Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La polémica puerta. José Puche

Campaña de firmas para que se retire la puerta metálica en el acceso al espacio natural de El Parrisal de Beceite

Se ha colocado para controlar el número de visitas

La instalación de una puerta por parte del Ayuntamiento de Beceite/Beseit que impide el paso tanto a pie como en bicicleta al espacio natural de El Parrisal ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas a través de Change.org.

El grupo que ha puesto en marcha la petición denuncia que se trata de una actuación "abusiva, ilegal, unilateral y sin sentido" por parte del Ayuntamiento de Beceite y considera que se está generando "un grave perjuicio paisajístico y rechazo social".

Desde empresas turísticas de la localidad apuntan a Efe la "mala imagen" que se da para el turismo en un momento en el que se está empezando a poner de nuevo en marcha la actividad turística tras el parón por el decreto de estado de alarma por la pandemia de la COVID-19.

Recuerdan que se trata de "un espacio medioambientalmente protegido" que se encuentra dentro de la Red Natura 2000 como LIC (Lugar de Interés Comunitario) por lo que para una instalación de estas características es necesario pedir permiso al Inaga, además de ser paso de fauna y la Vía Pecuaria número 12 denominada paso del Parrizal.

Además, explican que fue el propio ayuntamiento de la localidad de la Comarca del Matarraña/Matarranya la que solicitó que se incluyera del Dominio Público Pecuario, así como que se encuentra dentro del Dominio Público Hidráulico por estar situada a menos de 100 metros del cauce del río Matarranya.

Para los impulsores de la campaña, la "excusa" del Ayuntamiento como forma de controlar el aforo por el coronavirus "no deja de ser una mala excusa" y consideran que detrás están "las ansias recaudatorias y su sin sentido" porque el aforo ya está controlado con el número de vehículos estacionados con el aparcamiento disuasorio además de que puede no ser una medida temporal sino "definitiva".

Por todo ello consideran que la instalación de la puerta es "ilegal y está colocada sin permiso de las autoridades competentes, en este caso, la Confederación Hidrográfica del Ebro como policía del río Matarraña y el Departamento de Medio Ambiente como responsable del monte de utilidad pública y la vía pecuaria (paso de ganado) cerrada".

También insisten en que lo que se pretende desde el consistorio es "controlar el aforo en la ruta de las pasarelas del Parrisal, pero recuerdan que en la zona existen otras rutas como la Belenguera, Moletes de Arany o los estels del sud.

Asimismo señalan que se trataría de una ocupación de una vía pecuaria sin autorización y la instalación de obstáculos que impida totalmente el transito de ganado o los demás usos compatibles o complementarios, como el paseo y la práctica del senderismo, que la Ley recoge como "infracción muy grave".