Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Control en Andorra

Andorra, en confinamiento desde el día 12, reduce a la mitad su tasa de incidencia de Covid en la última semana

La Comarca turolense baja de 1.100 a 550 casos por 100.000 habitantes

La Comarca de Andorra-Sierra de Arcos, cuya capital lleva tres semanas en confinamiento perimetral y fase 2 por la alta incidencia del coronavirus, comienza a mejorar sus cifras de contagios. En la semana 39 (del 21 al 27 de septiembre) se ha reducido a la mitad la tasa de positivos por Covid-19 respecto a la semana anterior. En general, en la provincia mejora la situación y solo tres comarcas tienen una tasa mayor que la de Aragón.

Del 14 al 20 de septiembre Andorra-Sierra de Arcos alcanzó los 1.100 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes y del 21 al 27 se ha pasado a 550 por cada 100.000. A pesar de ello, sigue muy alejada de la tasa aragonesa que se sitúa en 180 casos por cada 100.000.

Otra de las comarcas turolenses que ha mejorado sensiblemente es la de Bajo Martín que ha pasado en este mismo periodo de 575 casos por 100.000 habitantes a 110.

Por el contrario, el Maestrazgo ha registrado su tasa más alta de toda la pandemia, alcanzando los 250 casos por cada 100.000, si bien hay que tener en cuenta que en las zonas con poca población las tasas se disparan con pocos casos y en esta ocasión podría estar relacionado con la decena de positivos aparecidos en los últimos días en la zona básica de salud de Cantavieja.  

También mantiene una incidencia elevada pero estable la Comarca Bajo Aragón, alrededor de 300 casos por cada 100.000 habitantes. 

Si bien en la semana 38 seis de las diez comarcas turolenses tenían una tasa por encima de la aragonesa (Andorra-Sierra de Arcos, Bajo Martín, Bajo Aragón, Jiloca, Gúdar-Javalambre y Comunidad de Teruel), la pasada semana solo fueron tres (Andorra-Sierra de Arcos, Bajo Aragón y Maestrazgo).

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, comentó a los medios de comunicación, tras confirmarse la prórroga del confinamiento perimetral en Ejea de los Caballeros una semana más, que en el caso de Andorra todavía tienen “un par de días para analizar la situación en la que se encuentra” antes de decidir si se prorroga esta medida para el control del coronavirus.

Por otro lado, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, afirmó ayer que la evolución de la pandemia en la región va “razonablemente bien”. Asimismo, incidió en que los colegios son “un lugar seguro”

El presidente opinó que está claro que el virus “no va a dar tregua” hasta que haya un antiviral o una vacuna que “acabe con esta pesadilla”. Aunque matizó que todas las zonas van a pasar por momentos mejores y peores. “Ahora Aragón se puede decir que está razonablemente bien, los contagios están contenidos, sobre todo en el espacio de la comunidad donde más preocupante es que se propague el virus, que es en la ciudad de Zaragoza”, aseguró Lambán.

En este punto, el líder autonómico matizó que, aunque la propagación de la pandemia es preocupante “en todos los municipios”, en los núcleos con menos población es más fácil de contener que en Zaragoza, “por razones de tamaño, de movilidad y de dinámica económica y social”.

Asimismo, dijo que las últimas cifras sitúan a la Comunidad en “unos parámetros tranquilizadores”, aunque “a corto plazo no estamos exentos de rebrotes, de recrudecimiento de la situación”, advirtió.

Inicio del curso escolar

En este contexto, el presidente de Aragón hizo referencia al inicio del curso escolar. “Hasta ahora se viene cumpliendo nuestro pronóstico de que las aulas son un lugar seguro. Se han hecho 4.500 PCR a alumnos de los colegios aragoneses y solo ha habido cinco positivos”, señaló y matizó que aunque hay niños que dan positivo en las cifras generales de Covid, en los colegios es “prácticamente inexistente” el número de personas que da positivo.

Respecto a la situación por la que atraviesa la Comunidad de Madrid, Lambán aseguró que ya había expresado su solidaridad con Isabel Díaz Ayuso “y con todos y cada uno de los presidentes autonómicos” porque aseguró que sabe “lo difícil” que es afrontar este tipo de situaciones. “Lo he sufrido en carne propia”, dijo.