Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La central de Andorra cerró el 30 de junio. Javier Escriche

Alrededor de 90 empleados de Endesa en la térmica de Andorra podrán acogerse a las prejubilaciones

Quedan 25 que tendrán que elegir destino, ya que cinco han optado por vacantes ofertadas

A punto de cumplirse una semana de la oferta presentada por Endesa para dar salida a los trabajadores de las centrales térmicas que pararon su actividad el pasado 30 de junio, compañía y trabajadores llegaron a un acuerdo. La eléctrica aceptó rebajar a los 56 años la edad para acogerse al Plan de Salidas Voluntarias, lo que para la planta de Teruel supondrá que alrededor de 90 trabajadores podrán prejubilarse a partir del uno de agosto.

Por otra parte, quedarían otros 25 trabajadores menores de 56 años que se tendrán que recolocar en puestos vacantes de Endesa Generación o de otras lineas de negocio. La eléctrica, según informó el presidente del Comité de empresa de la Central térmica de Andorra, Hilario Mombiela, “va a establecer un protocolo único para este excedente y ofertara a cada uno de estos 25 tres alternativas de empleo, que podrán ser en Generación, Distribución, Renovables, lo que la compañía considere”. Asimismo, les dará un plazo de varias semanas para que consideren cada una de las opciones, ya que la dirección de la eléctrica quiere que estén recolocados a partir del uno de septiembre.

El acuerdo suscrito entre los delegados sindicales y la compañía implica, además, que los trabajadores mayores de 63 años de otras lineas de negocio al margen de la generación eléctrica también se podrán acoger al Plan de Salidas Voluntarias. En este sentido, Mombiela indicó que “tenemos esperanzas que por ahí se generen vacantes más próximas a la zona y que los 25 del excedente se puedan reubicar más cerca de casa”.

Una de las reivindicaciones de la parte laboral en la negociación que se inició el martes de esta semana era que las plazas vacantes ofertadas a los trabajadores que no tienen posibilidades de prejubilación no se limitaran  a Endesa Generación, sino a otras alternativas de negocio. Sin haber logrado específicamente este objetivo, los trabajadores que deberán reubicarse tendrán opción de optar a las vacantes que se generen fuera de la generación eléctrica, pero de aquellos empleados mayores de 63 años que decidan acogerse al Plan de Salidas Voluntarias. 

Cinco ya han elegido

Por otra parte, al margen de estos 25 empleados que tienen que decidirse de aquí al uno de septiembre, hay otros cinco menores de 56 años que, “de manera voluntaria”, han optado ya por alguno de los puestos vacantes que ha ofrecido la compañía a su plantilla. Algunos se van a Tarragona, otros a Madrid y a Zaragoza.

El acuerdo se valora satisfactoriamente, aunque los trabajadores no han conseguido que se amplíe el Plan de Salidas Voluntarias a partir de los 50 años, tal y como fijaba el convenio colectivo que fue firmado en enero de este año. En este sentido, Mombiela declaró que “es complicado mejorar mucho la primera propuesta que presenta Endesa, lo sabemos por experiencia; hemos logrado que sea a partir de los 56 años y la empresa se ha negado en rotundo a rebajar más la edad de jubilación, así que algo es algo. No es lo que esperábamos, pero tal y como empezó la negociación, algo hemos conseguido”, enfatizó el presidente del Comité de empresa de Andorra.

A partir de ahora, los empleados de más de 56 años tendrán que decidir si se acogen a la prejubilación. Según Mombiela, “puede que algunos no lo hagan, porque si les queda poco tiempo para jubilarse, con una prejubilación solamente se percibe el 75% del salario, así que habrá que ver cuántos están interesados”. A unos 90 se les ofrecerá esta posibilidad. Por otro lado, los trabajadores que tienen que ser reubicados tienen que recibir las tres ofertas en los próximos días y elegir para estar recolocados el uno de septiembre.