Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Andorra reitera su petición al Gobierno de una Oficina para la Transición Ecológica Andorra reitera su petición al Gobierno de una Oficina para la Transición Ecológica
Ciércoles, Amador y Galve, en rueda de prensa en el ayuntamiento de Andorra. M. N.

Andorra reitera su petición al Gobierno de una Oficina para la Transición Ecológica

La sede descentralizada agilizaría la burocracia de los proyectos empresariales y lucharía contra la despoblación

El Ayuntamiento de Andorra insiste en que la localidad tenga una Oficina descentralizada para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para agilizar la tramitación de los proyectos empresariales que no se terminan de concretar porque la burocracia “no es tan ágil como requiere la situación” tras el cierre de la central térmica. 

Así lo reiteró el alcalde de la villa minera, Antonio Amador, después de que la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, anunciara el lunes la posible ubicación de una institución o una estructura del Estado en la provincia del Teruel, si bien rehusó "adelantar noticias" y dar más detalles del asunto.

Calvo asistió a principios de semana a la toma de posesión de Silvia Gil como jefa de la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel y, tras el acto, explicó a los periodistas que una de las "ideas importantes" del presidente, Pedro Sánchez, para combatir la despoblación es ubicar algunas instituciones en los territorios más despoblados para ayudar a fijar población y crear "expectativas de futuro".

Amador recogió el guante y este viernes, en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado del teniente de alcalde, Juan Ciércoles, y del concejal Alejo Galve, reiteró la petición que ya realizó el consistorio el 25 de mayo de 2020, cuando además de solicitar esta oficina reclamó que Andorra fuera reserva estratégica para la producción de material sanitario.

La oficina “agilizaría tramitaciones”, defendió el regidor, que lamentó que los inversores tienen que  esperar en este momento de 12 a 15 meses desde que visitan todas las administraciones hasta que estas resuelven todas sus solicitudes, principalmente ayudas Miner.

“Es el momento de culminar lo que se anunció por parte del Gobierno de España”, dijo Amador en referencia a las palabras de Calvo. “Esta oficina plantearía parte de la solución al problema que está encima de la mesa” y, en opinión del alcalde, sería “efectiva para la lucha contra la despoblación”. Eso sí, apuntó, “requiere de voluntad política”.

El alcalde aseguró que Andorra cuenta con edificios en los que esta oficina satélite del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico podría instalarse “en corto periodo de tiempo”.

Lenta burocracia

“El problema de Andorra no será la falta de proyectos sino la burocracia”, dijo Amador. “El tiempo pasa inexorablemente, vamos para un año del cierre de la central”, recordó el alcalde, que no encuentra mejor emplazamiento para la descentralización que “una comarca inmersa en la transición ecológica” que forma parte de “una de las provincias más afectadas por la despoblación”. 

Por ello, pidió al Gobierno que permita la “concentración, coordinación y simplificación de las tareas administrativas y burocráticas” que afectan a los expedientes de instalación de empresas, a modo de ventanilla única. “Hay multitud de líneas de apoyo que nos hacen atractivos, pero cada una tiene su administración y plazos. Es una locura”, lamentó Amador.

Preguntado por las cinco empresas que anunció el presidente de Aragón, Javier Lambán, durante la visita de la actual vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, hace 27 meses a Andorra, Amador dijo que “hay empresas que se han replanteado proyectos de inversión” a raíz de la pandemia, “otras no han salido y también han aparecido nuevas”. 

El regidor aclaró que hay proyectos afectados por la farragosa tramitación, si bien no ha caído ninguno por esta cuestión. 

El alcalde indicó que el momento idóneo para instalar la citada oficina es ahora, pues “van a llegar fondos europeos a lo largo de los próximos años”, y recordó que en Ponferrada (León) ya hay una oficina satélite, Ciuden, que “mejora la gestión de los recursos” de transición justa.

La de Andorra contaría con decenas de puestos de trabajo que “revitalizarían la localidad”, lo cual “también es luchar contra la despoblación”, defendió.

El regidor reconoció que “es preocupante” que la única generación de empleo palpable sea el desmantelamiento de la térmica, al que pronto se unirá el desarrollo de los parques renovables, si bien recordó que generan ingresos con los que amortizar los 2,5 millones de euros que el Ayuntamiento deja de recibir por el cierre de la térmica. 

“Hay proyectos de futuro y hasta que se puedan materializar hay actividad generadora de empleo para que la gente no se vaya”, concluyó.