Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Trabajos de explanación del polígono Peña Negra de Ariño. Marcos Navarro

Ariño explana el polígono Peña Negra para reducir a una hasta ocho parcelas

Se instalará mayor potencia eléctrica en el área y la dotarán de agua industrial, más barata

El Ayuntamiento de Ariño ha empezado las obras de explanación del polígono Peña Negra, trabajos que ejecuta Aragonesa de Obras Civiles, a la que le fue adjudicado el contrato por un montante de 250.000 euros. Las obras consisten en allanar las ocho parcelas que componen el área hasta convertirlas en una única que tendrá más de 15.000 metros cuadrados.
Asimismo, la actuación implicará la ampliación de la potencia eléctrica que tiene actualmente el polígono, la conexión de los servicios de gas y el abaratamiento del precio del agua, gracias a que se conectará el polígono con una concesión industrial que tiene el Ayuntamiento desde hace algunos años.
La obra cuenta con ayudas del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) y del Plan de la Minería y se completa con aportación municipal, indicó el alcalde de Ariño, Joaquín Noé, quien explicó que el objetivo de la actuación es hacer más atractivo el polígono para la atracción de empresas generadoras de empleo. El Ayuntamiento, según dijo, está en negociaciones con una empresa para su implantación en la zona, pero "el acuerdo no está cerrado".
Las obras de explanación del polígono Peña Negra vienen complementadas con la mencionada conexión mediante un ramal al abastecimiento de agua industrial que tiene concedido el Ayuntamiento. Esta parte de la actuación tendrá un coste de 95.000 euros. 
Según apuntó Noé, se trata de agua "no tratada, más barata que el agua de boca que tenemos en Ariño y que se potabiliza en la planta de Oliete y después llega al pueblo y al polígono". El agua industrial "está conectada de momento sólo hasta las instalaciones de Samca, así que lo que tenemos previsto es la instalación de una conducción para completar la tubería general hasta el polígono Peña Negra”. Se trata, dijo, de “agua más barata que la que está potabilizada, y eso puede ser atractivo para empresas  que estén buscando algún lugar donde implantarse o que quieran ampliar instalaciones", añadió el alcalde.

De ocho parcelas a una
El polígono Peña Negra está formado por ocho pequeñas parcelas. La intención del ayuntamiento es proceder a la reparcelación de todas ellas, con la finalidad de unirlas y que resulte un terreno único de 15.025 metros cuadrados en total. 
Esa sería la primera fase de los trabajos, que vendrán complementados más adelante con la construcción de varias edificaciones para uso industrial. En el polígono actual ya hay una nave que pertenece al Ayuntamiento de Ariño.
Además del acondicionamiento de la parcela, la obra se completará con una urbanización y la puesta en funcionamiento de las redes de saneamiento, pluviales, drenajes, etc.

Nuevo abastecimiento
El alcalde de Ariño incidió en la importancia que tendrá para el polígono la traída del agua de tipo industrial, puesto que abaratará mucho los costes para cualquier empresa que desarrolle en este punto su actividad.
El Ayuntamiento tiene una concesión de 70,56 litros por segundo de caudal medio equivalente en el Paraje del Ciprés, en la margen derecha del río Martín. Se trata de un sondeo de 140 metros de profundidad que ya cuenta con una electrobomba sumergida instalada a 30 metros y que tiene una capacidad para  impulsar un caudal superior a los 35  litros por segundo a una altura de más de 120 metros, según el proyecto de obras.
Con este equipo se bombea el agua al depósito de hormigón que se encuentra en el polígono Peña Negra a través de una tubería de PVC que tiene casi 2.000 metros de longitud. El sondeo no sólo está perforado ya, sino que también está electrificado y equipado, y también está instalada la tubería de conexión entre la captación y el depósito. Igualmente está puesta a punto la conexión de esta conducción con una balsa de regulación en las instalaciones del Grupo Samca, al objeto de poder ser utilizada como agua de proceso en aquellas actividades que no precisan de una calidad de agua elevada.
Según el proyecto de la obra, se utilizará un depósito circular exterior al polígono industrial como la reserva de agua de pozo para el polígono industrial, quedando depósito de hormigón existente para agua potable exclusivamente.