un pasacalles musical que finalizará en la plaza de los Arcos con una chocolatada para todos los madrugadores. Poco después, los amantes del baile podrán disfrutar con un taller de danza del Siglo de Oro y el mercado volverá a abrir sus puertas en la plaza de San Sebastián. Ya por la tarde, a partir de las 16:30 horas, los niños del colegio El Justicia de Aragón interpretarán danzas infantiles y disfrutarán de juegos tradicionales y seguidamente en la Casa de Cultura se proyectará el documental Alcorisa y sus leyendas, realizado por el Centro de Estudios Locales de Alcorisa con la participación del Grupo de teatro infantil y juvenil de la localidad.