Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Amplio dispositivo para intentar localizar a un hombre desaparecido en La Puebla de Híjar Amplio dispositivo para intentar localizar a un hombre desaparecido en La Puebla de Híjar
El hombre desaparecido

Amplio dispositivo para intentar localizar a un hombre desaparecido en La Puebla de Híjar

El rastro del anciano se perdió el martes en la Estación

Un centenar de voluntarios y varias unidades de Protección Civil y de la Guardia Civil asistidas por un helicóptero del Instituto armado buscan desde el miércoles sin éxito en el entorno de la estación de ferrocarril de La Puebla de Híjar a un hombre de 82 años cuya pista se perdió en la tarde del martes. 

El anciano, Antonio Hernández Ruiz, fue visto por última vez sobre las 19:30 horas del 3 de julio cerca de las piscinas, en el barrio de la Estación, donde tiene fijada su residencia. Su huerto, que frecuenta diariamente, está a unos 800 metros de su casa y en este entorno, en un radio de tres kilómetros de acción, es donde tuvo lugar la primera batida. 

“No tenemos ni un pequeño indicio”, lamentó el alcalde, Pedro Bello, quien destacó el carácter afable del desaparecido, “una persona de las más majas y carismáticas del pueblo”. 

En el rastreo, que continúa este jueves, participaron el miércoles media docena de patrullas de seguridad ciudadana de la Guardia Civil asistidas por un helicóptero de la base de la Benemérita en Huesca, así como varios vehículos de Protección Civil. Entre ambos cuerpos sumaron más de 30 efectivos, a los que se incorporó el Servicio Cinológico de Zaragoza (perros), informaron fuentes del Instituto armado. También asistieron un centenar de vecinos voluntarios que fueron reclamados mediante bando. 

Según explicó Bello, el operativo se puso en marcha después de que la familia echara de menos al anciano sobre las 15:30 horas del martes. Vive solo aunque habla por teléfono a diario con su hija, que reside en Zaragoza.

Fue visto por última vez con pantalón y camisa. 

El hecho de que tras cuatro horas de búsqueda no se encontrara ningún pequeño indicio del recorrido del hombre en las últimas horas avivó la preocupación. “Las hierbas en la zona de huerta están hasta arriba porque ha sido un año muy lluvioso”, manifestó Bello. Esto, unido a que Antonio “es una persona de talla pequeña”, dificulta el rastreo. “Por voluntarios no es”, aseguró el regidor, quien agradeció la celeridad y los medios que se pusieron a disposición para la localización del vecino.