Síguenos
Andorra-Sierra de Arcos trabaja para que el circuito de ocio en la naturaleza de Alloza esté acabado en noviembre Andorra-Sierra de Arcos trabaja para que el circuito de ocio en la naturaleza de Alloza esté acabado en noviembre
Plano del circuito familiar de ocio en la naturaleza, ubicado junto al Calvario de Alloza. Gracia Aguilar Estudio de Arquitectura

Andorra-Sierra de Arcos trabaja para que el circuito de ocio en la naturaleza de Alloza esté acabado en noviembre

Incluye escalada, aventura, tirolinas, puentes y toboganes
banner click 244 banner 244

La Comarca Andorra-Sierra de Arcos espera tener concluido en noviembre el circuito familiar de ocio en la naturaleza junto al Calvario de Alloza. Tendrá una extensión de 6.200 metros cuadrados e incluirá zonas de escalada, circuitos multiaventura, laberinto, juegos con seguridad pasiva, toboganes y tirolinas.

La institución comarcal ha sacado a licitación por 341.360,78 euros (IVA incluido) el suministro y colocación de mobiliario necesario, la fijación de estructuras y las actuaciones de preparación del terreno. Las ofertas pueden presentarse hasta el 25 de marzo. Está previsto que los trabajos comiencen en abril, con un plazo de ejecución de siete meses.

La comarca financiará las actuaciones con 200.000 euros del Fondo de Inversiones de Teruel 2021, y el resto con cargo al Plan de Sostenibilidad Turística en Destino en el que trabaja, que moverá un presupuesto de 3 millones de euros en tres años. Es por ello que la comarca ha convocado la plaza de interventor. El Ayuntamiento de Alloza cederá los terrenos de forma temporal.

El proyecto, redactado por Gracia Aguilar Estudio de Arquitectura y Urbanismo, explica que el circuito va destinado al disfrute de grupos familiares con niños de entre 5 y 12 años. “Queremos que el público familiar, que está viniendo cada vez más, pueda alargar su estancia con más opciones a su disposición”, explicó la presidenta comarcal, Marta Sancho.

El proyecto

El proyecto plantea distintos circuitos de actividades o retos a desarrollar en suelo, roca y estructuras adicionales, haciendo uso de los árboles siempre y cuando las condiciones de seguridad lo recomienden.

Habrá una primera zona de escalada en horizontal o boulder, proyectada en la pequeña caseta existente, y una segunda en una zona de roca.

Además, se instalarán cuatro circuitos multiaventura por toda la superficie de intervención que atravesará los árboles. Las metas  de los recorridos se corresponderán con otros atractivos del proyecto, como el laberinto y el parque infantil de seguridad pasiva.

En cuanto al laberinto, de 600 metros cuadrados de superficie, tendrá la silueta territorial de la comarca. La dará a conocer y ubicará sus puntos de interés.

Con respecto al juego de seguridad pasiva, tendrá una capacidad máxima de 65 personas. El conjunto lo formarán cuatro torres con 14 puentes distribuidos en dos niveles, con tirolinas. Habrá también juegos de escaleras de troncos y rampas, o puente himalayo móvil, entre otros.

Habrá también un área de juegos de suelo, dos toboganes y zona de descanso. Los usuarios del equipamiento utilizarán el aparcamiento de acceso al Calvario, uno de los más antiguos de Aragón y con cipreses centenarios.