Síguenos
Andorra solicita al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que Teruel sea “preferente” para la industria sanitaria Andorra solicita al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que Teruel sea “preferente” para la industria sanitaria
Ciércoles, Amador y Ruiz, en la rueda de prensa en el salón de plenos del ayuntamiento de Andorra. M. N.

Andorra solicita al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que Teruel sea “preferente” para la industria sanitaria

El alcalde pide por carta a Ribera una Oficina para la Transición Ecológica y Reto Demográfico

El Ayuntamiento de Andorra ha pedido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) que considere a la provincia de Teruel, especialmente a las comarcas mineras, como “zona preferente y de referencia para el desarrollo de la industria del material médico y asistencial”, una capacidad de autoabastecimiento que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, instó a recuperar en una comparecencia reciente. 

Así lo recoge una carta que el consistorio envió el martes a la vicepresidenta cuarta del Gobierno de España y ministra del ramo, Teresa Ribera, con tal de posibilitar tanto una “transición justa tras el fin del sector minero-eléctrico” ante el cierre de las minas de carbón y de la Central Térmica Teruel de Endesa, como medidas efectivas ante el reto demográfico.

En la misiva, el Ayuntamiento de Andorra se ofrece también a instalar en Andorra “la Oficina para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico”, dependiente del nuevo Instituto para la Transición Justa, que se encargue de “captar, gestionar, tramitar y administrar las inversiones propuestas para revitalizar las zonas afectadas por el fin del sector minero-eléctrico”, incide el escrito, presentado en rueda de prensa por el alcalde, Antonio Amador, y por los concejales Sebastián Ruiz y Juan Ciércoles. 

“Posibilidad real”

El alcalde, firmante de la carta, entiende que la instalación de empresas de la industria del material médico y asistencial es una “posibilidad real que atiende a una necesidad urgente y que resultaría de enorme utilidad para una provincia singular, que sufre al mismo tiempo la necesidad de acometer una transición ecológica que conlleva un impacto significativo en la economía y en la sociedad y una acuciante crisis demográfica que requiere de soluciones rápidas”. 

“El equipo de gobierno de Andorra tiene una obsesión: buscar oportunidades allí donde sale cualquier necesidad”, dijo Amador en rueda de prensa, por lo que presenta la propuesta “cogiendo el guante del presidente Sánchez el pasado 26 de abril”. Entonces dijo que “una de las lecciones de esta situación es que España necesita capacidad de autoabastecimiento e industria propia”, al tiempo que “señaló la deslocalización industrial de material médico y asistencial como uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos como sociedad tras la pandemia”.

A un mes del cierre de la térmica y con la situación de despoblación que vive la provincia, Amador considera que ha llegado el momento de que el Miteco adopte “medidas firmes que muestren el compromiso para aportar soluciones al territorio en las dos direcciones”.

Para el regidor, se trata de “opciones de rápida aplicación, relativamente sencillas y que, entendemos, garantizarían una diversificación industrial y económica, que es lo que necesitamos”. 

Amador aseguró que ha consultado “con empresas que se dedican o se van a dedicar a esto” antes de hacer el planteamiento al ministerio, por lo que la opción es viable, “real y posible”.

El primer edil instó a “darle la vuelta” al monocultivo del carbón con soluciones como esta. “Podemos ser durante los próximos 50 años una provincia que esté especialmente vinculada con el sector sanitario y con la salud. Es una apuesta, hay mecanismos para realizarlo y, si bien es verdad que las empresas se instalan donde quieren, un gobierno puede propiciar que una zona sea preferente”, argumentó el responsable. 

Teruel y las comarcas mineras tienen “terrenos y ayudas por su idiosincrasia”, por lo que entre las “innumerables propuestas” para realizar esa transición justa –hasta 82, según el Protocolo de Actuación para la elaboración del Convenio de Transición Justa firmado la semana pasada entre el ministerio y el Gobierno de Aragón– piensa que habría cabida para empresas que fabrican material sanitario como mascarillas, batas y otros componentes. 

Agilizar los parques

En otro orden de cosas, el consistorio andorrano pide al Gobierno central que agilice la tramitación administrativa de proyectos como los parques renovables, pues “se va a necesitar mano de obra de manera inmediata” que, junto a las labores de desmantelamiento de la central térmica, pueden ser un revulsivo para emplear a los trabajadores de las subcontratas que serán despedidos en los próximos días. 

En este sentido, Amador pidió la instalación en Andorra de esa Oficina para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que, entre otras cosas, agilice trámites. El alcalde pidió que tenga “una dotación de personas y económica del propio Gobierno de España” para captar inversiones y servir de ventanilla única en la que el inversor pueda disponer de toda la información, especialmente sobre las líneas de ayudas a su disposición. “La concesión de ayudas es excesivamente larga y más en una situación como la actual”, aseveró.

Los cursos de Endesa comenzarán “a la mayor brevedad” y en varios edificios

Los cursos para el desmantelamiento de la térmica y el montaje de los parques fotovoltaicos se iniciarán “a la mayor brevedad posible”, dijo Amador, que explicó que el ayuntamiento y Endesa barajan “nuevos espacios municipales” más allá del CEA Ítaca-José Luis Iranzo para realizarlos en pequeños grupos que se adecuen a las normas de la desescalada. 

La formación debía haber comenzado el pasado 14 de abril, pero por la pandemia se tuvo que posponer. Sin embargo, el cierre de la térmica no espera, por lo que “el objetivo es tener a la gente formada cuanto antes para que, en cuanto el ministerio autorice el cierre de la central, haya gente en Andorra preparada, formada y homologada para hacer las tareas de desmantelamiento”. 

En este punto, Amador recordó que solicitó al gabinete de Teresa Ribera “que no autorizase el cierre hasta que hubiera gente formada”. 

Esa orden oficial de clausura, que no afectará al funcionamiento de la planta porque por normativa europea solo puede llegar hasta el 30 de junio, “autorizará a poder realizar las tareas de desmantelamiento”, dijo el regidor, con un cronograma establecido y una planificación de “necesidad de mano de obra concreta en cada una de las fases”, concluyó.